Schizophrenic Spacers, The Kleejoss Band y Saturna dan valor de ley al Billion Dollar Fest

Texto por Federico Navarro y fotos por Desi Estévez y Cristian Bertolo

Tiempos duros para una generación de bandas de Rock’N’Roll que quieren dar a conocer su obra. Los Schizophrenic Spacers saben de sobra lo dura que es la situación y por eso han optado por ser ellos mismos los organizadores del Billion Dollar Fest, un recital a tres bandas que tuvo lugar en la barcelonesa Sala Bóveda el pasado 5 de noviembre y que persigue mostrar al público que en España hay artistas y formaciones que valen realmente la pena. Al final, hay que liarse la manta a la cabeza y arriesgarse, como si el panorama musical fuera aquel salvaje oeste donde los frutos del trabajo bien hecho eran sólo consecuencia de un esfuerzo sobrehumano.   

2016-11-05_Billion dollar fest_Saturna_Kleejos_Spacers-254

             Abrieron la velada los Saturna, de los que únicamente pude disfrutar el tramo final de su actuación, pero que a tenor de las sonrisas que me saludaron en la puerta de este recinto, antes conocido como Mephisto, estuvieron impecables. Se percibió esa fuerza que emanaba del Rock más duro de los setenta, de aquellos Black Sabbath y Deep Purple de Ian Gillan aunque estos cuatro barceloneses también añadieron ingredientes de su propio recetario. Y es que la voz de Jimi supo entrar en las almas a través de los oídos con una facilidad realmente pasmosa. Tras él, una sección rítmica a la altura de lo que deseaban transmitir con Rodrigo Tirado al bajo y al frente de una formación que lleva desde el 2010 ganándose el respeto de aquellos que entran en contacto con su música.   

20161105 The Kleejoos Band_DSI7284©DesiEstevez

            Igualmente triunfadores salieron los zaragozanos de The Kleejoss Band con una puesta en escena francamente elegante: camisas negras y sonrisas dirigidas al público y unas canciones que fueron coreadas por sus seguidores. Pese a proceder de tierras mañas, este cuarteto nos condujo a la América de la Creedence Clearwater Revival y siguió volando gracias a las alas de la influencia de los Black Crowes aunque con temas propios que demostraron que la base de un concierto inolvidable precisa ineludiblemente de buenas canciones. En ese aspecto, la voz y guitarra de Luis Kleiser –por momentos me recordó al Bryan Adams más rockero- también fueron claves a la hora de defender un repertorio extraordinario que sirvió a esta cuadrilla para salir por la puerta grande.

2016-11-05_Billion dollar fest_Saturna_Kleejos_Spacers-294

Excelentes dentro de un Rock asequible, rítmico y agradable apoyado en estupendas melodías como “Plastic Man”, tema que dedicaron a todas esas tiendas de discos que, por desgracia, cierran sus puertas y entierran gran parte de la felicidad de los verdaderos melómanos, esos seres que piensan que una canción es mucho más que un frío archivo informático. Porque, sin duda, no debemos perder de vista ese mundo real plagado de trabajadores que luchan cada día para llegar a fin de mes en “Ballad Of The Working Class Man” ni la delicadeza con la que los dedos de Coco Kin recorrieron el mástil de su guitarra. Figura. Junto a ellos, se mantuvo  siempre al quite el bajista Guillermo Mata siguiendo el ritmo de las baquetas de Joss Mayoral hasta llegar a esa “Villa Modesta” que puso fin a un concierto irreprochable. Magistrales.   

20161105 The Kleejoos Band_DSI7310©DesiEstevez

            Los responsables del pequeño pero interesante festival fueron los encargados de cerrar la velada con otra noche más que añadir a su currículum. Los que no hayan visto jamás a los Spacers sobre un escenario deberían añadir esa experiencia a su acervo vital lo antes posible. Lon Spitfire –ese volcán escénico en el que se transforma Sergio Martos cuando se hace con un micrófono- sacó toda esa energía que late en su corazón. Intenso en “Sick Minds” y “Walkin’ Around”, que le sirvieron para conectar con el respetable, brilló especialmente en “Collector”, referencia a esos entrañables cazadores de tesoros que recorren el mundo tras vinilos inalcanzables. Mientas la batería de Javier Pérez marcaba la pauta en todo momento, el bajo de Manuel Fernández vibró a la par con esa precisión y saber hacer que le caracterizan. Por su parte, Alberto “Compromisso” Belmonte puso sobre la mesa la finura con la que toca la guitarra, esa sensibilidad que permite a las cuerdas responder a un arte que crece sin parar. No contentos con ello, tocaron por primera vez en vivo “The Workd Is Done When You’re Dead”, de su aclamado disco “Riot” (2013).

2016-11-05_Billion dollar fest_Saturna_Kleejos_Spacers-428

            Sabiéndose entre amigos, incluso se atrevieron con “Night Squirrels”, tema que formará parte del nuevo álbum en el que ya están trabajando y que verá la luz en 2017. Los de Viladecans tampoco olvidaron quiénes son repasando la historia del Rock’N’Roll y deteniéndose en esas maravillosas “Pretty Things” de  Bo Diddley y  “Under My Wheels” de su adorado Alice Cooper. De hecho no faltaron en su particular espectáculo varios golpes de efecto teatrales en forma de sotanas negras y máscaras, aspecto en el que Alice fue un auténtico pionero.  Parada obligatoria en ese terreno fue “Helter Skelter” de los Beatles, que se mezcló por instantes con “I’m The Walrus”, “Dig It” y “Lucy In The Sky With Diamonds” de los mismos Fab Four y, por breves segundos, con “American Woman”, canción de The Guess Who aunque popularizada años más tarde por Lenny Kravitz.

20161105 The Schizophrenic Spacers_DSI7548©DesiEstevez

            Por último, los tres grupos se unieron para cantar juntos “My Generation” de los Who y solicitar que todo su talento no debe caer en saco roto y que merece no sólo ser conocido, sino también reivindicado por sobrevivir en un mundo, a menudo hostil al arte menos amigo de la comercialidad barata. Es por ello que a estas bandas que luchan cada día por salir adelante se les debe reconocer ese mismo “Valor de ley” (1969) que defendía John Wayne en la película del mismo nombre, en aquellos Estados Unidos donde buscarse la vida era una aventura en la que a veces sólo se contaba con uno mismo.

Fotos por Desi Estévez y Cristian Bertolo.

 

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

King of the North en la Gramola Sound the Underground Tour 2015

Crónica del concierto de King of the North en la Gramola, Orihuela...
Leer Más