Bilbao BBK Live, Fuerte Larunbata

Bilbao BBK Live – 2015. Desenlace: fuerte larumbata (4/4)

Bilbao BBK Live – 2015El sábado 11 de julio, tercera y última jornada de la décima edición del Bilbao BBK Live, el día, a pesar del calor reinante, amaneció con las nubes apoderándose de las cimas del Kobetamendi y de los alrededores de la ciudad. Algunas voces agoreras predecían que una galerna se abatiría sobre la ciudad, pero tan solo un ligero sirimiri hizo su aparición poco antes de la actuación de los británicos de Muse, no siendo motivo de deserción masiva ya que que nadie de los 50.000 espectadores que ese día colmaban el recinto, con un rotundo sold out, se movió de sus posiciones, manteniéndose impertérritos y estoicos ante las gotas de agua que por tan solo unos 10 minutos cayeron en los altos de Bilbao.
Pero el día comenzó unas horas antes con la presencia en el Bilbao Stage de la banda norteamericana Vintage Trouble, quienes gozan de un gran momento de popularidad tras haber teloneado a los AC/DC durante su gira europea la primavera pasada, incluyendo sus tres comparecencias en escenarios nacionales. Una buena dosis de blues, funk y soul fueron los ingredientes que los neoyorkinos destilaron en el Kobetamendi, repasando sus éxitos y con su cantante Ty Taylor poniéndole color al asunto, al tirarse en plancha para nadar sobre las cabezas de los ya miles de espectadores que desde primera hora pululaban por allí.

 

 

Esa tercera jornada de sábado se presentaba muy completita y, ya conociendo al 100% la dinámica, atajos y vericuetos para desplazarse por los diferentes stages, era digna de aprovecharse al máximo, por eso el nombre de esta cuarta y última crónica de lo acontecido en el Bilbao BBK Live 2015. Larunbata significa sábado en vascuence y eso era lo que nos esperaba un fuerte larunbata.
Tras Vintage Trouble, nos desplazamos a las antipodas para disfrutar de la banda australiana The Cat Empire que ofrecieron un set lleno de ska, jazz, funk y sonoridades latinas, estrenando a nivel mundial una nueva canción con titulo en castellano “Qué Será Ahora” y que acaban de publicar en estos días. Los de Melbourne, con amplia discografía y que ya han recorrido el mundo, hicieron las delicias del personal poniendo a bailar a todo el mundo y han confirmado su nueva presencia en escenarios del país para el mes de octubre.

 

Kodaline, los hijos adoptivos de Coldplay, se presentaron ante un publico expectante ante el éxito en el Reino Unido de su segundo larga duración. Los irlandeses, originarios de la ciudad de Dublín, presentaban ante el publico español “Coming Up for Air” con considerable éxito, en especial al interpretar sus éxitos “All I Want” y “Way Back When”

 

 

Pero entre Vintage Trouble, The Cat Empire y Kodaline obligaba hacer visitas puntuales a la Carpa Stage en donde los australianos Sheppard pusieron a botar a todo el personal interpretando su hit “Geronimo” y “Let Me Down Easy” además de repasar algunos de sus singles previos y varios cortes de su debut “Bombs Away”, pop luminoso para empezar la tarde.

 

 

Otra cosa fue lo de Neuman, la banda murciana que ocupo el Red Bull Tour Bus Stage, para sorprender a propios y extraños con un sonido internacional y repasar los temas de su tercer álbum “If” demostrando que es una de las mejores bandas de power-pop del país y que les ha permitido recorrer buena parte de Europa además de estar apadrinados por Ken Stringfellow de The Posies.

 

 

Pero llegaba la hora de The Ting Tings y con ellos el baile. El dúo británico integrado por Jules de Martino y Katie White, que acompañados por un DJ en directo repasaron, en un set que se hizo corto, algunos de sus temas fetiche y homenajearon a los Talking Heads. Y para despejar dudas comenzaron su actuación con “Great DJ” y por supuesto que no falto “That’s Not My Name”

 

 

Pero no venia mal un rato de descanso y serenidad para abordar la segunda parte de la noche y regresamos a la Carpa Stage para disfrutar de las bellas melodías de la banda británica Bear’s Den, una banda de folk alternativo que presentaban su primer álbum, pero que goza ya de una dilatada experiencia tras recorrer los Estados Unidos y buena parte de Europa, en muchos casos abriendo para los Mumford & Sons, desgranando delicadeza con emotivos temas como “The Love We Stole”, “Elysium” o “Agape”.

 

 

Tocaba otra vez correr para llegar al escenario principal y poder ver al los islandeses Of Monster and Men, que solo unos días antes de su participación en el BBK habían publicado su segundo álbum “Beneath The Skin” pero que ya habían podido reunir a una numerosa audiencia al venir precedidos por su éxito mundial “Little Talks”, que fue utilizado en una exitosa campaña publicitaria de una multinacional y en un vídeo promocional del Bilbao BBK Live.

