Dcode quiere convertirse en el gran festival de Madrid

The Kooks, actuación en el DCode Fest_2012
The Kooks, actuación en el DCode Fest_2012
The Killers
The Killers en su actuación en el DCode Fest_2012

Los pasados días 14 y 15 de septiembre en la Universidad Complutense de Madrid, se celebró la 2ª edición del DCode Fest con la firme apuesta, según esgrimían sus organizadores, de convertirse en el gran festival de la capital española.

Pero aún queda tiempo para eso, al menos un año, hasta la próxima edición, y en ese momento ver como ruedan las cosas, y además de confeccionar un cartel más atractivo, acorde con los precios de las entradas, evitar caer en los errores cometidos en esta edición.

Dirty Rock estuvo en el DCode el día 15, sábado. Llegamos sobre las 6 de la tarde y nos topamos con una organización correcta en la entrada, controlando los tickets, canjeándolos por las correspondientes pulseras, registrando mochilas y comprobando la mayoría o minoría de edad de los asistentes (por lo de la venta de alcohol e identificar al que no podía consumir).

Todo esto utilizando una distancia de unos 300 metros entre el punto de canje de tickets y la verdadera entrada al recinto. Unos 300 metros bajo un sol de justicia y muy por encima de los 30 ºC, salpicados por numerosos y nutridos grupos practicando “botellón” desde primeras horas de la tarde, a la espera de acceder al recinto. Un botellón a 60 € más gastos por barba, que era lo que costaba una entrada.

 

Escenario principal, DCode Fest
Escenario principal, DCode Fest

Poca gente a esa hora en Cantarranas (así está bautizado el complejo deportivo donde se realizó el evento) y Fira Fem en el escenario principal acabando su actuación mientras el sol y el calor hacían imposible seguir a ningún grupo. Y es aquí donde saltan las alarmas por primera vez, alejándonos del escenario en busca de un lugar a la sombra (inexistente) el sonido de los Fira Fem se perdía y eso sin rebasar la mesa de sonido, estando entre ella y el escenario. “Será algo que se subsanará a medida que desfilen los grupos por el escenario”, pensamos.

 

Cápsula en su actuacion en el DCode_2012
Cápsula en su actuacion en el DCode_2012

Nos encaminamos al segundo escenario (Heineken) para disfrutar de los argentinos Cápsula, que comenzaban su actuación pletóricos y la acabaron de la misma manera (no dejes de ver su vídeo en la lista de reproducción DCode de nuestro canal de You Tube). Fue un viaje al Detroit de finales de los 60 cuando por sus calles campaban a sus anchas los Stooges. Todo un ejemplo de fuerza y entrega en directo, a pesar del poco público que hasta ellos se acercó. Y continuaban ofreciendo sus temas y enloqueciendo a los presentes a pesar de las amenazantes miradas de la responsable del festival en ese escenario, que quería que finiquitaran su actuación.

Casi nada el atrevimiento, y a la banda más veterana del festival (al menos de ese día), 7 trabajos en la calle, varios reeditados, unos 15 años paseando su música por medio mundo a uno y otro lado del Atlántico, cuatro años consecutivos en el SXSW (2088 a 2011)

 

Lüger, en el Dcode_2012
Lüger, en el Dcode_2012

Los siguientes en nuestra agenda eran Lüger, que seguían en orden a Cápsula en ese mismo escenario. Y sonaron francamente mal, destrozaron la actuación de este grupo. En las redes sociales ellos manifestaron que se les “jodió” un teclado y el ampli de bajo durante el concierto, “solo nos faltó pisar una mina en el escenario…”, dijeron, pero aquello tenía otros tintes y otra envergadura, daba la impresión de que no se oían bien, cada uno iba con su tiempo. Y mientras tanto un ir y venir de técnicos en medio del escenario durante su actuación para intentar subsanar alguno de los problemas.

Para más detalle puedes ver un vídeo en la lista de reproducción DCode de nuestro canal de You Tube, con mala calidad de sonido (tenemos el equipo que tenemos), pero que recoge el momento y en particular la cara de decepción de Daniel, bajista de Lüger.

