Adiós a B.B. King, Lucillle eterna DEP

B.B. King falleció anoche en la ciudad de Las Vegas a los 89 años de edad, el Bluesman sufría de diabetes e hipertensión desde hacía más de una década, sufrió varios achaques semanas atrás del dueño de la guitarra más famosa del mundo «Lucille» apodado por su dueño Riley B. King,  el «rey del blues», como era afectuosamente conocido B.B. King ganador de quince premios Grammy.

B. B. King nació en Mississippi en 1925 cercado de pobreza, segregacionismo y esclavitud y en el que su madre le abandonó a él y a su padre cuando B.B. King  tenía 4 años para irse con otro hombre. La música, primero en el coro de la iglesia, y luego ya con la guitarra fueron su vía de escape en una adolescencia marcada por la pobreza y el aislamiento dando recitales en chabolas o en los campos de cultivo hasta que un hombre Sam Phillips, propietario de Sun Records se fijase en él con 24 años para grabar sus primeros discos transformando la música rural y negra, el blues, en un sonido urbano y universal.

A B.B. King lo apodaron en su juventud como “The Beale Street Blues Boy” (El admirado chico del Blues), con 9 años fabricó su primera guitarra con un cable, de los que se usa para hacer embalajes de algodón. Atándolo al palo de una escoba, al aplastarlo extraía sus primeros sonidos con los que intentaba imitar las canciones que escuchaba en los discos de Blind Lemon Jefferson que le prestaba una tía suya.

B.B. King contó con la aydua de Frank Sinatra, que en la década de los sesenta para dar conciertos y espectáculos en la ciudad de Las Vegas en los que B.B. King se convirtió en el primer negro en actuar en la ciudad del juego siempre con su guitarra Gibson «Lucille», guitarra que toma su nombre de la mujer por la que se pelearon dos hombres del público en uno de sus recitales en la aldea de Twist, en Arkansas. La bronca alcanzó tal nivel que acabó provocando un incendio. La sala fue evacuada, pero King volvió a entrar para agarrar su guitarra antes de que ésta ardiera. Cuando se enteró de que la pelea había sido por una chica llamada «Lucille», decidió bautizar así a todas sus guitarras.

El estilo de interpretar de B.B. King sus canciones es genuino e inconfundible, toca con explosiones cortas, con una técnica rica y robusta. Además tiene un fraseado limpio, realiza solos sofisticados, desarrollando ese fraseado especial en el que toca dos notas, luego salta a otra cuerda y desliza subiendo una nota.

Adiós a B.B. King, Lucillle eterna DEP.jpg

 

 

Etiquetas de la historia
, ,
More from Carlos Pérez Báez

Chuck Prophet «Night Surfer» nuevo disco y gira española 2014

Chuck Prophet anuncia nuevo disco titulado "Night Surfer", décimo tercer album producido...
Leer Más