Ray Collins’ Hot Club: Gran noche de baile en Madrid

Crónica del concierto de Ray Collins’ Hot-Club el jueves 23 de febrero en la sala Caracol de Madrid, con entradas agotadas desde varios días atrás.

Los que todavía echábamos de menos las visitas anuales a nuestros escenarios de Royal Crown Revue, no pudimos menos que celebrar el anuncio de esta gira en salas de Ray Collins’ Hot-Club, ya sobradamente rodados por nuestro país en todos los festivales que se han encontrado a su paso.

Ray Collins' Hot Club crónica 2017 Madrid.1

No es fácil conseguir que estos alemanes salgan a tocar para más de un par de fechas; no sólo compaginan la música con otros trabajos, sino que además viven desperdigados por toda Alemania. Siendo toda una orquesta con cerca de una decena de músicos, entendemos que reunirse para ensayar debe ser bastante complicado. No sabemos muy bien cómo lo hacen, pero en directo nada lleva a percibir esas limitaciones; de hecho probablemente sea lo que les conceda la fuerte dosis de espontaneidad que caracteriza al grupo.

Con ‘The Hot-Club Is Coming To Town’ empezaban muy acertadamente el concierto, acelerando el ritmo poco a poco según iban entrando en faena. ‘Cheap Wine’, ‘Shaking That Boogie’ y ‘Don’t Drop’ nos mostraban ya el eje fundamental sobre el que giran sus canciones: bebida, mujeres y boogie, mucho boogie. El frontman Andreas Kollenbroich, no sólo compone y dirige a la banda, se encarga también de todos los aspectos que intervienen en escena: antes de ‘Down In Hell’ le pide al encargado de las luces que baje la intensidad para crear la atmósfera apropiada.

Ray Collins' Hot Club crónica 2017 Madrid.9

Con un repertorio muy bien equilibrado entre toda su discografía, vamos disfrutando de ‘The Shit’, ‘Drunk’, ‘Knock Out Boogie’, ‘Lord Oh Lord’, ‘High Life’… enlazan temas propios y versiones, que nos suenan al mismo nivel: entre sus canciones tienen ya un buen montón de clásicos. No necesitan setlist; dan la sensación de ir tocando lo que les apetece, dejándose llevar con total naturalidad. Entre el público, pocos se resisten a mover los pies y algunas parejas experimentadas hasta consiguen hacerse sitio en una abarrotada pista de baile.

Andreas presenta ‘Long Ago’ diciendo “esta es una canción sobre los viejos tiempos…”. No podemos negar que la nostalgia es un componente significativo en este Hot-Club: al fin y al cabo, son una orquesta que se mueve alrededor de los viejos cánones del swing y rhythm and blues (su vestimenta, puesta en escena, etc, tampoco llevan a engaño). Sin embargo, no resultan meros revivalistas y consiguen trascender a un estado de intemporalidad donde tampoco importan las delimitaciones geográficas que nos harían asombrarnos de que un grupo alemán suene tan “americano”.

Ray Collins' Hot Club crónica 2017 Madrid

Acercándonos ya hacia el final, ‘Barefoot’, probablemente su tema más conocido y el más irresistiblemente bailongo, supone unos de los momentos más intensos del concierto. La conexión entre grupo y público ya era total, y se acentúa aún más cuando llegan los bises y parte de la sección de vientos se baja del escenario para mezclarse entre la audiencia. ‘Bye Bye Paris’ nos va adelantando ya la inevitable despedida.

Con la satisfacción de una noche muy bien aprovechada y con las buenas vibraciones que transmiten, dimos por terminado el baile y les dejamos marchar hasta su próximo destino, probablemente con otro merecido llenazo como en Madrid.

Ray Collins' Hot Club crónica 2017 Madrid.6

Crónica y fotos CGM y Ángel Manuel Hernández Montes.

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

Arrancó el GetMAD! Festival en Madrid

Crónica de los conciertos del festival GetMAD! celebrado en la sala BUT...
Leer Más