Hannah Wicklund & The Steppin Stones inician el curso de los Conciertos Salvajes

Los Conciertos Salvajes inician el curso y cambian de colegio, después de más de siete años donde esta iniciativa, una de las más gratificantes que ofrece la escena local, ha estado navegando por distintas localidades de Tierra de Pinares, llega el momento de desembarcar a lo grande en la capital, un nuevo reto que tiene que ser para bien, los antiguos salvajes abandonan la comodidad de sus cercanas tierras pero se abren a un publico nuevo que, por lo menos sobre el papel reclama constantemente conciertos y actividad cultural.

Hannah-Wicklund-The-Steppin-Stones-inician-el-curso-de-los-Conciertos-Salvajes-2019

Para abrir curso han recurrido a la argelina Hannah Wicklund, una chica con apenas 24 añitos de larga melena y un cierto virtuosismo a la guitarra, y que leyendo diferentes comentarios de gente entendida no dejo muy satisfecha a la parroquia sobre todo por su actitud de manual y con exceso de pose, pero que por lo menos a mí, menos estricto y mucho más agradecido, me convenció y me resulto más que agradable, acompañado por The Steppin Stones, una correcta combinación rítmica, bajo y batería. Recién llegada de una gira de cruceros por el mediterráneo junto a Joe Bonamassa y Jon Bon Jovi se «embarco» en otro crucero, esta vez terrestre, que la tendría que llevar por diferentes escenarios españoles entre finales de agosto y principios de septiembre, pero que encalló después de este bolo, debido a un cambio de criterio en las condiciones pactadas entre la artista y la productora, que acabó por la cancelación de la anunciada gira por parte de la productora Dwaves Events, ante el incumplimiento de la artista argelina.

Hannah-Wicklund-The-Steppin-Stones-inician-el-curso-de-los-Conciertos-Salvajes.1

Entre medias nos quedo un concierto notable ofrecido por una artista nacida en Carolina del Sur y que en su hoja promocional, no sin ciertos excesos se la anunciaba como «un caleidoscopio auditivo de guitarras en llamas y voces ardientes, lo cual establece a Wicklund como interprete, cantante y escritora al nivel de Susan Tedeschi y los Pretenders de Chrissie Hynde», algo que de primeras suena a bastante excesivo. «Rockin’in the Free World» de Neil Young cuenta que fue el primer tema que aprendió a tocar y que le enseño su padre con la primera guitarra que la regalo y, casualmente, fue con el que cerro este 1er. concierto salvaje, y desde ese primer momento, ha compartido escenario con gente como Jefferson Starship, los Outlaws, Kansas, Jimmy Herring, St. Paul, The Broken Bones y otros cabezas de cartel, o participar en festivales como el Peach Music Festival, el Firefly Music Festival y el Kaaboo Del Mar, o en eventos privados para el líder de AC/DC Brian Johnson y su equipo de coches de carreras; lo que queda claro es que quien la haga su promoción no se corta un pelo y lo adorna todo a lo grande….«resucita los espectros de Hendrix y Joplin», «un huracán de colores arremolinados» o como dice Sadler Vaden (guitarrista de Jason Isbell & The 400 Unit) productor de su ultimo trabajo «una vez que comenzamos a escribir algunas canciones, vi que tenía un talento real y crudo.

Hannah-Wicklund-The-Steppin-Stones-inician-el-curso-de-los-Conciertos-Salvajes.2

Me inspiró trabajar con ella por su amor por la música Rock clásica y el Blues. Quería honrar eso al hacer este álbum, pero también agregarle un poco de toque mas moderno», buenas palabras no la faltan…solo queda ver su desarrollo en un futuro y que su ego o los consejos de la gente que la rodean no la tuerzan, aunque por lo menos en este 2019, no es que haya ido muy recta.

Hannah-Wicklund-The-Steppin-Stones-inician-el-curso-de-los-Conciertos-Salvajes

Mientras vemos si se tuerce o se confirman todas esas bonitas palabras promocionales, el pasado día 1 de Septiembre de 2019, la Sala Porta Caeli inauguro esta nueva edición de Los Conciertos Salvajes y Hannah Wicklund & The Steppin Stones, fue la encargada de iniciarlos, al margen de polémicas, un curso que después de este primer examen promete grandes momentos.

