Willie Buck rejuveneció en Tenerife con el Blues más genuino de Chicago, el 1 de abril de 2011

Willie Buck en concierto, 1 de abril 2011, Tenerife
Willie Buck y su clase de blues clásico en Tenerife, Cine Víctor, 1 de abril de 2011.
Willie Buck en concierto, 1 de abril 2011, Tenerife
Willie Buck, lección de blues clásico en Cine Víctor, Tenerife, 1 abril 2011.

Pues sí, Willie Buck cerró su taller de coches en Chicago y se vino a Tenerife con toda su grasa. Quique Gómez, harmónica, José Luis Pardo, guitarra, David Salvador, bajo, y Pablo Bárez a la batería, nos aproximaron al fuego del blues más genuino, salvaje y primitivo jamás tocado en la isla, dando su vida en el escenario y desprendiéndose de parte de sus almas en cada tema. Sexo, alcohol, peleas, asfalto y gritos, son la gasolina directamente subida a nuestros cerebros ¡tremenda banda!

Willie, mecánico y músico con sus casi 74 años y su Cadillac Sedan de Ville del 56, recorrió el Cine Víctor como si hubiera sido el Checkerboard Lounge.

Santa Cruz durante dos horas se convertiría en la ciudad del pecado, también gracias a Juan Salán.

Aquello olía prácticamente a Chicago, Big Boy Cudrup, a Chitterlings, grits, hog mows, cornbread, collard greens, fried chicken y a mac & cheese, estábamos en el Sally´s Juke Joint, retrocedíamos al Pepper´s donde Willie Crawford, Willie Buck, escuchaba y veía a B.B.King.

El show sonó como una auténtica apisonadora desde que apretaron el acelerador con “She’s all right”, “Champagne & Reefer”, “I’m King Bee”, “Everythin’s gonna be alright”, “walkin’ through the park”, y el frenazo con “she’s 19 years old”.

 

Tras repostar, banda incluida, por el bar, volvieron al escenario cantándonos aquello de que las “mujeres siempre mienten”, clase y tablas, aquello seguía «apestando suciamente» a Chicago, retrocedíamos en el tiempo y como él,  en los años 60 tocando con el mismísimo Little Walter antes de morir.

William Crawford, amigo de Little Walter, Muddy Waters y otros maleantes, mete gas con “Mannish Boy”, “don’t go no farther”, “streamline woman”, “I’m ready”, “baby please don’t go” y pisando freno ya con “Sweet Sixteen”.

Recuerda, la primera vez que una chica se quitó la ropa interior y la lanzó al escenario fue por culpa de un tipo que tocaba BLUES, y cuando las chicas blancas empezaron a hacerlo, lo llamaron rock & roll.

 

More from Carlos Pérez Báez

«Book of Bad Decisions», nuevo disco de Clutch

Clutch publicaron el pasado 7 de septiembre "Book of Bad Decisions".  Duodécimo...
Leer Más