Whitney Rose. Otro dulce del bendito Canadá

¿Qué tienen las tierras canadienses que nos han venido regalando puntualmente deliciosas joyas musicales desde que el folk y el country lo son? Creo que por derecho propio, cuando hablemos de música americana, debemos referirnos a todo el norte de América. Las canadienses son tierras mucho más libres que los Estados y que nos ha dejado maravillosas personalidades dentro de nuestro adorado mundo. La lista es infinita, por ejemplo, Leonard Cohen, Neil Young, Joni Mitchell, el super grupo progresivo Rush y, por supuestísimo, la banda por antonomasia, THE BAND. Sólo esos cinco ya son los pilares de la música americana moderna con los que podríamos conformar un tejido suficientemente consistente para estar disfrutando y hablando durante horas de influencias musicales que han marcado época. Aunque la lista no se queda ahí, ya más lejos del folk y la tradición, encontramos nombres de indudable calidad como: Alanis Morissette, Celine Dion, Michael Bublé, Bryan Adams, Arcade Fire, Sarah McLachlan, K.D. Lang, Paul Anka, Nelly Furtado, Avril Lavigne, etc…

P1070742

Pues bien, últimamente las frías tierras del norte del continente nos dejan otro regalito en forma de diva absoluta de la música country, la dama que es Whitney Rose. Una delicadeza infinita que ha asimilado en su ser todas las raíces condensadas de lo que, en teoría, tendría que estar ocurriendo sólo en Nashville y Texas. Al escuchar a Whitney cantar el viaje musical nos coloca en la época dorada del Grand Ole Opry, aquel que vio nacer a las principales estrellas de le música country, allá cuando la música salía de los corazones sin muchas más pretensiones que desgarrarnos el alma en cada acorde, en cada riff, en cada poesía que acompañaba las perfectas melodías. Vaya si se le agradece a Whitney que a fecha de hoy nos coloque con su música, elaborada en nuestro tiempo, en una época en la que todo tenía otro sentido, porque, simplemente, tenía sentido.

P1070703

El pasado jueves, 6 de Abril, tuvimos la fortuna de comprobar todo esto en directo sobre el escenario de la madrileña sala Café Berlín, una resurrección que nos llena de gozo y alegría. La sala suena realmente bien y en las dos últimas ocasiones que hemos estado, con Laura Cantrell y Whitney Rose, podemos aseverar que es lo más parecido que tenemos en España y probablemente en Europa a archiconocido Bluebird Café de Nashville. La sala acoge en sus conciertos de modo gratuito a niños menores de 16 años y ese es otro de sus alicientes. Aprovechemos pues la ocasión de adoctrinar a nuestros pequeños en estas creencias country. Un entorno en el que se crea un ambiente especial, un halo que envuelve a los artistas que se suben en el escenario para dar un espectáculo íntimo en comunión con el público. El sentimiento en el escenario debe ser lo más cercano a estar tocando, dando un paseo entre los asistentes, llegando a todos con la música y el sentimiento que el artista genera. Un diez absoluto para el Berlín y para los responsables de sacar adelante este tipo de salas, con tanto gusto y acierto. Es de agradecer también el empuje de la organización de Huercasa Country Festival y de sus, ya imprescindibles, Huercasa Nights, en esta ocasión de la mano de Heart Of Gold, para traernos calidad y más calidad a nuestros escenarios. Está claro que el respetable responde y suplicamos que la cosa siga así por ambas partes.

P1070820

No sabemos si la influencia del Café Berlín o el estado de gracia de la Whitney y de su más que solvente banda, pero el caso es que disfrutamos de un show precioso en el que se alternaban las mecedoras y tranquilas melodías con los trallazos country de pura cepa. Momentos que no podemos dejar de contar de la noche, como destacados, son el momento en el que Whitey ataca una espeluznante versión del clásico de Mark James popularizado por Elvis“Suspicious Minds”. Una auténtica maravilla de la que podéis ser testigos en el vídeo que os dejamos en esta misma crónica. Nos quedamos además con la rabia de la interpretación del clásico popularizado por Lesley Gore en los 60, “You Don’t Own Me”, un alegato contra todos esos cafres que se creen que el término “mi mujer” tiene un sentido literal y que Whitney dedicó a todas las mujeres de la sala, reivindicando la injusticia de tener que cargar con muchas más tareas que los hombre, por el simple hecho de ser mujer.

Nos quedamos también con “Analog”, un tema del EP “South Texas Suite” que Whitney viene a presentar en esta ocasión. El corte está escrito por su amiga, Brennen Leigh, otra joyita que al igual que Whitney os recomendamos descubrir. La canción se refiere a un reloj analógico, en contraposición al digital, y representa las tradiciones que se han ido degenerando con el paso del tiempo, tradiciones que Whitney quiere recuperar y que nos resume en una sola frase: “Keep it simple!”. Destacamos de entre el set también la maravilla que es “The Devil Borrowed My Boots”, de su anterior publicación “Heartbreaker Of The Year”.

P1070782

Whitney Rose, además, convirtió su concierto en un homenaje al gran Merle Haggard, como podréis ver en el tema sorpresa del vídeo. Merle Haggard, al que justamente esta noche, aniversario de su nacimiento y muerte, se le rendía tributo también en Nashville bajo el nombre de “Sing Me Back Home: The Music of Merle Haggard” con un cartel realmente impresionante completado por Keith Richards, Willie Nelson, John Mellencamp, Kenny Chesney, Miranda Lambert, Dierks Bentley, Loretta Lynn, Toby Keith, Hank Williams Jr., Kacey Musgraves. Lynyrd Skynyrd, John Anderson, Bobby Bare, the Avett Brothers, Alison Krauss, Jamey Johnson, Ronnie Dunn, Alabama, Billy Gibbons, Warren Haynes, Lucinda Williams y Connie Smith.

P1070800

Lo dicho, Whitney Rose es otro regalo de Canadá, esta vez en forma de Gran Dama. Un regalo que acaba, prácticamente, de empezar a rodar y que nos va a dar muchas alegrías. Parece que nuestro país le gusta, ya estuvo en el festival de Riaza, y seguro que pronto la volveremos a tener por aquí con nuevas piezas que presentarnos bajo el brazo y, sobretodo, dispuesta a remover en nuestros corazones, a explorar nuestros sentimientos y a llevarnos de paseo por los valles de Tennessee y Texas. ¡A disfrutar!

Sing-Me-Back-Home-Poster-980x1302

Escrito por
More from Javier Naranjo

Grant Lee Phillips. El origen de la Americana, el aliento del Buffalo.

Uno de los máximos exponentes de la Americana pasa por la capital...
Leer Más