Como acabamos de decir, una lástima que se cargaran la actuación de este grupo, teniendo en cuenta la proyección que en estos momentos tiene. Nos quedamos con las ganas de disfrutar de sus atmósferas saturadas y densas, de su sonido particular, aunque con tintes a psicodelia setentera y que es difícil alinear con nada de lo que actualmente se está haciendo en este país.

 

Supersubmarina, DCode_2012
Supersubmarina, DCode_2012

De ahí partimos hacia el escenario principal, mientras estaban acabando su actuación los andaluces de Sony Music, Supersubmarina, para tomar posiciones en espera de los platos fuertes del festival The Kooks y The Killers, a costa de perdernos a los infatigables y sobresalientes Right Ons, a los que ya hemos tenido la oportunidad de ver en alguna ocasión.

Y percibimos otro desaguisado en las pantallas gigantes situadas a ambos lados del escenario, un retardo entre la imagen y el sonido, cuando el frontman de Supersubmarina movía los labios para pronuncia algo, ese algo ya lo habíamos oído. Y ya no se corrigió. Inexplicable que en un festival que pretende reunir a decenas de miles de personas no se prevean estos detalles (de difícil arreglo in situ, cuando lo que va por detrás es la imagen) que en este caso hacían imposible seguir el concierto por dichas pantallas.

 

The Kooks, actuación en el DCode Fest_2012
The Kooks, actuación en el DCode Fest_2012

En ese momento aparecieron The Kooks con Luke Pritchard al frente interpretando con su guitarra y a solas, “Seaside“, tema que abría su primer trabajo y en el que descansó su actuación. Ya se comprobaría con ellos y más tarde con los Killers que la cosa no estaba para arriesgar, valía más apoyarse en lo que venía funcionado, que inventar a estas alturas de la película. Y la enlazaron inmediatamente con “Sofa Song“, también de su primer disco.

A pesar de los calificativos que The Kooks han recibido de los distintos medios (melosos, dulzones…) ahora mismo representan uno de esos grupos que encarnan impecablemente el British Pop en pleno siglo 21 (el producto británico que mejor y más se ha exportado al resto del mundo, además de la ginebra) y con el rédito que le dan sus actuaciones en vivo, donde ganan muchísimo; cercanos, divertidos y vitales, son calificativos que se nos ocurren. Y con anécdota incluida, la participación a mitad del concierto del frontman de los “Foster The People” (según me apuntó un amigo colombiano que hice en el festival). Los Kooks son un grupo que está evolucionando y que conviene seguir, desoyendo, por supuesto, posturas exclusivistas o snobs que los defenestran por descafeinados, entre otros motivos.

 

The Killers, DCode_2012
The Killers, DCode_2012

Y llegaron ellos, los asesinos, el gran reclamo del cartel del festival, The Killers. Pocas bandas en la actualidad levantan tantas pasiones y opiniones encontradas, te pueden volver loco o producirte un rechazo casi visceral. Casi nadie se mantiene al margen de este “fenómeno” (¿?) del siglo XXI. Y es que, para empezar, el aspecto de Brandon Flowers lejos de la imagen cuasi transgresora de los Killers del “Hot Fuss“, se acerca en la actualidad a la de un cadete de Westpoint dispuesto a rodar un revival de “Oficial y Caballero” y que enloquece a incondicionales del grupo por encima de los 15 y hasta edades de vértigo, haciendo ést@s oídos sordos en todo lo que se refiere a la religión que profesa y que le impide cualquier escarceo extramatrimonial, (puertas adentro ya se sabe, la ilusión es lo último que se pierde).

Pero si a números y hechos atendemos, estamos ante una de las bandas que se disputa, en pugna con otras, ser una de las más grandes del principio del presente siglo. Con sólo 3 discos de estudio en el mercado (además de un recopilatorio y un directo…) han vendido más de 15 millones de copias ( “Hot Fuss” 2004, “Sam’s Town” 2006 y “Day & Age” 2008) y los han colocado entre los 100 mejores de la década (según distintas encuestas hechas por canales de Tv y prensa especializada en varios países, pero fundamentalmente en el Reino Unido). Autores de temas que se han convertido en himnos grabados a fuego en la memoria colectiva de propios y extraños. Ganadores de varios premios NMA Awards (mejor banda internacional, mejor vídeo, mejor canción…) pero por contra ningún Grammy hasta ahora, aunque han sido nominados en 7 ocasiones. Más de 9 millones de seguidores en las redes sociales.

