Entrevista a Henry Lee Schmidt por el lanzamiento de «A Quiet Man»: «Si te niegas a tocar gratis, tocas poco»

Henry Lee Schmidt publicó el pasado mes de noviembre su tercer disco, A Quiet Man. Once nuevas canciones, ocho de ellas compuestas por el propio Schmidt y tres versiones, dos de la banda de punk Minor Threat, «Straight Edge» y «Out of Step», y el clásico de The Stooges «I Wanna Be Your Dog».

Tras In The Wrong Country grabado en 2014 y el EP Revisiting The False Friends, Vol. I, realizado en 2012, Henry Lee Schmidt se metió en el estudio de grabación en Fluxus Studio (Madrid) por Pau Paredes, quien también realizó la mezcla y la masterización, durante tres días y en riguroso directo junto con Alba Sola al violín, Óscar Sánchez al contrabajo y el arpa de boca, Leyre Aranda a los coros y Henry Lee Schmidt a la voz, guitarra y armónica. Ningún instrumento fue enchufado por línea durante la grabación de A Quiet Man por parte del ex componente de The False Friends.

«He aprendido que no hay que tener miedo a mostrarse como uno es, musical y personalmente. Cuando lo haces, la música fluye de otra manera, es un nivel superior»

Henry Lee Schmidt insiste en su nuevo trabajo ese mantra y discurso aquel de la paciencia, de decir lo que uno quiera, de estar involucrado en algo, de fraudes, de estar en paz, de que la pasión no dura, de sentirte engañado, de ser como eres, de estar callado durante un concierto, o de estar en silencio. 

Adoptando esa idea inalterable en el que el country, el folk punk y el pop se llevan de la mano, Henry Lee Schmidt con una voz herida y sensible hace sonar la campana desde su interior, canta tan decididamente, que su fragilidad ya está curada de espantos, a través de melodías y giros de altura decorando muy bien las costuras finales de A Quiet Man, un hombre tranquilo.

Escucha el nuevo disco de Henry Lee Schmidt A Quiet Man

Entrevista a Henry Lee Schmidt:

 Tres años han pasado desde tu anterior disco «…In The Wrong Country». Cambios en la formación, ya no están The Summer Demons. ¿Qué diferencias hay entre aquel y este nuevo «A Quiet Man» publicado el pasado mes de noviembre?

En …In The Wrong Country todavía estaba adaptándome al nuevo sonido, y quería abarcarlo todo. Con A Quiet Man he cogido experiencia y se nota que las canciones son más directas, van más al grano, tanto musicalmente como en términos de letras.

De la anterior formación sigo contando con Alba Sola al Violín, y se han sumado al equipo Óscar Sánchez al contrabajo y Leyre Aranda a los coros. No puedo estar mejor acompañado.

En tu disco se repite el mantra y discurso aquel de la paciencia, de decir lo que uno quiera, de estar involucrado en algo, de fraudes, de estar en paz, de que la pasión no dura, de sentirte engañado, de ser como eres, de estar callado durante un concierto, o de estar en silencio . ¿Cuándo te gustaría parar el tiempo?

Me gustaría poder dar a pause con el mando a distancia cuando viera que estoy en paz, en armonía, en equilibrio. Luego lanzaría el mando a distancia a algún sitio donde no pudiera volver a encontrarlo.

«No, no se puede cantar country (ni casi ningún estilo) en inglés y tener éxito en España. Genera un distanciamiento con el público porque no te entiende. Por eso, cuando bandas como La M.O.D.A. se pasan al castellano, la respuesta es abrumadora»

«A Quiet Man» fue grabado en en directo y durante tres días este verano en los estudios Fluxus Studio (Madrid) por Pau Paredes, quien también realizó la mezcla y la masterización. ¿El motivo de grabarlo en directo y en pocos días se debe a algo en particular?

Son dos motivos principales. El primero es que lo llevaba deseando hace mucho tiempo; grabar por separado se me hace frío, incómodo. Al tocar todos juntos, reproduces la música de la manera que se ha concebido en origen. El segundo motivo es que te sale bastante más económico, y no está el horno para bollos.

¿Satisfecho con el resultado del nuevo trabajo y con la marcha de nuevas fechas para la gira de presentación?  

Sí, el disco suena absolutamente genial, yo estoy feliz y satisfecho. Pau ha hecho un trabajo excelente, consiguiendo registrar un sonido natural y auténtico.

Ya estamos sacando fechas para tocar por España en 2018, aunque la cosa va lenta. Es lo que tiene funcionar de manera independiente.

