Andrew Bird, Un hombre orquesta se ha colado en el Nuevo Apolo

El hombre orquesta es una figura muy querida del imaginario popular. Aunque ya por desgracia, al menos por estos lares, ya es muy difícil ver uno, si tienes la suerte de cruzarte con él no puedes evitar pararte un rato para escucharle y al final echarle unas monedas.

El 1 de noviembre tuvimos la oportunidad de ver en el Teatro Nuevo Apolo a Andrew Bird ejerciendo de hombre orquesta. La puesta en escena era visualmente sobria y elegante. El músico, solo, con altavoces a su espalda que evitaban el vacío excesivo, tres micros, dos pequeñas sillas donde descansaba ocasionalmente su violín y su toalla, un xilófono muy poco usado, una guitarra y unos cuantos pedales que usaba para samplear y reproducir sonidos. Todo sobre un fondo plano sobre el que se proyectaban luces de colores sólidos y cambiantes.

Andrew Bird concierto Madrid 2016.13

Cuando ves por primera vez a Andrew Bird en este formato, te quedas un poco pasmado. Tienes delante a un virtuoso del violín que hace uso intensivo de la tecnología sampleando en línea, al inicio de cada uno de los temas, los sonidos de los instrumentos, su propia voz y sus silbidos y reproduciéndolos a golpe de pedal, con una pasmosa facilidad, consiguiendo generar la atmósfera apropiada para cada canción. Flipante… pero esto se no se mantendría, o tendría poco recorrido si no fuera porque su voz, esa voz absolutamente personal, versátil y llena de drama, hizo creíble y aceptable ese uso intensivo de la tecnología.

Pero no todo fue en base a sampleados y reproducciones. Aproximadamente un tercio del concierto, desenchufaba el violín, se desplazaba con él unos metros hasta el micro que estaba más a su izquierda y hacia los temas totalmente desenchufado de la tecnología. En esta parte, en la que el músico estaba únicamente pendiente de la interpretación de la pieza, su voz cobraba especial relevancia, perfectamente acompañada por el violín juguetón. Para el autor de estas líneas, lo mejor del concierto.

Andrew Bird concierto Madrid 2016.1

El músico presento varios temas de su último álbum “Are you serious”, para luego repasar algunos clásicos como “Pulaski at night” o una fantástica versión acústica del “Weather Systems”.

Lástima que en este concierto no le tocó el turno a “Armchairs”: Soñé que eras un cosmonauta/Del espacio entre nuestras sillas/Y que yo era el cartógrafo/De los enredos de tu pelo.

Texto por Roberto Fernández y fotos por Ana Hortelano.

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

Entrevista a The Empire Strikes, gira española para presentar “High Tide”

Entrevista a la banda finlandesa The Empire Strikes con motivo de su...
Leer Más