Nota informativa facilitada por la gente de Dwaves Events en relación a la cancelación de la gira de la artista argelina.

Dwaves Events nació hace casi cinco años como un proyecto que surgió prácticamente por casualidad. Lo hicimos en aquel momento para ayudar a unos amigos que tocaban en grupos a buscar algún lugar donde poder tocar sus canciones y mostrar su trabajo. Desde el principio apostamos por un trabajo de colaboración con grupos y locales interesados en ofertar música en directo, basándonos en la confianza mutua y en el respeto al trabajo de todos. Poco a poco fuimos creciendo y ampliando nuestra red de contactos y gracias a nuestro trabajo, al cariño que le hemos dedicado a esta actividad y a otros promotores, que nos fueron guiando y ayudando en el camino, (quiero mencionar aquí especialmente a Lestrato Rock Conciertos), conseguimos llegar a convertirnos en lo que hoy somos, no sin esfuerzo, con constancia y mucho mucho tiempo dedicado a ello. Desde nuestro origen hemos gestionado cerca de 200 conciertos aproximadamente y hemos organizado 22 giras por España. Esta temporada 2019/2020 nos confirmamos como agencia y tenemos programadas otras 18 giras más. Quien nos conoce y ha trabajo con nosotros sabe que siempre hemos sido humildes, ofreciendo facilidades y garantías, y que hemos respetado todo lo que se ha pactado y cerrado, siempre de mutuo acuerdo.

Dicho esto, es el momento de aclarar y explicar las razones y motivos que nos han llevado a la cancelación de la gira por España de Hannah Wicklund & The Steppin Stones (USA).

La artista norteamericana llega a Dwaves Events a través de una agencia de Reino Unido que colabora con nosotros. Esta agencia es la encargada de gestionar la gira europea de la artista entre el mes de agosto y de octubre de este año. La artista participó en los cruceros por el mediterráneo celebrados en agosto junto a Joe Bonamassa y Jon Bon Jovi. Ambas participaciones fueron gestionadas por la agencia de Reino Unido quien, nos ofreció la posibilidad de organizar una gira por España a la artista, aprovechando que los cruceros tenían su origen y destino en Barcelona. Aceptamos y lo hicimos posible, cerrando un total de 13 conciertos entre el 23 de agosto y el 8 de septiembre.

Hace aproximadamente dos meses se le presenta a esta agencia la ruta de la gira y se le entrega la información completa de cada una de las fechas, esto incluye también las condiciones acordadas con cada una de las salas y promotores. La agencia se lo comunica a la artista y aceptan.

Las primeras fechas se resuelven sin más, todo perfecto, obtienen un buen número de asistentes y todo parece estar saliendo bien. En la tercera fecha se produce algo ya más extraño, la artista al ver que el local tiene el aforo completo, insinúa que se le podía pagar algo más de lo pactado. La gerencia de la sala me lo comunica por si acaso existe algún error en la cifra pactada o si se trata solamente de una actitud picaresca para sacar algo más de beneficio. Le respondemos que no hay error ninguno y confirmamos las condiciones.

Solo un día después en Orihuela sucede lo siguiente: a cinco minutos del inicio del concierto y con una sala completamente llena la artista habla con el gerente de la sala y le pide más dinero por tocar, a lo que éste se niega, ya que el acuerdo está cerrado.

