Entrevista a Aullido Atómico: «Las limitaciones son una mierda, pero a veces, a nivel creativo van muy bien»

Aullido Atómico es una de las bandas que más están sonando ultimamente. Dadas las ganas que tienen de presentar su música por todos lados, seguro que han estado o estarán proximamente en tu ciudad. Editando casi un disco por año, “Decadencia”, el tercer LP del trío valenciano, ha supuesto un salto de gigante. La etiqueta trash & roll suele sonar al hablar de ellos, pero no les define. Su música picotea en muchos géneros, partiendo del rock ochentero en español, que reivindican sin rubor. Pero también juegan con los sonidos sixties, tienen ramalazos punk,… en fin, es sólo rock and roll, pero nos gusta.

Escucha su último disco aquí:

Las letras de Rogelio J (voz, guitarra) son muy originales y merecen un capítulo aparte. Homenajes a Gloria Fuertes, citas a frases de Millán Astray, odas a rinocerontes, críticas al consumismo, … Sus compañeros, Jussi Folch (bajo) y Quique Gallo (batería, percusión) hacen que la maquinaria suene rotunda y haga de sus conciertos una fiesta. Chicos atrevidos, se les ha visto presentando su música por lugares inhóspitos para la música en castellano como Londres y Berlín.

La banda ya está preparando su próximo disco, mientras no paran de girar por todo el estado español. Tras abrir para Dogo en uno de los conciertos del ciclo Espíritu de R’N’R, la verdadera presentación del disco será el día 19 de abril en la sala Trashcan Music Club. El 21 de ese mismo mes serán una de las bandas que estarán en el festival Fuzzville. Aprovechando uno de sus escasos momentos de respiro, conseguimos hablar un ratillo con ellos.

Contadnos un poco la génesis del grupo, de dónde venís, como empezáis a tocar,…

Venimos del mismo sitio hacia dónde vamos, la nada.

 Tenéis gratis los discos en vuestro bandcamp y físicamente sólo en vinilo, eso sí, con un diseño muy cuidado y bonito, además de llevar en el merchandising un poco de todo, camisetas, comics, cartelería,.. Ya sé que puede ser una consecuencia directa de tener varios diseñadores en el grupo, pero ¿creéis que la supervivencia va un poco por ahí, por diversificarse y ofrecer más cosas aparte de lo musical?

Si lo que quieres es mantener un proyecto autogestionado, es necesario sacar dinero de diferentes sitios, diversificar que se llama. Siempre viene bien el plus que te puedes sacar del concierto con el material que vendes. De todas formas, ya los Ramones lo decían, que sacaban mucha más pela de las camisetas que de los discos…

Vuestras letras son heterodoxas y muy peculiares, basta con escuchar el último disco (entre otras cosas, homenajes a Gloria Fuertes, lemas de legionarios, odas a rinocerontes,…) ¿Cómo trabajáis ese aspecto de vuestro trabajo?

Las letras las hago yo en solitario en el desván de la mansión familiar… Lo único que hago es dejar abierta una pequeña puertecita del cajón desastre de mi cerebro e intentar contar historias que a mí me gustaría escuchar.

Por cierto, he visto en alguna entrevista que reivindicáis la música de esas grandes bandas de rock en castellano de los 80. ¿Cuáles son vuestras bandas de aquella época? ¿Puede volver a formarse una escena como aquella?

Sí, bueno en concreto soy yo el culpable de esa reivindicación, ya que al resto de la banda se la suda bastante ese género. Bandas como los coyotes, Gabinete Caligari, Rock n Borders… Me gusta el castellano de sus letras y el rollo que llevan. Lo de la escena espero que no (risas)

Más allá de nombres, toca hablar de “estilos”. La nota de prensa os define como trash & roll, una etiqueta como cualquier otra, pero ¿no es hora de empezar a desterrar las definiciones que encasillan a las bandas y, simplemente, disfrutar de la música que nos ofrecen?

Los géneros o estilos es una etiqueta de la industria para simplificar lo complejo de la creatividad. Te meten en un saco porque es más fácil venderlo, por decirlo de alguna manera. Nosotros ni apoyamos ni creemos en los géneros. Hay que tener cada uno su criterio y decidir si lo que escuchas te gusta o no.

 Sois una de las bandas más trabajadoras del país, no paráis de tocar por todos lados, salís a disco por año, tenéis otros proyectos paralelos,… ¿de dónde sacáis el tiempo?

De no dormir y siendo malos compañeros padres e hijos… Dejando de lado todo lo demás, centrándonos demasiado en la banda. Siendo mala gente vamos.

Supongo que grabar en La Mina con Raúl Pérez es un paso adelante. Ha logrado sacar un gran sonido en una grabación bastante rápida, creo que apenas cuatro días. Imagino que llegasteis al estudio con las cosas muy claras.

Las limitaciones son una mierda, pero a veces, a nivel creativo van muy bien. Como nunca tenemos un duro, siempre entramos en el estudio con las cosas muy rodadas y muy claras. Un par de tomas y a otra cosa.

¿A qué alude el término Decadencia que titula vuestro disco?

Es la descripción perfecta de como vemos y sentimos el panorama actual en Occidente.

Con el disco todavía fresco, volvéis al estudio de grabación a grabar su continuación, ¿Qué podemos esperar de él? ¿Algún género novedoso a deconstruir mediante aullidos atómicos?

Estamos componiendo temas nuevos y la verdad es que tienen buena pinta. Aun es muy pronto para poder destapar nada pero, la cosa va a dar que hablar.

Hace poco tuvisteis la presentación del disco en Valencia, compartiendo escenario con varias bandas amigas. ¿Cómo está el panorama por allí? ¿Hay futuro para el R´N´R?

No sé si hay futuro, pero desde luego presente sí. ¿Qué más se puede pedir? Valencia es muy propensa a la creación de propuestas artísticas sin ánimo de lucro, y eso es muy guay. El problema es cuando esos proyectos los quieres capitalizar de alguna manera.

¿Algún mensaje para nuestros lectores?

Nos vemos por ahí.

aullido2

Escrito por
More from Javier Casamor

Nueva gira española del cantautor americano Mark Olson

El fundador de los Jayhawks vuelve a nuestro país en una extensa...
Leer Más