Augie Burr & ETB recuerdan la melancólica grandeza de Roy Orbison

Frío en las calles. Otoño teñido de lluvia la noche del 4 de noviembre de 2017 dentro del IV ciclo Acaraperro. Pero nada de eso importa si Augie Burr & ETB (Elvis Tribute Band) deciden evocar el legado de Roy Orbison en la barcelonesa sala Rocksound. Conviene apuntar que bajo ese nombre se esconde un cantante y guitarrista llamado Agustí Burriel al que conviene seguir de cerca. Su trabajo con los Velvet Candels, Big Jamboree o los mismos ETB constituye una garantía total y absoluta. De todos es sabido que puede acercarse a las tesituras vocales del Rey sin sonrojarse –célebres fueron sus conciertos junto a la TCB Band y Dennis Jale-, pero Orbison es, sencillamente, otra cosa. Ni mejor ni peor, sino sencillamente distinto y, para cualquier cantante que se precie de serlo, todo un reto. Además, era la primera vez en la que estos músicos se atrevían a emular al artista tejano, con lo que no faltaba una dosis añadida de nervios. Pero Agustí, que se disculpó repetidamente por tener la voz tomada por un catarro, estuvo a la altura de lo que se esperaba de él. Brillante. No es la primera vez que lo afirmo ni creo que sea la última.

Augie Burr & ETB Barcelona Roy Orbison.6

                La idea era repasar “Crying” (1962), uno de los álbumes más clásicos de Big O, como era conocido el cantante y compositor estadounidense, pero por supuesto, la noche dio para añadir otras piezas a un recital impecable de principio a fin. Una de ellas fue “You Got It”, aquel maravilloso tema que abría “Mystery Girl” (1989), una obra maestra que devolvió a Roy a lo más alto justo después de que un ataque al corazón nos arrebatara su alma un fatídico 6 de diciembre de 1988. Sobre ese disco debatimos Xavi Martínez -redactor de la revista Ruta 66 y artífice de la web Rock On-, y un servidor a cuento de esa biografía que escribí sobre el verdadero protagonista de estas líneas, Conexión Orbison. Más allá de Pretty Woman(Lenoir Ediciones), poco antes de la actuación. Por cierto, mil gracias a Xavi por su saber hacer en la citada charla y a los chicos de Producciones Acaraperro por todas las facilidades ofrecidas.

Federico Navarro y Xavi Martínez Barcelona

                Burriel y los suyos mezclaron con intuición medios tiempos, baladas y algún tema más acelerado –no podía faltar “Oh, Pretty Woman” en la que el guitarrista Maren Pérez fue francamente original con su solo-, y lograron que aquellas producciones con tanta orquestación sonaran más directas gracias a un formato genuinamente rockero. De hecho, se trató de algo muy parecido a lo que el propio Orbison ofrecía sobre los escenarios. Con una base rítmica en la que el bajo de Luis Martin se pegó como una sombra a la batería de Armand Albertí, el resto del grupo supo que caminaba sobre seguro. También puso de su parte David Bird desde el teclado, lo que proporcionó atinados matices a dulces canciones como “Wedding Day” o una soberbia “In Dreams”. En la memoria, despertaron piezas más olvidadas pero igualmente hermosas. Abandono este texto con una de ellas, “Our Summersong”, un amor de verano vestido con la melancolía de Roy Orbison e interpretado una noche de otoño.

Fotos por Enric Minguillón.

Augie Burr & ETB Barcelona Roy Orbison.7

 

Escrito por
More from Federico Navarro

The Foxholes y La Broma Negra, talento al margen del sistema

Presentación del nuevo disco de The Foxholes "Sci-Fox" el pasado 11 de...
Leer Más

Deja un comentario