El precioso retorno de una gitana llamada Cathy Claret que caminaba Solita por el Mundo

Se olvidan con rapidez, se perdonan fácilmente esos años de silencio que supieron a verdaderas eternidades, cuando suena el nuevo disco de Cathy Claret, “Solita por el mundo” (2015). Gitana de corazón, canastera de la vida, eterna artista que mezcla una vez más en su coctelera Jazz, Flamenco, Pop, Bossa Nova y esa magia que la adorna y la hace única, como este álbum. Colaboran en esta obra, porque sola no ha estado jamás, artistas tan inclasificables como ella, caso de Pascal Comelade, ese viejo amigo que exhibe su sabiduría en “Bleu de Cadiz”, o la actriz Rossy De Palma, aquella chica Almodóvar que ahora aporta su carisma a “Una mélodie”. Tampoco faltan a la cita Bebe, que canta y cuenta como es “Mi casita blanca” o Nouvelle Vague, que visten con su elegancia “Les cerisiers”.

Pero, junto a ellos, está Claret y esa voz aterciopelada, tan propia de aquellas vocalistas francesas que enamoraron con su glamour los años sesenta, ese embrujo zíngaro que atesoran unas composiciones que, en varios casos, han contado con el talento creativo de Carlos Bayón. Atrás queda el silencio en el que nos consolábamos escuchando algunos de sus álbumes anteriores, como los maravillosos “La chica del viento” (2000) o “Sussurando” (2003) y que esperamos que ahora no se haga tan largo. Porque, cuando se apaga tu música,  Cathy, ya te echamos de menos.

Escucha el nuevo disco de Cathy Claret “Solita por el mundo”:

Texto por Ernesto Bravo.

 

 

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

The Neatbeats alegraron con su Rhythm ‘n’ Beat nipón

Crónica del concierto de la banda japonesa The Neatbeats en la sala...
Leer Más