“God’s Favorite Customer”, el último material de Joshua Tillman o Father John Misty, como también se le conoce. El estadounidense deja un poco de lado los tintes que nos había mostrado en sus anteriores discos y sus melodías no solo te recuerdan situaciones o momentos tristes, también te llevan a las décadas de los 60 y 70. De entre la melancolía resurge Father John Misty con su nuevo disco.

Aunque Tillman comenzó su carrera en el folk, ahora más maduro, se atreve a combinar todo lo que sabe de música y en God’s Favorite Customer lo demuestra, pues además parece que es un disco un tanto íntimo. Desde el clásico sonido nostálgico que tanto lo caracteriza en este material, ejemplificado con “Just Dumb Enough to Try”, hasta matices del rock de los años 60 y 70, como en “Date Night”, donde la peculiaridad del piano te hace despertar de entre la melancolía para agitar la cabeza.

Los registros se vuelven desgarradores. God’s Favorite Customer sobresale de su predecesor, Pure Comedy, en donde la prioridad fue la composición musical. Aunque desde I Love You, Honeybear ya se percibía que en cualquier momento nos sorprendería con un disco en el que imprimiría su forma de comprender y ver el mundo. 

Esta vez, Tillman suena más consciente de su trabajo. Es como si hubiera analizado todo lo que ha hecho y lo juntara con la manera en que ahora concibe el mundo: sus letras ya no solo son románticas o folk, ahora el músico se pone al descubierto, cuestiona y se disculpa a lo largo de su nuevo material.

Tillman, desde que dejara Fleet Foxes para encaramarse y construir un sofisticado personaje capaz de reivindicar a Elton John y al soft-rock, se acaba imponiendo a las aventuras instrumentales de anteriores dicos.

Escucha “God’s Favorite Customer” el último trabajo de Father John Misty