El placentero virtuosismo de Snarky Puppy

En su tercera visita a la ciudad, Snarky Puppy desplegó todo su poder en el Palau de la Música en el marco del Guitar BCN.

Hacía mucho tiempo que tenía ganas de echarles el guante a Snarky Puppy. Quería comprobar por mi mismo si eran capaces de llevar al directo todo lo que había escuchado de ellos en estos años. Habrá quien piense que la duda ofende, pero cuando te encuentras con semejante amalgama de ambientes y dinámicas, necesitas echar mano de la demostración empírica. 

Para quien no los conozca, Snarky Puppy son una formación de músicos virtuosos de número oscilante según sus agendas lo permitan. Sólo hay un miembro que no contempla variación y es su lider el bajista Michael League. Su tercera visita a Barcelona venía esta vez bajo el paraguas del festival Guitar BCN y fueron los techos modernistas del Palau de la Música los que acogieron el concierto. Con su decimotercer disco en estudio a punto de salir, la banda planteó un repertorio para comprobar la acogida de los nuevos temas en el público. 

Un público que, sin mucho riesgo de equivocarme, estaba formado en su mayoría por músicos y amantes del jazz y del progresivo con ganas de escuchar el talento de la banda. Una tremenda ovación por su parte acompañó a los nueve músicos mientras tomaban posiciones. Dos temas del nuevo disco más fueron los encargados de romper el hielo y dejar muy claro que iba a ser una noche para disfrutar del excelente sonido que nos brindaba el Palau.

20220711-Snarky-Puppy_DSI1746©DesiEstevez

 

“Keep It On Your Mind” y “Broken Arrow” mantienen esa esencia ecléctica que caracteriza a Snarky Puppy. Igual te mezclan jazz como progresivo como ritmos latinos en un mismo tema. Empezó el concierto Michael League tras un Moog en lugar de su bajo habitual, pero solo fue para ese tema inicial. En una de las pocas concesiones a su pasado, el ritmo latiente de “Big Ugly” sirvió para el lucimiento de Zach Brock al violín. Tanto la percusión y las palmas con las que el público acompañaba el tema hacía que te embarcaras en otro de los muchos viajes a través del sentido del oído que se pudieron sentir durante la noche.

 

Su particular visión del latin jazz vino de la mano de “Bet”, otro de los nuevos temas de “Empire Central”, en el que pudimos disfrutar de duelos entre guitarra, violín, saxo y teclado. El público, aun sentado, no dejaba de bailar tímidamente o como mínimo de seguir con la cabeza los contagiosos ritmos que proponen Snarky Puppy. Los tres años que Michael League vivió en Barcelona le sirvieron para presentar a la banda y hacer casi todas sus intervenciones en catalán, algo que fue acogido con mucho entusiasmo.

20220711-Snarky-Puppy_DSI1699©DesiEstevez

Fue en ese momento en que el bajista avisó que esa noche tocarían muchos de los temas de ese próximo trabajo. Con los cuatro que formaron el siguiente bloque fueron hasta siete las presentaciones al gran público del material nuevo que hicieron. “Cliroy” está dedicada a los trompetistas Clifford Brown y Roy Hargrove. “Honiara” fue uno de los temas nuevos que se recibió con mayor entusiasmo gracias a su contagioso ritmo. 

 

Los años de residencia en Barcelona le sirvieron al líder de la banda a experimentar y jugar con ritmos próximos a nuestra cultura. Así, la inspiración para “Belmont” proviene de las Alegrías del flamenco. Claro que pasado por su filtro cualquier parecido con el origen es mera coincidencia. Como curiosidad recomendó que por muy tentador que estuviéramos en hacer palmas, las hiciéramos para nuestro interior, porque no iba a salir bien. El último de los nuevos temas fue “Pineapple” donde se muestran más abiertos al funk y el hip hop y muestran su lado más bailón.

20220711-Snarky-Puppy_DSI1729©DesiEstevez

Pero los que llenamos el Palau queríamos escuchar algo más que sus nuevas propuestas. Si bien esta no es una banda de éxitos como tal, sabemos que hay temas que no pueden faltar en su repertorio. El primero de ellos fue “Tio Macaco” con cierto regusto árabe en las percusiones iniciales hasta llevar el tema a su parte mas latin finalmente. Los metales volvieron a soplar con fuerza y en su tramo intermedio nos dejaron boquiabiertos con un espectacular duelo entre percusión y batería. Todo un final de fiesta que se vió redondeado con “Shofukan”, en la que solo bastaron los compases iniciales para que comenzara la ovación. Ambos pertenecientes a su álbum “We Like It Here” cerraron el concierto con el público en pie pidiendo más. 

Y la banda se hizo poco de rogar para tocar un tercer tema del mismo disco. Volvieron a sus posiciones para llevarse otra sonora ovación cuando “Lingus” abrió el momento de los bises. Otro gran ejemplo de la destreza y de la coordinación de estos músicos en la que no muestran ni un atisbo de sufrimiento durante los imbricados patrones con los que juegan . Cuando ya dábamos por finalizado el concierto, se sacaron un último as de la manga. “Ready Wednesday” con su carácter jazzístico puso el punto y final a una velada en la que se comprobó que no siempre el virtuosismo en la música ha de ser sinónimo de peñazo. Como detalle para los asistentes, la banda dedicó unos minutos a firmar y hacerse fotos tras el concierto.

20220711-Snarky-Puppy_DSI1743©DesiEstevez

 

Es cierto que si eres músico se disfruta mucho una banda como Snarky Puppy. Pero ellos tienen ese punto más próximo y accesible gracias a esa fusión de estilos que los separa de una banda como King Crimson y de sus trabajos más progresivos. En definitiva, una de esas veladas que para unos, entre los que me incluyo, podría ser candidata a concierto de este año y para otros ser un tostón. Pero es lo bueno que tiene, una banda así no deja indiferente a nadie una vez los escuchas. 

Fotos: Desi Estévez

 

Escrito por
More from Sergio Leiva

British Lion vuelven a Barcelona

Quizás para muchos el nombre de British Lion por sí solo no...
Leer Más

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.