Fran Zappa publica «Dance me This», disco inédito, último de su carrera y número 100

Frank Zappa grabó «Dance me This» en diciembre de 1993 antes de fallecer junto a “Trance-Fusion”, el último capítulo de “Civilization, Phase III” y de “The Rage & The Fury, The Music of Edgard Varèse.”, dicho álbum inédito se publicará el próximo 1 de junio siendo el número 100 de su carrera discográfica, disco que fue editado en edición pirata en cassette en 1994, desde que comenzara con «Freak Out!» en 1966 su carrera discográfica uno de los mayores cerebros del rock, nunca infirió su música como Rock progresivo, el artista norteamericano representa la esencia del rock progresivo, pues ningún otro artista o banda en la historia de la música rock ha incorporado exitosamente tanta diversidad de elementos al rock, ni ha producido música tan original y atrevida.

Fran Zappa por su atrevimiento, originalidad y variedad, su falta de compromiso con las discográficas y con el gusto de las masas, resulta para muchos difícil de escuchar, asimilar y de apreciar, y a pesar de su excelente propuesta, sigue siendo un gran desconocido para el gran público.

El legado musical de Frank Zappa se compone en más de ochenta álbumes, oficiados en treinta años, héroe para muchos de la guitarra, amigo intimo del genio Captain Beefheart, al que le puso el nombre artístico, siempre fue un provocador y anárquico, mezclando con sapiencia muchísimos géneros musicales como la música clásico con el Blues, Rock, Punk, Surf, Electrónica, Rap, Folk, Reggae y el Doo-Woop, aunque él se ve veía más como un compositor de música clásica, sobre todo barroca y del siglo XX, haciendo que muchos de sus temas sean imposibles de clasificar en un estilo determinado.

Frank Zappa siempre utilizó la burla con picardía en toda su obra, rodeándose siempre de magníficos músicos, como los hermos Brecker, Steve Vai, Don Preston, Adrian Belew o Vinnie Colaitua.

Si entras en el universo del genio Frank Zappa, comparable a un Leonardo Da Vinci de nuestra época te va a ser muy difícil de salir de él, siendo fuente inagotable de experiencias musicales gratificantes, en donde nada se repite,  todo constituye un nuevo desafío, que no produce otra cosa más que fascinación y, sobre todo, admiración por un músico tan extraordinario.

Frank Zappa fue muy critico con la sociedad que convivía, demostrándolo en cada una de sus letras utilizando el humor para cantarle a la política, la religión y la hipocresía que abundaba en ellos, todo ello combinado con el carácter sexual de muchas de sus canciones, lo llevaron inevitablemente a enfrenarse con quienes creen en la censura como medio de represión.

La censura llevó a Frank Zappa en 1985 al Senado norteamericano donde enfrento a Al Gore (vicepresidente de Bill Clinton) por la ley que mas tarde implementó el lema “Parental Advisory”, calificado por Frank Zappa como una extorsión a la industria discográfica.

Fran Zappa respondió en todos sus discos a partir de aquella orden con la siguiente consigna:

¡Cuidado! Este álbum contiene material que una sociedad verdaderamente libre nunca temería ni suprimiría. El lenguaje y conceptos contenidos aquí garantizan no causar tormento en el sitio donde el tío de los cuernos y tridente lleva sus asuntos. Esta garantía es tan real como el de los fundamentalistas que atacan la música rock en su vano intento de transformar América en una nación de estúpidos (en el nombre de Jesucristo). Si hay un infierno, sus llamas les esperan a ellos, no a nosotros!

La influencia de Frank Zappa captó la atención de nombres tan diversos como Alice Cooper, John Frusciante, Black Sabbath, Meridian Arts Ensemble, George Clinton o George Winston entre otros muchos.

 

 

 

 

More from Carlos Pérez Báez

Earl Scruggs, pionero del Bluegrass, banjo innovador en la música Country, falleció ayer

Earl Scruggs el guitarrista de banjo más infuyente en el Bluegrass y...
Leer Más