The Rolling Stones, 28 de junio de 2007, Estadio Vicente Calderón, Madrid.

The Rolling Stones, 28 de junio de 2007 en el estadio Vicente Calderón de Madrid.
The Rolling Stones, 28 de junio de 2007 en el estadio Vicente Calderón de Madrid.
The Rolling Stones, 28 de junio de 2007 en el estadio Vicente Calderón de Madrid.
The Rolling Stones, 28 de junio de 2007 en el estadio Vicente Calderón de Madrid.

Muchísimo calor en Madrid, rondaban los 30 grados de temperatura a eso de las seis y media de la tarde, y al llegar al Vicente Calderón ¡sorpresa! FOS (Front of Stage) libre para que lo ocupen los primeros 300 inquilinos ¡a sólo 12 metros de Keith Richards! el lugar estaría petado en cuestión de minutos.

Una hora más tarde comienza a sonar Loquillo y los Trogloditas, sobrios en su excelente directo, con una sorpresa añadida,  Sabino Méndez subió al escenario a reencontrase con su amigo de toda la vida y así cerrar un ciclo con los Trogloditas en su despedida, primero con The Who y ahora con los más grandes.

Una hora después pisarían el escenario los australianos Jet, con una actuación bastante mediocre en su primera visita a España. Tuve la oportunidad de verlos dos veces en recintos más pequeños y creo que el resultado fue muchísimo mejor que en lugares tan grandiosos como éste.

Sobre las 22:20 el estadio estaba prácticamente lleno, y la gente empezaba a corear oe, oe … futboleros, y de repente …

¡¡Ladies And Gentlemen, The Rolling Stones!!!

Las luces se apagan y el escenario nos traga con ese vídeo a modo de presentación de la gira «A Bigger Bang World Tour 2007», impresionante montaje audiovisual y no menos los fuegos de artificio, al terminar … «Start me up», alto y lleno de energía, ese fuego esparcido por el vídeo debido al aceite de la letra nos llevaba a doble velocidad a un lugar diabólico y muy grasiento, ¡imposible parar! «You, you make a dead man cum you, you make a dead man cum» , locura colectiva, eyaculación de riffs a borbotones, los muertos y nosotros estábamos encendidos.

Con «Let’s spend the night together», Jagger comenzaba a tutearnos en castellano. «She’s so cold», «All down the line» y «Monkey man», completan hasta el momento un repertorio auténticamente impresionante y renovador, dejando fuera temas de su último trabajo.

Seguidamente con «You can’t always get what you want» y «Sway» dejaron aún más atónito al personal, pero no, otra perla más «Night time is the right time» versionada multitud de veces por Ray Charles rindiendo pleitesía y homenajeando a otro de sus ídolos, el público ya practicamente miccionaba sin darse cuenta en sus pantalones.

Wooo yeah!!!  mojados completamente, sus Satánicas MajestadesThe Rolling Stones, comienzan a tirarnos sus dados, ¿objetivo? como casi siempre en sus letras, las mujeres, Women think I’m tasty, but they’re always tryin’ to waste me and make me burn the candle right down … «Tumbling dice» y empieza así la presentación de toda la banda, los allí presentes éramos ya simples dados de casino rodando por el césped del Calderón, Got to roll me. Got to roll me, Got to roll me (Keep on rolling, Keep on rolling). La mayor ovación se la llevó como siempre el genuino Charlie Watts, no quedándose muy rezagado en este tipo ovaciones y vitoreos el «pirata» Richards.

Hasta ese instante Ronnie Wood y Charlie Watts, soberbios, y Mick Jagger un auténtico enterteiner. Llega el momento, Keith Richards «You got the silver» y «Happy», emocionante momento, hacía décadas que no tocaban esa obra maestra en la que Richards desesperadamente se vuelve a equivocar con aquella mujer que confunde el oro, el maldito dinero y el lujo, con el amor. Con «Happy» vuelve de nuevo a darse cuenta que le quemaba el dinero en los bolsillos agujereados y que simplemente necesitaba un amor ¿lo conseguiría con ese bigote para su nueva aparición en Piratas del Caribe?

Es el momento de cambiar de escenario, el B Stage, The Rolling Stones se mueven hacia el centro del Calderón con los acordes de «Miss you» sobre un pequeño escenario rodante. «It’s only rock and roll», «Honky Tonk Women» y «Satisfaction» vuelven a transportarnos a esas carreteras en Bakersfield y a aquellos garitos del medio oeste en Estados Unidos, un delirio, enajenados diría yo.

El infierno había llegado al escenario central, los chicos malos regresan a un escenario en llamas, «Simpathy for the devil», luego «Paint it black», y finalmente «Jumpin Jack Flash», para dejar el encore a «Brown sugar». Sin palabras, todos ustedes conocen como se las gastan éstos que han robado tantas almas, que estuvieron muy cerca de Jesucristo, que se cercioraron de que Poncio Pilatos se lavara las manos y sellara su destino y que matasen a Zares y ministros  ¿Quién mató a los Kennedy? cuando en definitiva fuimos tú y yo.

Pleased to meet you hope you guess my name …

Fuegos artificiales, mucho ruido, sonido impecable, guitarras majestuosas y ruidosas, Keith desaparecido durante media canción en «Sympathy for the devil» ¿estaría con el Príncipe de las Tinieblas? …

 

Uno de los mejores set list de los últimos años, sin duda alguna, cuando se encendieron las luces del estadio las caras en el  público eran todo lujuria, perversión y alegría. Son los más grandes.

El año pasado cancelaron, pero este 2007 han estado ahí, y después de 25 años vuelven al mismo estadio, donde cayó aquella tormenta, la capital del reino. Casi dos horas y 15 minutos, 19 canciones y rock and roll a raudales.

Como muy bien le dicen a Lucifer y a mucho rockerillo del tres al cuarto, o usas bien tus encantos y tu cortesía, o tiraré tu alma a la basura …

¡¡¡ Pleased to meet you hope you guess my name and Gimme, gimme, gimme the honky tonk blues !!!

 

More from Carlos Pérez Báez

Adiós a Stanley Dural «Buckwheat Zydeco», uno de los grandes del Zydeco

Stanley "Buckwheat" Dural Jr., uno de los pilares de la música Zydeco...
Leer Más