Texas. 30 años de Felicidad, Blues y Soul escoces.

Ya son 50 años los que contemplan a Sharleen Spiteri y casi 30 los que tiene su primera loncha, «Southside». Parece que fue ayer cuando nos sentábamos con ella en el hotel de la madrileña calle Principe de Vergara justo antes de su primer show en Madrid en la sala colindante, la extinta Jácara, aquel 23 de Noviembre de 1989. Una juvenil Sharleen recibía a cuatro imberbes chavales de poco más de 15 años para conversar animadamente entre bromas y firmas sobre la, ya vieja, caratula de aquella primera edición de un LP de fondo negro y letras blancas sobre rojo. Pero su espíritu es exactamente el mismo hoy y así lo demostró en la pasada noche del 26 de Noviembre, exactamente 28 años después. Sharleen ha hecho de su banda una vaca sagrada del rock escoces y es una estrella mundial, pero sigue siendo una niña, ilusionada, agradecida y feliz por igual.

P1000081

El concierto comienza como es habitual en Texas con puntualidad británica. Una muestra de respeto a sus fans que es marca de la casa. El primer tema es un glorioso «Halo» que nos lleva de lleno a su disco «White On Blonde». Es un tema perfecto para meter al respetable en el show desde el minuto cero. No hay tiempo que perder y Spiteri lleva a raja tabla aquello del Carpe Diem. La vida es corta y es para disfrutarla todo lo que podamos, así que por qué guardarse temas en el bolsillo.

P1000051

«Let’s Work It Out» es el segundo tema de la noche y el primero que interpreta de su nuevo álbum, ese «Jump On Board» que suena a melancolía por los sonidos originales del comienzo de su carrera. Una vuelta al pasado en busca de la sabia joven que les subió al podio de la música. Luego viene la festiva «When We Are Together» del «The Hush», un disco que aunque no lo parezca es del año 99 y ya va a por la veintena. Quién lo diría, ¿verdad?

P1000115

El concierto es una fiesta y la banda de Sharleen es más que solvente con el bajo del mítico Johnny McElhone, teclados y guitarra. Pero no podemos evitar echar de menos en el show a Ally McErlaine, el tercer miembro fundador que no estuvo en la madrileña noche, pero que sí aparece en los créditos del programa del tour.

P1000154

Seguimos, por no cambiar de disco, con «In Our Lifetime», otro exitazo que no permite bajar el listón del show. «Tell That Girl» nos separa de un disparo directo al corazón y a nuestros sentimientos con el tándem que fue escuchar seguiditas «Thrill Has Gone» y «Everyday Now». Un regalo directo del Southside ochentero que tantas alegrías nos ha dado y que envejece tan ricamente como Sharleen. Aquel álbum respiraba blues de la inspiración del film de Wenders, «Paris, Texas», decorado con la magia de Ry Cooder. Ahí es nada la influencia de los escoceses para empezar su camino.

P1000064

El resto del show lo completan un par de temas más del nuevo trabajo, la deseada «The Conversation», ese himno de su anterior loncha, y luego ya un festival de grandes éxitos que incluyen: «So Called Friend», cantado a coro con una acérrima seguidora que tuvo la valentía de subir a cantar junto a una de las mejores interpretes femeninas de todos los tiempos, como es Sharleen.

P1000146

Siguen «Summer Son» y «In Demand», tema que nos pone en la cabeza al fallecido y añorado Alan Rickman, que protagonizaba de manera brillante el video clip de Texas. «I Don’t Want A Lover», «Black Eye Boy» y «Say What You Want», el tema favorito de Spiteri, cierran el set principal de la noche.

P1000142

Hubo una versión del clásico de Al Green «Tired Of Being Along», aunque justamente en esta noche los escoceses no estaban solos. El espíritu de una estirpe musical les acompaña al igual que un público muy gozoso y volcado. Nos viene a la memoria la relación genética de Sharleen con Mark Rankin, miembro fundador de otro legado escoces como es GUN. Mark dejó la banda hace tiempo, pero sin él no serían lo que son. Es curioso que entre Sharleen y su primo hayan formado, probablemente, las dos mejores bandas de Glasgow de todos los tiempos y toda una corriente de influencias en el rock y pop de los últimos años.

P1000036

El bis es para dos temas, «Inner Smile» y la cover del clásico de Mark James popularizado por Elvis, ese «Supicious Minds» que termina de completar un chute de felicidad para que nos vayamos a casa con una sonrisa de oreja a oreja y con la complacencia que supone la confirmación de Sharleen de que el año que viene volverán a visitar nuestras tierras y evidentemente, ahí estaremos. Contando también las horas para la supuesta gira de 30 aniversario de su primera obra maestra. Salud!

Texto: Javier Naranjo y Cristina Ortiz

Fotos: Javier Naranjo

Escrito por
More from Javier Naranjo

Band Of Horses. La furia de la manada, la salvación del Rock

Crónica de Band of Horses el pasado 17 de junio en el...
Leer Más