La Orkesta Mendoza reivindica el verdadero sonido de la América mestiza

Ante el acoso de la mentira, cabe esgrimir la verdad. Por eso, si a principios de los noventa el productor Emilio Estefan fabricó en un laboratorio sonoro de Miami un monstruo denominado erróneamente “música latina”, cabe mostrar el auténtico acerbo cultural de gran parte de América, ésa que late entre Río Grande y el Golfo de México. Tierras y aguas de frontera, guerras, ideologías, romanticismo, héroes, muertes y forajidos. Pero también de mucha música. Y esa realidad sonora la trajo la Orkesta Mendoza a la barcelonesa Sala Apolo el pasado 11 de mayo de 2017 aunque añadiendo ingredientes de su propia cosecha. No en vano, este proyecto no deja de ser una iniciativa que Sergio Mendoza utiliza para que su talento respire más allá de Calexico, la banda en la milita desde el 2012 y a la que ha insuflado toda su sabiduría.

La Orkesta Mendoza Salvador Durán Barcelona 2017.8

            Teniendo a Sergio como punto en común, ambas formaciones transitan por esos territorios entre Estados Unidos y México aunque, tratándose de  esta orquesta, afloraron también aromas de Cuba patentes en el título de su último trabajo, el excelente “¡Vamos a guarachar!” (2016). Y desde el primer minuto, los pies de los presentes se despegaron del suelo para bailar al ritmo de esa “Cumbia voladora” y vibrar con un gran “Redoble” que puso de manifiesto el poderío escénico de este sexteto. Aunque Mendoza –músico versátil que dividió su maestría entre teclados, acordeón, guitarra y voz-, estuvo sencillamente sensacional, cuenta entre sus filas con Salvador Durán, cantante que embrujó a los presentes con su sencillez, desparpajo y naturalidad. Tras ellos, una pequeña pero notable sección de viento –Raúl Marqués y Marco Rosano-, que repartió “Caramelos” por “Las calles de Tucson” y agarró “La rienda” con la fuerza y la pasión que sólo poseen los verdaderos artistas. Maravillosos.

La Orkesta Mendoza Salvador Durán Barcelona 2017.5

            La vocalista Amparo Sánchez se sumó a la fiesta añadiendo su presencia y cariño a “Cumbia, amor de lejos”, en la que la nostalgia pintó de tristeza esos amores extranjeros marcados por la distancia. Existe en el rico cancionero de esta banda de Tucson un gran espacio para todos los sentimientos que el ser humano posee en un alma que llora cuando transita por las “Shadows In The Night”.

La Orkesta Mendoza Salvador Durán Barcelona 2017.3

            Todos estos logros nacieron hace ya un tiempo como un homenaje al célebre músico cubano Pérez  Prado. Se trata de hazañas nobles y sinceras porque proceden de corazones alejados de engendros artificiales seducidos por el vil metal y que hacen del mestizaje y la fusión una cuestión de clase, arte y honor. Porque, al final, siempre resplandece una verdad bañada en esa cantidad de músicas y sonidos como la cumbia y el mambo, que se aparean con el Rock sin ningún tipo de sonrojo gracias a la Orkesta Mendoza.    

La Orkesta Mendoza Salvador Durán Barcelona 2017.14

Texto por Federico Navarro. Fotos Desi Estévez.

 

 

Escrito por
More from Federico Navarro

Th’ Booty Hunters exhibirán su valiente “garrullo grass” en la sala Apolo este 19 de mayo

Concierto presentación del nuevo disco de Th'Booty Hunters: "Speaking Of The Devil"...
Leer Más