Eli «Paperboy» Reed and The True Loves arrasan en Las Palmas de Gran Canaria el pasado viernes 22 de julio de 2011

Eli Paperboy Reed & The True Loves. 22 de julio de 2011 en Las Palmas de Gran Canaria.
Eli Paperboy Reed & The True Loves arrasan en Las Palmas de Gran Canaria el 22 de julio de 2011.
Eli Paperboy Reed & The True Loves, 22 julio 2011, Las Palmas de Gran Canaria.
Eli Paperboy Reed & The True Loves, 22 julio 2011, Las Palmas de Gran Canaria.

Definitivamente, el pacto entre  Eli “Paperboy” Reed & The True Loves y el diablo se llevó a cabo el pasado viernes 22 de julio en el anexo de la Plaza de la Música en las Palmas de Gran Canaria. Después de verlo el pasado año en el Paraninfo de la Universidad de Las Palmas, gracias otra vez a Salán Producciones, este bostoniano de 28 añitos con voz de blanco, y garganta y alma negra, mejoró con creces su anterior visita de manera demoledora y sin ningún género de dudas. Literalmente, si querías escuchar  la mejor música en Canarias y España ese viernes noche, Las Palmas de Gran Canaria era el lugar, como diría Eli Reed, “you’ve got to come and get it!”.

Abrían el festival esa noche El Viejo Astra, luego The Amaroses, a continuación el “chico de los periódicos” como plato fuerte de la noche y finalmente los lanzaroteños Oscartienealas. El Viejo Astra, sin mucho público aún en el recinto cerca de la playa de Las Canteras destiló sonidos pop-sesenteros, quinteto que parecían recién llegados a la mayoría de edad no dejaron indiferente a los allí congregados. Los siguientes fueron The Amaroses desprendiendo mucho grunge y espíritu de diversión sobre el escenario, canciones en inglés, siendo la delicada y furiosa voz de Delemza Cruz su gran baza acompañada siempre de contundentes y efectivas guitarras. Oscartienealas, hoy en día es la banda más exportable de Canarias, engancharon enseguida a la parroquia, a la que entregaron muy buen rock and roll, intenso y sucio.

Manel Ruiz "El Especialista".
Manel Ruiz «El Especialista»

Tengo que destacar antes que me olvide la labor de Juan Salán, Salán Producciones, un genio que cuida como nadie los detalles en un concierto, siempre apela que la afición merece ser cuidada en todos los aspectos y no explotada con sobreoferta mediocre y que cuando el producto es bueno hay respuesta, y la hubo, hasta entre grupo y grupo se cuidó el detalle de tener a un grandioso Dj llamado Manel Ruiz “El Especialista” que mantuvo el ritmo musical del mismo, con una prodigiosa selección de clásicos no muy comunes, la selección durante el tiempo de espera de Eli Reed fue absolutamente portentosa.

El Viejo Astra
El Viejo Astra

Y llegó el momento esperado por todos, las once y veinte de la noche, el cielo grancanario se retorcía en negro, como si el diablo estuviese agarrado a sus nubes que avecinaban lluvia, cinco mil “souls” llenaban el emplazamiento del anexo a la plaza de la música, ese soul, ese todopoderoso musical, no hay otro estilo musical que sea capaz de contagiar e invitar a la diversión a tanta gente diferente, sólo el rock & roll se le acerca. Alguien comentó que “el blues tuvo un hijo y lo llamaron rock and roll y el gospel y el rythm and blues tuvieron otro que se llamó soul”, un género ligado a la comunidad negra en aquella época en que se integraron a la sociedad norteamericana lentamente. Los siete True Loves hicieron acto de presencia sobre el escenario siendo el maestro de ceremonias del mismo J.B. “30 seconds” Flatt encargado de su Hammond xk·c3, sólo Ryan Spraker, guitarrista, fue el único cambio con respecto a la actuación del pasado noviembre, Jesse Barnes (guitarra), Mike Gabriel (bajo), Jelanie Brooks (saxo tenor), Patriq Moody (trompeta), Freddy DeBoe (saxo barítono) y Jerrel Clapton (batería). Primer jeringazo de adrenalina de la noche, con la intro, JB Flatt a modo de speaker y a la antigua usanza, como si estuviésemos en el mismísimo Apollo del Harlem, “Hola Las Palmas, how you doin’ tonite!!, we’re The True Loves, our second night on this tour and back in this island!! And this’s the man, he always delivers, Mr. Boom Boom, the satisfier himself, please welcome to the stage Capital Record artist, Eliiiiiiiii Paperbooooooooy Reeeeeeeeeeeeed!!!

The Amaroses
The Amaroses

Elegante y energía pura el de Massachussets se sube al cielo y agarra al mismísimo Rey de las Tinieblas en aquel cielo negro tragándoselo de un bocado, ese era el pacto, como Jackie Wilson y James Brown en la crudeza, y estilo sexi-gospel al más puro Sam Cooke ataca con una versión ¿de quién si no? Lemmy de los Motorhead, “Ace of Spades”, histeria sexual y colectiva, aquello era la “boom, bomba”!!!

Poco después agarra su Gibson Hollow Body del 56 para seguir con sus gritos y riffs de guitarra salvajes, logrando hacernos viajar en el tiempo, aquellos Stax, Atlantic o Tamla Motown, soul puramente añejado, incorporando toques gospel, rythm & blues y country en ocasiones. Este chico de Brookline, Massachussets, poco después de terminar el instituto tanto escuchaba blues en Clarksdale de Mississippi, como aprendía gospel en una iglesia del South Side de Chicago con Mitty Collier, un músico de Chess Records.