 

 

También despertaba mi curiosidad acercarme hasta la carpa donde ya habían comenzado su set los británicos Zoot Woman, un trío de la escena electrónica británica, herederos en parte del sonido Bristol, ya que en momentos pueden recordar a los Massive Attack, pero con un aire de glamour que le proporciona Stuart Price, quién en estos últimos años ha participado en grabaciones de Madonna, New Order, The Killers, los Pet Shop Boys o Scissor Sisters, entre otros, y que además le proporciona a la banda el french touch que los caracteriza a base de synthpop de influencia europea. La banda además de repasar algunos de sus éxitos presentaron casi en su totalidad su último trabajo.”Star Climbing”.

 

 

Se acercaba el momento estelar de la noche y era el momento de tomar posiciones ante el Bilbao Stage para ver la comparecencia de los Muse, bajo el ligero xirimiri que caía sobre el Kobetamendi. La actuación de Muse, fue la única que se retraso, solo unos 10 minutos, imagino que ante la complejidad de ajustar los sistemas de iluminación y las proyecciones videográficas que la banda británica lleva con motivo del Drones Tour, nombre determinado por la publicación de su último álbum “Drones”. Sobre el escenario prácticamente las miradas se concentran en la figura de Mattew Bellamy, su cantante y guitarrista principal, que gracias a su versatilidad con el instrumento y su peculiar voz cargada de lirismo, es el sello de identidad del rock electrónico que ha llevado a la banda a ser uno de los máximos exponentes del rock épico y apocalíptico, algo que incluso trasluce a su puesta en escena, gracias al excelente trabajo de iluminación y de las proyecciones y edición de vídeo en directo que hacen sus respectivos técnicos.

 

 

La banda de Bellamy, que no oculta sus influencias, empezó el concierto con “Pyscho” tema con el que abren el “Drones” para sin pausa alguna entre tema y tema atacar con el “Supermassive Black Hole” ante el griterío de las 50.000 almas rendidas a sus píes, para continuar con “The Hadler”, otros de sus nuevos temas. Con “Plug in Baby”, “Dead Inside”, “Resistance” y “Munich Jam” siguieron la tónica de ir intercalando temas conocidos de su repertorio con algunos de los incluidos en “Drones” aportando equilibrio al vigoroso set que estaban dando. Ya en el “Hysteria” enseñan las cartas rindiendo a dos de sus bandas de referencia ya que lo introducíeron con el riff de emtrada del “Heartbreaker” de Led Zepelin y para terminar recurrieron a hacer una referencia al “Back In Black” de los AC/DC. Pero eso no fue todo, ya que llegó el momento en que Bellamy se sentó al gran piano de cola que ocupaba la parte central del escenario para interpretar “Apocalypse Please”, y detrás el “Starlight” uno de los primeros grandes éxitos de la banda. “Time Is Running Out”, con los acordes iniciales de “The House of the Rising Sun” ya empezaba a indicar que el final estaba a punto de llegar, pero realmente lo que estaba a punto de llegar era la fiesta y traca final con los agradecimientos pertinentes y con el lanzamiento de una espectacular cortina de confeti durante la interpretación del “Mercy”, también del “Drones” al igual que el tema que lo siguió el “Reapers” también con el lanzamiento de unas inmensos balones con los que la gente saltaba para intentar golpearlos con las manos para que siguieran botando sobre el público. Ese era el fin pero los Muse no se podían ir tan fácilmente y ante la insistencia dos trallazos mas “Uprising” y uno de los cortes mas esperados, el as en la manga, “Knights of Cydonia” con el que definitivamente abandonaron el stage. Aquí el vídeo del concierto que dieron dos días antes en el NOS Alive en Lisboa, festival hermano del Bilbao BBK Live y con los que Last Tour comparte buena parte de su programación.

 

 

Tras lo de Muse y ante el agotamiento mis pasos, me encaminaba a iniciar el descenso a la ciudad pero era obligatorio al caminar hacia la salida pasar unos minutos por la carpa en donde la banda de Zarauz Delorean, jugando en casa, desbordaba el espacio con un público entregado que coreaba todos los estribillos en lo que sin los estertores de la extensa gira mundial en la que se embarcaron tras la salida de su último trabajo «Apar». Y caminando a través de las escalinatas y callejuelas del barrio del Altamirano

 

 

Galería fotográfica del Bilbao BBK Live – 2015, sábado. Fotos oficiales proporcionadas por Last Tour. 

 

Último artículo de una serie de cuatro, sobre todo lo que aconteció en el BBK Live – 2015. Las imágenes y la mayoría de los vídeos que se utilizarán para ilustrar la serie de cuatro crónicas están proporcionadas por la organización del Festival, Last Tour I.

1º Artículo: «Larga vida»

2º Artículo: «La noche americana»

3º Artículo: «Viernes de gloria»

4º Artículo: «Fuerte larumbata»

 

Texto: José Manuel Hernández Castellano.

Fotos: Tom Hagen, Stuart MacDonald, Gorka Ruiz de Heredia y Juan Boado.

Vídeos: Last Tour International, Oskar Azanza y Will DeNill.

 

BBK 201501

 

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

Seguimos disfrutando de Morgan

Morgan presento su gira "Air" en el Teatro Juan Bravo de Segovia,...
Leer Más