«Parece que en el ambiente folky sí que hay una mayor tolerancia al inglés, prueba de ello es la buena recepción de Anni B Sweet, Russian Red o más recientemente, Joana Serrat. No sabría explicar el por qué de esto»

¿Cuéntanos cómo ha sido el recorrido a lo largo de este tiempo de Henry Lee Schmidt en estos tres trabajos durante los últimos 5 años y la importancia que ha tenido en tu música todas esas experiencias con su anterior banda The False Friends?

Los años con The False Friends fueron muy útiles para mí, aprendí todo lo que no tengo que hacer, ni con músicos, ni con managers, ni con público.

Partiendo de esa base, las cosas han ido siempre a mejor. He mejorado mi composición, la forma de tocar la guitarra, de cantar y de comunicarme con la audiencia. Echando la vista atrás, no me parecen 5 años, la verdad. Parecen milenios.

Entrevista a Henry Lee Schmidt por la lanzamiento de A Quiet Man.

¿Se puede cantar country en España como tú lo haces y tener éxito? y ¿Por qué muchos artistas o bandas en España no tienen demasiada repercusión cuando cantan en inglés música de raíces norteamericana, y sí, cuando lo hacen en castellano?

Creo que con la segunda pregunta ya respondemos la primera. No, no se puede cantar country (ni casi ningún estilo) en inglés y tener éxito en España. Genera un distanciamiento con el público porque no te entiende. Por eso, cuando bandas como La M.O.D.A. se pasan al castellano, la respuesta es abrumadora.

Parece que en el ambiente folky sí que hay una mayor tolerancia al inglés, prueba de ello es la buena recepción de Anni B Sweet, Russian Red o más recientemente, Joana Serrat. No sabría explicar el por qué de esto.

¿Qué has aprendido con este disco y qué terrenos te quedan por explorar?

He aprendido que no hay que tener miedo a mostrarse como uno es, musical y personalmente. Cuando lo haces, la música fluye de otra manera, es un nivel superior.

Respecto al territorio inexplorado, ¡es inabarcable! Por citar algunos ejemplos, me encantaría grabar algo de rancheras, probar a incorporar coros gospel alguna vez y me volvería loco hacer una canción que incorporara scratches.

«Definiría mi música como el amor por la raíz sin caer en el estereotipo»

«Ya solo queda rock en las camisetas» o «El músico paga y el público no», son títulos de tus artículos en la web Henry Lee Escribe a través de Medium. ¿Qué pretendes conseguir con todos esos argumentos que planteas en tus textos?

Algunas de las ideas que me pasan por la cabeza no tienen cabida en una canción. Exigen una cadena de razonamientos, y por eso he preferido el formato de la publicación digital. Cualquiera que me lea ahí conocerá muchas de mis inquietudes en el terreno de la música y me entenderá mejor como persona.

¿Sentiste como un triunfo de tu oficio que Dylan ganara el Nobel?

Me pareció mayor triunfo cuando no fue a recogerlo inicialmente. El reconocimiento académico me da un poco igual, es el del público el que considero realmente importante.

Da igual si ha sido a las 7 de la mañana o a las 4 de la tarde, pero… ¿cuál ha sido la primera canción que has tarareado o silbado hoy?

No soy de tararear (y menos de silbar, que apenas sé), pero sí que me vienen a veces canciones a la mente que necesito escuchar inmediatamente. Hoy me ha pasado con True Friends, de Bring Me The Horizon.

¿Con qué te quedas del estudio y con qué del directo? ¿Qué prefieres? ¿Dónde te sientes más cómodo?

Del estudio me quedo con los sillones. Del directo, me quedo con la sensación de ser escuchado.

Grabar se me hace pesado, es un proceso que no disfruto especialmente. Tocar en directo me gusta más, aunque todavía soy demasiado sensible a la falta de atención de algunos asistentes. Tengo que esforzarme en cambiar eso.

 ¿Qué importancia han tenido los bares en tu vida?

Ninguna.

¿Dónde consigues los sombreros e indumentarias que llevas en los conciertos? ¿En el día a día intentas llevas el mismo estilo de vida?

La mayoría lo compro por Internet, hoy en día es muy sencillo.  Cuando estuve en Nashville también agrandé el armario.

Parte de mi atuendo cotidiano sí es el mismo, pero suelo dejar los sombreros de ala ancha y los flecos para cuando estoy encima del escenario.

«Mis favoritas son las de Morrissey, tanto en solitario como con The Smiths. Nick Cave también hace unas letras geniales. Luego está Dylan, claro. En country, Blaze Floley y Merle Haggard»

¿Utilizas internet para bajarte música o preferieres comprar música física? ¿Cuáles han sido los últimos discos que has escuchado?

Tengo que reconocer que hace muchos años que no compro un disco físico, funciono mayoritariamente con Spotify Premium.