Al día siguiente me pongo en contacto con su tour manager y le digo que las condiciones están cerradas y que aprovechen la buena aceptación que tienen entre el público español para vender su merchandising y hacer nuevos fans. Pasados pocos días, se pone en contacto su manager de EEUU conmigo para decirme que no me preocupe, que los acuerdos pactados serán respetados. Solo un día después en Orihuela sucede lo siguiente: a cinco minutos del inicio del concierto y con una sala completamente llena la artista habla con el gerente de la sala y le pide más dinero por tocar, a lo que éste se niega, ya que el acuerdo está cerrado. La artista de forma totalmente bochornosa y repulsiva toca unos 30 minutos escasos y finiquita su actuación ante más de 100 personas en la sala que pagaron su entrada, lo hace sin lugar a dudas a modo de venganza por no haber cedido a su exigencia económica, no porque su repertorio sea escaso. Tan solo unas 3 horas más tarde su tour manager me comunica que cancelan el concierto de Sevilla al día siguiente, así sin más, sin explicación alguna.

Ya la mañana del sábado la artista me llama directamente y me dice que quiere nuevas condiciones en Sevilla y que sino no se desplaza, saltándose completamente los acuerdos. Tras ponerme en contacto con la sala y tras negociar y mediar entre ambos, durante más de una hora y media, conseguimos sacar el concierto adelante bajo mucha presión y en unas condiciones totalmente abusivas por parte de la artista. Sin llegar aún a Sevilla me comunican que para ir al día siguiente a Valladolid quieren volver a negociar las condiciones, que todo lo pactado no sirve, y que a partir de ese momento negociarán cada uno de los eventos. La cosa es muy grave y urgente. Me pongo en contacto con Valladolid y bajo la extorsión y la amenaza de cancelación del concierto a solo 24 horas, conseguimos salvar el concierto del domingo negociando de nuevo. Ambos conciertos se celebran con normalidad y con buena asistencia de público. La artista entonces decide que es el momento de presionar más y me pide que le comunique a las salas restantes de su gira que lo pactado y cerrado ya no tiene valor para ella, y que espera recibir ofertas mejoradas a cada uno de los eventos pendientes. No lo acepto pero me veo en la obligación de comunicárselo a todos. Le explico la situación a todos y cada uno, advirtiéndoles también de que no existen garantías de que se cumplan los nuevos acuerdos y que yo estoy en desacuerdo con volver a negociar. Cada uno intenta en sus posibilidades y ante la proximidad de sus fechas mejorar sus condiciones. No satisfechos ni convencidos con todo esto, esa misma noche, madrugada del lunes, recibo un mensaje de su manager en EEUU donde me dice que para continuar con la gira exige unas condiciones inasumíbles para todos los conciertos y que provocarían pérdidas a salas y promotores, momento en el cual, ya harto de semejante despropósito y por la dignidad de todos los que hemos trabajado en la gira de esta «señorita», salas, promotores y agencia, decido como máximo responsable de la misma y de Dwaves Events cancelar la gira. Se lo comunico a todos el lunes por la mañana y les muestro el mensaje recibido. Publico el cartel que anuncia la cancelación de la gira.

Ahora ocurre un hecho curioso, la artista, al ver que la gira está cancelada oficialmente, decide ponerse en contacto ella misma en persona directamente con las salas con el objetivo de negociar las nuevas condiciones para intentar salvar las fechas, a lo que las salas no aceptan solidarizándose con Dwaves Events y con las salas damnificadas anteriormente, todas menos una, que decide que va a mantener su evento independientemente de que la gira haya sido cancelada.
Dwaves Events nunca va a permitir las amenazas ni la extorsión de ningún artista hacia ninguna sala o promotor, y no permitirá nunca que estas prácticas mafiosas se lleven a cabo en ninguno de los eventos o giras de los que participe, vengan de quien vengan.
Queremos en primer lugar, pedir disculpas a todos los perjudicados por esta situación que nunca debió de darse y que nunca imaginamos que llegaríamos a vivir. Y en segundo lugar agradecer enormemente a las salas que nos han apoyado en estos difíciles momentos, vuestra comprensión y apoyo incondicional, estamos aquí para lo que os haga falta. También a todos aquellas bandas y gente en general que nos estáis apoyando y hacéis que todo nuestro trabajo se vea recompensado, de corazón, mil gracias!!

Texto y fotos por Jesús Díez.

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

Tami Neilson dijo lo que pensaba en Valencia

Tami Neilson dentro de su gira nacional hizo escala en Loco Club...
Leer Más