Imelda May, Madrid se rinde a sus pies

IMELDA MAY 3Imelda May recibió una desmesurada expectación en la presentación de su última entrega «Tribal» agotando entradas el pasado 30 de Octubre en Madrid. Una repleta sala Joy Eslava aglutinó a elegantes tupés con melenas descuidadas todos con un mismo objetivo,  presenciar a una artista que el boca a boca la ha colocado en las partes más elevadas del escalafón del rockabilly actual.

Impoluta, así apareció la considerada actual reina del rockabilly, la cantante irlandesa se mostró dueña y señora del protagonismo encima del escenario donde mostró garra, entereza con una mirada felina cautivadora de las primeras filas. Una gran banda de músicos, entre ellos su marido a la guitarra,  acompañan a la gran dama del rock and roll quedando en un segundo plano limitándose a ejercer su gran función con una excesiva seriedad y discreción, todos excepto el efusivo batería que mostró un gran énfasis durante todo el concierto.

Su música pegadiza pretende calar hondo en el máximo número de oyentes y para eso exprime todos los recursos que el rock and roll, el blues, el jazz, el soul…. le permiten,  reforzado por una valiosa simpatía y una voz que hace las delicias del personal. Un abundante repaso a su última entrega no valió para estimular los esperados bailes en una apretada pista donde el público no encontraba el hueco ni la vitalidad musical para lanzarse al bullicio.

Hubo tiempo para dar rienda suelta a una parte acústica donde los temas tranquilos invitaban a la distracción obligando a los más atentos hacer callar a los ruidosos.   Bien es cierto que el concierto se me hizo bastante tranquilo y soporífero, cosa que me contradirán los acérrimos seguidores a Imelda May, como dice el refranero popular «para gustos los colores».

 

More from Ángel Manuel Hernández Montes

Berri Txarrak nuevo triple trabajo celebrando su veinte aniversario y extensa gira 2015

Berri Txarrak celebran su veinte aniversario con un ambicioso trabajo triple "DENBORA...
Leer Más