ZAZ en Barcelona. La vida en gerundio

La vitalidad y singularidad de su voz encuentran sobre el escenario su máximo apogeo. Isabelle Geffroy, encarnada en Zaz como artista de éxito, ofreció en el pasado mes de julio cuatro conciertos en España. Su última parada fue el día 25 en Barcelona, en la Plaza Mayor del Pueblo Español, un marco perfecto para un talento que encaja con naturalidad en espacios de formatos reducidos.

En ella, quizás más que en cualquier otro músico, se disfruta del cuerpo a cuerpo. Es una artista cercana, transmite proximidad y sencillez, lo llena todo con su voz y su inherente (hipnótica) propuesta escénica; a sus espaldas, un elenco de músicos que le ofrecen un brillante soporte para que ella termine de redondear cualquier canción que incluya el repertorio.

La propuesta de Zaz es un juego continuo entre público y músicos. Hizo partícipes una y otra vez a sus seguidores a las faldas del escenario y explotó con alegría y viveza la complicidad con su banda: doble guitarra, teclados, contrabajo, trompeta y batería. Zaz genera un ambiente festivo y vitalista… su mensaje casa a la perfección con su propuesta en directo. Je Veux (sin ser ella la autora de la letra) es quizás la extrapolación certera de su esencia escénica.

 

Y todo bajo una exquisita ejecución instrumental de sus músicos. Jazz Manouche como punto de partida para una personalísima exposición de la canción francesa en un directo en el que sobresale la impronta de la artista originaria de Tours (Francia). Hay mucha vida, al menos la hubo en Barcelona, en sus apariciones en vivo y ese efecto multiplicador que contagia lo irradia todo desde la naturalidad y buena predisposición. Eso y, claro está, una genuina voz sobre la que ya se han escrito miles descripciones.

Su último disco, ‘Paris’, sostuvo principalmente la estructura concierto en el Pueblo Español. Sonaron canciones como ‘Sous le ciel de Paris’ o ‘Dans mon Paris’ y también dio vida a algunos de los éxitos que le vienen acompañando desde que en 2010 debutara con este proyecto personal con su disco homónimo: ‘On ira’, ‘La fée’ y, por su puesto, ‘Je veux’. En los bises, su encantadora versión del clásico de Carlos Eleta ‘Historia de un amor’. Dos horas de concierto y de confirmación. Zaz es una estrella… aunque ella no quiera.

Texto de Erick Canino Magdalena (Difunde Cultura Canarias).

Fotos de Desi Estévez.

Desi Estévez Shooting the Sound en flickr.

Desi Estévez Shooting the Sound en 500px.

Escucha “Paris” de ZAZ.

ZAZ en Barcelona cerrando el Guitar Fest BCN

 

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

Con The Abstinence nos vamos al infierno en paz en los Conciertos Salvajes

The Abstinence actuaron el pasado día 25 de Noviembre de 2018 en...
Leer Más