 

The Killers, DCode _2012
The Killers, DCode _2012

Y tras ser colocado por el personal del staff un atril en forma de rayo (que va a ilustrar la portada de su nuevo disco “Battle Born”) sobre el que apoyaba un teclado que Flowers utilizó en contadas ocasiones, se oyeron los primeros alaridos reclamando al sex-symbol en el escenario.

Minutos después de las 12 de la noche aparecieron en escena abriendo su concierto con “Runaways” y tras los primeros compases de su nuevo sencillo, a la venta en plataformas digitales desde hace semanas, con un castellano más que entendible se dirigió a todos diciendo:Hola Madrid, nosotros… The Killers y esta noche vamos a por todas“. Pero todo se quedó ahí, no fueron a por nada. Todo se limitó a la reproducción de sus hits de antaño en aproximadamente una hora y veinte minutos, adornados por una iluminación de lujo y por confeti y perfectamente memorizados por los incondicionales del grupo que abarrotaban las primeras y segundas filas desde hacía horas, convirtiéndose el concierto en un multitudinario Karaoke.

Sólo dos temas del nuevo álbum (“Runaways” y “Miss Atomic Bomb“, ya interpretados en anteriores conciertos) ¿Deberían haber ofrecido en exclusiva al público uno de los temas inéditos del nuevo álbum y no interpretados aún, a dos días de su lanzamiento? ¿Podrían haber variado su set-list e introducir nuevos temas, los que ya han estado interpretando por innumerables escenarios desde finales de 2011?

Pues no, todo se limitó a lo que hicieron en el 2009, fecha de su última visita a España (Madrid y Barcelona) más esos dos cortes de su nuevo álbum y dos covers, uno de Joy Division (“Shadowplay” ) y otro de Alphaville (“Forever Young”). Un bis de 2 temas y se volvieron a ir del escenario, no sin que Ronnie Vannucci hiciera gestos como incitando al público para que pidiera una nueva salida de la banda. Pero la mayoría tenía lo que fue a buscar. Habían cantado los himnos con sus ídolos.

 

DCode_2012. Actuación de The Killers
DCode_2012. Actuación de The Killers

Lejos están los de Nevada de convertirse en una de esas bandas tocadas por el dedo de Dios, pero margen para hacerlo tienen. Ahora pasarán una nueva reválida con su nuevo trabajo, en los canales de distribución desde hace unos días. Y es que a la épica se llega por caminos insospechados y que nada tienen que ver con luces, pirotécnia y confeti.

Y eso fue todo, el DCode no dio para más. Nos dirigimos a la salida y pasamos a engrosar una marea humana que quería abandonar el recinto e intentaba buscar algún medio de transporte. El metro cerrado a esas horas, los autobuses con su servicio regular y habitual y unas 20.000 personas deambulando a las 2 de la mañana, un caos.

Quizás, y dado que el festival representa un evento cultural y un cartel de primera magnitud que promociona Madrid en España y fuera de ella, no estaría de más para futuras ediciones intentar acordar con las administraciones el establecimiento de servicios de transporte excepcionales, tal y como en otras capitales se hace en este tipo de eventos.

Nos perdimos muchas bandas que ese día actuaban porque fue imposible estar en todo. Las cifras, según manifiestan los organizadores, han cuadrado. Unos 35.000 asistentes según datos oficiales. Seguro que tendremos DCode 2013 y entonces se podrá comprobar si los problemas que ha tenido esta edición se subsanan, además de ofrecer un cartel más atractivo y acorde con los precios de venta.

¿Hasta dentro de un año? quién sabe.

 

Escrito por
More from EstebanCampos

La Volpe Band presenta su nuevo trabajo “Micro-Revolución”

La Volpe Band presentó su nuevo trabajo, titulado “Micro-Revolución“, el pasado 23...
Leer Más