Foster The People «Sacred Hearts Club», Nos reinventamos pero seguimos siendo nosotros

sacred hearts club

“No tiene sentido hacer un disco si no va a ser el mejor que puedas hacer” decía el teclista y co-autor del grupo Foster The People, Isom Innis.

Descubrí a Foster The People, por casualidad, por suerte otros países tienen programas musicales en televisión.

From the Basement, Live on Letterman, Live on Jools Holland, son claros ejemplos, aquí llegaron las privadas y la música solo suena de madrugada.

Me quedé atrapado por esos extraños sonidos, ese ritmo in crescendo y la pasión en su ejecución.

Rápido apunté en un post it Foster the People, por suerte hoy en día todo está en la red.

Eso fue allá por el 2012, cinco años después surge el mismo dilema de siempre, su nuevo disco ¿Será más de lo mismo, o se habrán reinventado con la posibilidad de cagarla o defraudar?

En este su tercer disco, creo que han hecho un poco de todo. Desde luego les ha quedado un disco de pop vigoroso.

Incluso abre nuevos campos en su registro sonoro, que va desde la psicodelia electrónica, el dance, el pop ochentero y en esta ocasión hasta flirtear con el hip hop o el R&B.

Todo suena muy experimental, probando aquí y allá, voces con falsete, uno u otro sintetizador, esa guitarra eléctrica, todo con muy buen rollito y en todo momento sonando a ellos mismos.

Algo están haciendo bien.

En definitiva estamos ante un indie pop para todos los públicos con melodías y estribillos, trabajados y producidos en el estudio, pero que se meten en tu cabeza de forma armoniosa, y en cualquier momento pueden dar el salto al éxito.

A veces suenan a Tame Impala, otras a MGMT, dicen que su mayor influencia son los Beach Boys, pero en definitiva estos chicos de Los Angeles lo que si consiguen con facilidad es crear Hits pop de estribillo.

Y también  temas súper pegadizos de electropop. Son Foster the People y han conseguido un sonido propio que hace que si estás de compras o en un bar, y suenan, los reconoces aunque no hayas escuchado ese tema jamás.

Son Bailables, pegadizos y dan buen rollo, pero claro no te gustan si no te gusta el Pop.

Pero está muy bien el pop que transmite subidón o alegría en los tiempos que corren. No hay nada mejor que la música en momentos de zozobra y si es en directo mejor.

Los pudiste ver en El Mad Cool Festival.

La banda surgió en el 2009.

En definitiva «Torches» en 2011 con las aclamadas «Pumped up kids»,»Miss you» o «Houdini», después llegaría «Supermodel» en 2014 y este ecléctico «sacred Hearts Club» en 2017 que aunque no será su disco definitivo viene a dar coherencia y defender dignamente su legado.

Destacaría su comienzo con «Pay the man» o la irónica «Doing it for the money» y su acercamiento al hip hop, las sorpresas al principio mejor,  me gusta especialmente «Sit next to me» que es lo que es Foster The People cercanos a los 80´s.

En «Static Space Lovers» me interesa que destaquen así las voces entre tanta atmósfera de sonido. Y otra extraña sorpresa en «Loyal like Sid & Nancy». En definitiva sonidos de pop americano, que te alegran el día y puestos en el contexto adecuado te pueden hacer mover el esqueleto sin esfuerzo. Yo le doy un 7 a los angelinos.

 

 

 

 

 

 

Etiquetas de la historia
,
Escrito por
More from José Fradejas

Phe Festival: Entrevista Niña Coyote Eta Chico Tornado

Es muy fácil si juntamos virtuosismo, poderío, carisma y entrega, nadie puede...
Leer Más