De vuelta a su Boston natal, hit the road en 2005 y a partir de ahí Pickett, Don Covay, Sam Cooke, Otis Redding, Al Green, Ray Charles, James Brown o Jackie Wilson, referentes para este soulman emotivo con voz desgarrada, alma negra y confesional. Si tienen tiempo, vayan a su tienda de discos de confianza y compren  Walkin’ and Talkin’ y comprenderán lo que les digo, ¡una absoluta obra maestra!

Entregado ya al público, Eli Reed con su traje verde vintage pistacho y tupé impecable, enlaza otra canción del maravilloso album Roll with you, con “Am I wasting my time”, invocando a otro que está en las tinieblas, Mick Jagger, oooooh yeahh!!!, y así con otra versión de otro inquilino del mismísimo infierno, el outlaw e incunable country Waylon Jennings, “Only Daddy that´ll Walk the Line”, de un plumazo tres canciones potentes donde los metales absolutamente lucían brillo. Eli Reed saludaba al público, el ritmo era demoledor, ya empezábamos a sentir y oler ese sudor escénico como nuestro, estaba siendo uno de esos conciertos, muy pocos, en el que se transmitían sensaciones, en los que el público sin darse cuenta se encontraba marcando el ritmo y al poco tiempo te encontrabas bailando sin quererlo, tus pies te envuelven y comienzas a bailar.

Estaba dejando bastante claro con su arrolladora voz y carisma sobre las tablas, sus maneras de implicar al público, los tenía ya prácticamente comiendo en sus manos, a modo de predicador evangelista nos insta a todos en misa con “Help Me”, para luego abatirnos y estallarnos en la cara con “The Satisfier”, luego “Pick a Number” y “It’s easier” convirtiéndose descaradamente en ese Don Covay, sus dos mejores baladas, reivindicando al respetable con lágrimas, Otis Redding’s the air…, excreciones del Delta del Mississippi de Robert Johnson que seguía salvajemente su curso hacia el mismo mar de Las Canteras. “Stake your Claim”, “Tell me What I wanne Hear” y el “Just Like Me” al más puro estilo Smokey Robinson,  ¡¡qué noche, qué maravilla!! cerraban el primer set del concierto.

Oscartienealas
Oscartienealas

Exhausto pero sin dar ningún atisbo de fatiga, Reed se marcha del escenario. La estructura del concierto iba como la seda, The True Loves solos sobre el escenario y sonando “Crack Symphony”, un tema funky a caballo entre The Vibrations y Jackie Wilson. Me cuentan amigos norteamericanos que este tema instrumental suena a todas horas en muchas emisoras estadounidenses. La descarga eléctrica es brutal, la banda disfrutaba sobre el escenario, sonrisas, felicidad, a mi alrededor sólo veía a espectadores entregados y boquiabiertos, si aquello no te ponía, no eres la clase de persona que quiero conocer. Eli aparece, y se arranca la chaqueta, can you feel it?, nos dice, suenan “Young Girl”, la gospel-country, “You can Run On”, “Time Will Tell”, “Name Calling” y finalmente rematan con“I’m Gonna Getcha Back”. Aquello prácticamente se venía abajo, aplauso de campeonato, se despiden todos. Era la una de la madrugada, el cielo se había despejado, el Príncipe de las Tinieblas estaba delante de nosotros y sin enterarnos, suenan de nuevo los acordes de “Come and Get it” y “Take My Love with You”, el respetable bailando y gimiendo como auténticos posesos, la música sonaba a todo trapo, aquello echaba humo, se marchan de nuevo del escenario todos los músicos. Eli vuelve y nos dice que ha sido hasta ese momento su mejor concierto de la gira en 2011. Es el momento del “(Doin the) Boom, Boom”, Eli Paperboy Reed se había transformado en James Brown, introduce a su banda The True Loves uno por uno, acabando descamisado, y lleno de sudor como todos nosotros, centrifugado endemoniado, bestial todo aquello, éxtasis final, eran casi la una y media de madrugada, tenían que coger un avión a Madrid y carretera hacia Tudela a eso de las seis y media de la madrugada. Nos enseñó hasta “el soul clapping” antes de partir, before get the hell out of here. Se vuelve a marchar, ¡¡pero regresa con una sonrisa de lado a lado, dos horas de concierto y se despide con su “Walkin´and talkin’ (with my baby)!!, el registro vocal de venas en el cuello tiene la grave persistencia de esa voz interior que nos acompaña a todas partes, en las horas chicas de la madrugada, sus canciones hablan de sentir, de amor, a menudo no correspondido, de viajar, de vagar, de metáforas sexuales más o menos explícitas, y sobre todo de la mujer como símbolo de perdición. Comunión perfecta de música, magia y público, concierto de diez en el que todo, incluyendo sonido, bares y entrega por ambas partes, se confabuló para hacer de éste, aún estamos a mediados del 2011, el concierto del año en Gran Canaria y Canarias, god bless you Juan Salán. (Salán Producciones)

Visita la galería de fotos de Dirty Rock en Photobucket para ver el álbum de fotos del concierto de Eli Reed en Las Palmas el 22 de julio de 2011 .

Visita el canal de vídeo de Dirty Rock en YouTube para ver los vídeos del concierto de Eli Reed en Las Palmas el 22 de julio de 2011.

 

More from Carlos Pérez Báez

My Yellowstone «Sweet Solution», nuevo vídeo

"Sweet Solition" es el tercer adelanto del nuevo disco de My Yellowstone....
Leer Más