The Who. Cuerda para rato

The Who. Mad Cool. Caja Mágica. Madrid, 16 de Junio de 2016.

Su última visita en formato Roger más Pete fue en el Palacio de los Deportes de la capital en 2007. Desde entonces estos dos dinosaurios de la música han estado involucrados en proyectos propios y extraños. Roger grabó en 2014 con el incombustible Wilko Johnson el discazo Going Back Home que fue una gratas sorpresas por su calidad y fuerza. En paralelo, ese mismo año, los Who se volcaron en la recopilación de grandes éxitos llamada 50 Hits, pensada para celebrar su cincuenta aniversario, que se dice pronto, y con la que llevan girando por el mundo desde entonces hasta recalar en Madrid en este Mad Cool multitudinario que se celebra en su primera edición.

Es un festival y eso hace que las expectativas del concierto de una banda de la que eres fan desde temprana edad no sean muy optimistas. Todos sabemos que en los festivales los repertorios suelen ser más cortos y más a gusto del gran público que de fieles seguidores.

Con esa premisa acudimos a ver a Daltrey y Townshend, simplemente a ver si pasamos un buen rato. El show comienza con “I Can’t Explain” a toda la luz de un día de Junio en Madrid a las nueve y media. El sonido es curiosamente de gran calidad y la banda suena muy potente. Un escalofrío nos recorre, no en vano empezamos escuchando uno de sus grandes temas y nos trae muchos recuerdos. El siguiente golpe es “Substitute”. En mi cabeza aparece automáticamente ese gran recopilatorio en el que los Pearl Jam homenajeaban a su salvador, Pete, con la versionaza del tema “The Kids Are Alright”. The Who atacarán hoy ese tema tras pasar por un “Who Are You” que ya pone a cantar a todos los asistentes que abarrotan el escenario principal del festival.

The Who Substitute

 

Pero quedémonos en ese “The Kids Are Alright” porque es un punto de inflexión en el concierto. Es el punto en el que nos damos cuenta de que The Who no están simplemente cubriendo el expediente. Están disfrutando de sus emblemáticos temas como si los acabaran de componer. Roger parecía, como es lógico fruto de la edad, no llegar a todos los tonos como antaño. Pero desde ese tema la cosa cambia y tenemos que quitarnos el sombrero ante el esfuerzo fructífero que realiza el vocalista. Entre tanto, Pete se marca todos los riffs y los solos originales de los temas uno por uno, no escatima en nada, nos regala con ganas sus famosos molinillos sobre las cuerdas y despliega todo un arsenal virtuosismo del que pocos músicos pueden presumir y menos pasados los setenta años.

The Who en Madrid Mad Cool Festival.21

La pantalla grande del escenario proyecta vídeos en cada uno de los temas, de temática acorde. En el mencionado “The Kids Are Alright” vemos las famosas imágenes de los Mods en sus Lambrettas recorriendo los acantilados de Brighton decorados con las flechas y dianas características de la simbología de la banda. Madre mía qué momentazo. El vídeo apoya y completa perfectamente el espectáculo musical que nos están dando y cada vez nos estamos emocionando más.

Seguimos con “My Generation”, donde Roger no se atreve con los adornitos finales tartamudeantes del original. Luego llegan “I Can See For Miles” y un grandioso “Behind Blue Eyes” mientras se muestra un gran ojo azul en la pantalla que contiene en el centro imágenes de la historia de la banda y sus componentes. Le siguen “Join Together”, “You Better You Bet”, “I’m One” y “5:15”.

The Who en Madrid Mad Cool Festival.2

Y entonces es cuando llega el mejor momento de la noche. Un homérico “Love, Reign O’er Me” que sinceramente no pensé que fueran a tocar por su dificultad en directo, pero enseguida reconocimos todos las primeras notas de la característica intro de piano. Y de ahí todo piel de gallina para adelante. Qué composición maestral es esta, qué disfrute para los que nos estamos volcando con el tema acompañando a Roger en cada grito: “Love!!!!….”. Se nos vienen “Amazing Journey” con psicodelia incluida en la gran pantalla para acompañar a uno de los mejores temas de su carrera. “Pinball Wizard” nos traslada de lleno a su película Tommy en la que nada más y nada menos Elton John encarnaba la figura del Mago del Pinball. En la pantalla se va componiendo la figura de una bonita máquina recreativa como las que la banda conocía en todos los locales del recorrido desde Soho hasta Brighton que hacían subidos en sus motos de incontables espejos retrovisores. Luego “See Me, Feel Me”, se compone en imágenes la portada original del álbum Tommy, no el de la banda sonora, sino aquel en el que vemos una especie de rejas azuladas sobre un cielo con nubes y palomas blancas y en los agujeros de dicho entramado las caras de los componentes de la banda.

The Who TommyThe Who Tommy OST

Llega el final y se han guardado sus dos mejores temas junto con el mencionado “Love Reign O’er Me”. Claro, son el “Baba O’Riley” en el que todos gritamos desde lo más profundo de nuestros corazones: “Teenage wasteland!!!” y por último para cerrar la fiesta el “Won’t Get Fooled Again”. Ambos suenan tan gloriosos como en los setenta y no nos lo podemos creer. El grito final que cierra el concierto de Roger es estremecedor, algunos de los presentes incluso lanzan la sospecha de que ese último grito en concreto era un playback efectista. Yo no me lo voy a creer y me voy a la cama con la sensación de que Roger lo gritó como antaño, con toda su alma.

The Who en Madrid Mad Cool Festival.11

Termina el show puntual y como se trata de un festival, sabemos que no hay bises. Hemos echado de menos muchos de sus clásicos, pero ya sabíamos que esto iba a pasar, son The Who y es imposible que repasen todos los temas que conocemos y adoramos en una sola noche. Han creado el Beat británico y eso conlleva muchas melodías que no pueden repasar en tan poco tiempo. Hoy, sin embargo, nos han regalado un rayo, una descarga que nos ha atravesado y nos hace reaccionar ante un mundo moderno, pero muy lejano al que soñaban los Mods. Un mundo en el que para dar el siguiente paso nos tenemos que agarrar a la existencia, todavía, de humanos tocados por la mano de Dios como Roger y Pete. Pocos artistas nos han abierto tanto los ojos con su música y sus letras. Esta noche nos vamos a casa sabiendo que nos han demostrado que siguen en la carretera y que les queda cuerda para rato. Al menos eso es lo que me quiero llevar en el corazón, la eternidad de Keith Moon, John Entwistle, Pete Townshend y Roger Daltrey. ¡The Who!

 

 

Escrito por
More from Javier Naranjo

Miguel Rivera. El Evangelio del Percussive Guitar. La Palabra del Fingerstyle

El genio del Fingerstyle y el Percussive guitar, Miguel Rivera, lanza un...
Leer Más