Los últimos discos que he escuchado son Dripping Springs de Joana Serrat, Sweet Southern Sugar de Kid Rock y Red Before Black de Cannibal Corpse.

 ¿Qué bandas y artistas han influido para decidirte a esto de la música?

Creo que uno de los primeros grupos que me hicieron querer formar un grupo fueron The Prodigy, esto fue cuando todavía iba al colegio. Es irónico, porque ellos no hacían rock, pero me parecían muy cool.

 ¿De qué artistas te gustan las letras?

Mis favoritas son las de Morrissey, tanto en solitario como con The Smiths. Nick Cave también hace unas letras geniales. Luego está Dylan, claro. En country, Blaze Floley y Merle Haggard.

El arte ha evolucionado a través de la incorporación de elementos del pasado para, transformándolos a través de un tamiz propio, crear algo que, por original, nos epata. ¿Qué vías de exploración le quedan a la música contemporánea para seguir proyectándose al futuro?

No entiendo la pregunta, lo siento.

Entrevista a Henry Lee Schmidt por la lanzamiento de A Quiet Man 2017

 ¿Cómo es hoy en día el mundo de la música?

Depende de si tienes más o menos éxito. En mi caso, es duro. Vivo la irónica situación de estar perdiendo dinero sin poder siquiera pagar a algunos profesionales lo que se merecerían. Muchas veces, quedas a merced de favores. Si te niegas a tocar gratis, tocas poco.

 ¿Qué le dirías cara a cara a Rajoy y al responsable de cultura donde vives? ¿Está el artista obligado a posicionarse en la gestión pública por gozar de esa atalaya?

Les pediría que sacaran sus manos de mi bolsillo. Sobre lo otro, sí, es probable que seguirles el rollo te ponga en una situación privilegiada respecto a otros artistas.

¿Cultura subvencionada o privada?

Privada. Lo justo es que la financiación de un espectáculo cultural corra a cargo de organizadores y asistentes, no del contribuyente.

¿Qué va a ocurrir con todo este pollo montado en Cataluña y el gobierno de Rajoy, alguna solución?

No sabría decir, pero lo más seguro es que no ocurra nada. ¿Soluciones? Pídeselas a los políticos, que se ganen el sueldo.

 ¿Qué tipo de música escuchas mientras estás en la carretera dentro de la furgoneta de gira? ¿Alguna buena canción, disco, banda que últimamente te haya llamado la atención?

Oigo absolutamente de todo, soy muy ecléctico, paso del folk al death metal sin pestañear. En cuanto a lo segundo, recientemente descubrí a Warpaint, tienen un disco homónimo de 2013 que es la bomba.

 ¿Qué te parecen todos estos programas televisivos que buscan talentos?

Que lo que realmente buscan es audiencia.

 ¿Cuál crees que es el elemento que describe la música de Henry Lee Schmidt?

El amor por la raíz sin caer en el estereotipo.

 En pocos meses murieron Hugh Hefner, Fidel Castro, Chuck Berry, Tony Luz, Fats Domino, Tom Petty, o recientemente Malcolm Young, ¿se acabó definitivamente el siglo XX?

El siglo XX acabó hace mucho tiempo. Los obituarios son lo único que nos hace recordar.

 ¿Qué disco/s mostrarías a un neófito o no iniciado en la música de raíces como la vuestra para que empezase a escuchar?

Cualquier disco de la saga American de Johnny Cash es una buena opción, pero si puedes, mejor empieza por el IV, The Man Comes Around.

Si te atrae más la caña, Hank Williams III es tu hombre. Recomiendo Straight To Hell.

 ¿Cómo vas a planificar tu próxima gira de presentación de “A Quiet Man»?

Iremos cerrando conciertos según vayan saliendo, cuadrando agendas e intentando volver a casa con más dinero que cuando nos fuimos.

 ¿Hay algo que te gustaría decir y que no te hayamos preguntado?, ¿te gustaría enviar un mensaje a los lectores de Dirty Rock para animarlos a ver uno de los conciertos de Henry Lee Schmidt?

La verdad es que me habéis preguntado prácticamente de todo, así que no se me ocurre qué mas comentar.

A los lectores de Dirty Rock, si tenéis una mentalidad abierta y aguantáis una horita sin hablar, os invito a que vengáis a vernos, lo pasaréis genial.

Fotos por José Luis Frias. Entrevista a Henry Lee Schmidt A Quiet Man

 

More from Carlos Pérez Báez

Ben Poole entrevista, gira española y nuevo disco Live at the Royal Albert Hall

Ben Poole joven promesa del Blues británico vendrá a España de gira...
Leer Más