Los Beach Boys de Mike Love y Bruce Johnston surfean en los Jardines de Pedralbes

Tras su reunión el pasado 2012, la familia de los Beach Boys volvió a dividirse en dos partes: por un lado Brian Wilson recuperó a Al Jardine mientras que Mike Love y Bruce Johnston siguieron adelante conservando el nombre gracias a que Love lo registró en su momento. Incluso se llevaron de las huestes de Wilson al guitarrista Jeffrey Foskett en un curioso intercambio de músicos. Fue esta segunda facción la que pudimos ver en los Jardines de Pedralbes el pasado 20 de junio de 2017 en el festival que toma su nombre de tan precioso lugar y, la verdad, es que sonaron de maravilla. Las cosas como son: Mike, al igual que sus rivales, se acompaña de excelentes instrumentistas y cuida el espectáculo con verdadero mimo.

The Baeach Boys Barcelona 2017 Jardines de Pedralbes.4

            Al no tener muchas ganas de sacar un disco nuevo y tener leyenda de sobra en sus alforjas, tiraron de nostalgia. Que la gira esté dedicada al quincuagésimo aniversario del álbum “Wild Honey” (1967) sólo es un simple pretexto más, pues de ese disco sólo cayó “Darlin’” y, la verdad, eso tampoco importó demasiado porque el recital acabó siendo memorable. De hecho, aunque la única pega que se le pudo poner fue su previsibilidad, eso se olvidó ante la inmensa ola de talento con tacto de tabla de Surf sobre la que cabalgaron “Surfin’ Safari”, “Surfin’ USA” y esa hermosa balada titulada “Surfer Girl”. ¿Qué se puede pedir más en una noche de verano? Pues, otras tantas piezas sinónimo de belleza y ritmo como “Dance, Dance, Dance”, “Little Deuce Coupe” y la que mejor define el sonido de aquellos años de amores adolescentes, playa y surfin’ en las inmensas playas de Malibú: “I Get Around”.  

The Baeach Boys Barcelona 2017 Jardines de Pedralbes

            Especialmente memorables también fueron las relecturas de temas de otros grupos que los californianos hicieran célebres a largo y ancho de su trayectoria, como “Then I Kissed Her” de las Ronettes o “Barbara Ann”, que nadie recuerda que fue grabada en su momento por una banda desconocida llamada The Regents. Y, personalmente disfruté muchísimo “California Dreamin’”, el clásico de The Mamas & The Papas, que los estadounidenses grabaron en 1985, cuando Carl Wilson aún vivía y Brian Wilson continuaba en sus filas.

The Baeach Boys Barcelona 2017 Jardines de Pedralbes.7

            De sus años más atrevidos, cuando el genio de Brian competía de igual a igual con John Lennon y Paul McCartney, surgieron “Wouldn’t It Be Nice”, una emotiva “God Only Knows” con la voz de Carl presente merced a una grabación y la maravillosa “Good Vibrations”. Las dos primeras nos condujeron a aquel vinilo en forma de revolución sonora titulado “Pet Sounds” (1966) mientras que la tercera nos hizo soñar en que esos dos bandos la escucharan de nuevo juntos, se dejaran guiar por su espíritu y volvieran a pisar juntos un escenario.  

Texto por Claudia Daluz.

Fotos por Desi Estévez.

             

 

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

Reckless, una secreta caja de música escondida en el Hotel Palace de Barcelona

Crónica del concierto de Reckless el pasado 25 de marzo en la...
Leer Más