Golden Grahams: El acierto de un detalle realmente hermoso

Barcelona. Octubre de 2017. Se explicará, en los libros de historia, que fueron días de manifestaciones, política, miedos y dudas en la capital catalana. Pero se olvidarán pequeños detalles, cuestiones que, quizás, afecten a unos pocos pero que también tienen su importancia. Y mucha. Porque el arte es algo cuyo valor sólo crece con el paso del tiempo. Se contará que hubo o, mejor dicho, hay –pues debo regresar al presente al menos en esta frase-, un grupo llamado Golden Grahams que un día 8 del citado mes y año encendió la Sala Rocksound al ritmo de su creatividad. Y no fue poca cosa, pues cuando Brian Nonell -convertido en guitarrista y cantante del trío tras año y medio de ejercitar su voz-, irrumpió en el escenario, una onda expansiva de talento se extendió por una sala repleta de seguidores.

Golden Grahams Bright Minds Park Barcelona.2

            Hacía ya tiempo que los fans esperaban su segunda obra, el sorprendente “Bright Minds Park”, una coherente evolución que no ha relegado al desván del olvido el que fuera su interesante debut, “Deer Avenue” (2014). La calidad de las canciones de uno u otro trabajo dominaron una velada marcada por la energía de un Nonell que, cuando fue poseído por el duende que habita su alma, se subió a la barra del local, escaló amplificadores y cualquier otro lugar al alcance de su pasión. Asombroso. Entre las nuevas piezas –fiel reflejo de los cambios-, cabe destacar que la calma planeó sobre los inicios de “Arizona Shelter”, otra forma de enfocar esa energía que transmiten estos jóvenes y que se desbocó en  “Logos” y “Take a Moment”. Un Country endiablado tomó “Time To Shine” ofreciendo otro matiz sumamente interesante. Por su lado, los temas antiguos mantuvieron el tipo y “Lone Woman”, “Bright Horns” y “Puppets”, por citar tres ejemplos, ayudaron a que este recital saliera a pedir de boca.

Golden Grahams Bright Minds Park Barcelona.5

            También se hizo patente –algo que se pudo constatar hace tan sólo unos días en la presentación del nuevo álbum en el Hotel Majestic- que la banda suena mejor que nunca. Danny Kinney no sólo es un baterista sensacional que viste de clase y poderío el ritmo de la actuación, sino que además añade coros y ha contribuido a las letras de las canciones. El bajista Alecs M. Slim tampoco se queda atrás completando este triangulo perfecto de Rock directo y sin concesiones.

Golden Grahams Bright Minds Park Barcelona.4

            La sabiduría se añadió al trío cuando Joan Valls, el gran Mr.Blackbeat, añadió su guitarra a “Some Blues”, “Just Your Fool” y “Jumpin’ Jack Flash”. Fueron estas dos últimas piezas un símbolo del hermanamiento y amistad de estos muchachos con Ron Wood, el guitarrista de los Rolling Stones, que siempre les ha apoyado con su simpatía, amistad y carisma. Pero el instante más emotivo de la noche fue cuando Brian dedicó a su abuelo -cuya vida llegaba al final del camino- la preciosa balada “Out Of The Cage”. Y ese gesto nos conduce al generoso acierto que constituye un hermoso detalle procedente de aquel que nunca olvida sus raíces: las familiares, las del Blues que lo vio crecer y la de esas influencias musicales de las que resulta imposible despegarse.     

Fotos por Marta Baylach.

 

Escrito por
More from Federico Navarro

Mentes Depravadas revive a Parálisis Permanente en una sala Monasterio rendida al Antikaraoke

Crónica del concierto tributo a Parálisis Permanente a cargo de la banda...
Leer Más

Deja un comentario