Dylan LeBlanc, The Handsome Family y Mike Farris. El Bueno, el Feo y el Malo

Tres fueron tres algunos de lo bolos que más expectación despertaron en el comienzo de la temporada otoñal en la capital madrileña. El primero en batirse el cobre sobre el escenario de la Sala Sol, en la noche del 20 de Septiembre, fue nada menos que Dylan Leblanc. El jovencísimo discípulo del viejo Neil Young venía acompañado de la sorprendente Nicole Atkins, que abriendo el show al final resultó ser lo mejor de un trío de shows en el que no era protagonista inicialmente. En efecto, la de Nueva Jersey nos gano a base de talento y simpatía. Una mezcla cada vez menos común sobre las tablas que nos dejó el cuerpo con un sabor a Amy Whinehouse traída a las raíces americanas. Una mezcla de estilos que conjuga Nicole acompañada por la banda de Leblanc en una ejecución perfecta. Conjugada en todos los tiempos del rock y el soul y acercada de un modo acertado al público que esperaba a Dylan. Cuatro deliciosos LPs y algún que otro EP la contemplan. Más que recomendable. Un 10 para la Atkins.

P1090559

Un concierto que una vez en marcha fue todo seguido. Y eso que les costó Dios y ayuda llegar a la capital. Su furgo reventó en Burgos y gracias al buen hacer del promotor, como siempre The Mad Note Co., consiguieron llegar a Madrid sanos y salvos para empezar con un mínimo retraso sobre el horario previsto.

P1090599

Al término de Nicole la banda vuelve al escenario de El Sol, pero esta vez con su líder. El tímido rockero de Lousiana que se tiene bien aprendido su papel a base de riffs pegadizos y solos interminables y el más glorioso rock de todos los tiempos. El que regala el heredero de Young. Increible es ver sobre las tablas como parece revivir el alma del canadiense. Es como ver a Neil cuando tenía 20 años. Enrabietado y agarrado a su Gibson mientras golpea el suelo insistentemente con una pierna.

La formación que lleva Leblanc tiene mucho que ver en ello. Teclados, batería, guitarra y contrabajo, una curiosa variación sobre el esperado bajo eléctrico, que suenan a apisonadora junto a las desgarradoras pastillas de Dylan, animadas por el Bigsby. Repasando temas de casi todos sus trabajos fueron cayendo “Domino”, “Roll the Dice”,  “I’m Moving On”, “If the Creek Don’t Rise”, “No Honor Among Thieves”, “Cautionary Tale”.

P1090712

Son temas largos que por la gloría de su sonido se nos hacen cortos y el bolo pasa en un suspiro. No nos hemos dado ni cuenta y ya se están despidiendo. Sin duda uno de los mejores shows en lo que va Otoño. No os perdáis el vídeo y la galería de este bolazo. Dylan hace el papel de El Bueno en esta trilogía, claramente.

P1090659

La continuación del show de raíces americanas de esta crónica la encontramos en la visita, el 29 de Septiembre, de la banda gótico-folk-country, The Handsome Family, ahí es nada el palabro que inventamos para definir a los de Chicago, afincados en Alburquerque. Y esa raíz tiene mucho que ver en el alma de sus composiciones. El estado de Nuevo México y su cercanía al país vecino ayudan en dos cosas. La primera la palabrería de Rennie Sparks, una ya mujer hecha y derecha, que no para de interpretarnos al castellano lo que viene en cada una de las canciones del show, aprovechando también para lanzar constantemente mensajes irónicos a su pareja. El bueno de Brett, que le sabe responder del modo más irónico y sarcástico. No esperábamos menos en base a las composiciones que conocemos de ellos. La muerte se trata de un modo natural conjugada como parte de la vida. Tristezas de los parajes más solitarios y oscuros de la americana profunda pueblan indefectiblemente sus temas para goce de los que disfrutamos tal combinación, convenientemente aderezada de pedal steel y telecaster.

P1100148

La segunda de las cosas influenciadas por el hogar del dúo es el ambiente arizónico de su obra. Ese revestimiento de rock sucio, oxidado, y “feo” que tanto nos gusta en la redacción y que marca definitivamente la obra de Rennie y Brett. Eso mismo les hace ganarse el papel de El Feo en nuestra trilogía americana. En esta ocasión vienen a celebrar con nosotros el veinte aniversario del que es su obra magna, la que más les representa, la más desgastada y bonita de todas sus lonchas. Ese maravilloso “Through The Trees”, del que nos obsequian con bastantes de sus cortes en directo.

P1100182

En su oferta nada nuevo sobre su anterior visita, salvo el cambio de escenario, que la verdad no les beneficia, y el formato de banda al que han sumado batería y guitarrista, ambos muy talentosos en percusiones y pedal steel. Aunque lucían mucho mejor en el Teatro Lara. Donde el promotor SON Estrella Galicia solía llevar estos menesteres. No sólo por la cerveza a la que te invitaban a la entrada del templo de Corredera, sino porque esta banda requiere de esas butacas aterciopeladas para afinar una puesta en escena mucho más cinematográfica. La Sala 0, sita en los bajos del Palacio de la Prensa madrileño, es relativamente nueva en el circuito de capital para los shows de este tipo de bandas americanas. No la conocíamos y aunque no suena mal y está bien dispuesta y acondicionada, seguimos prefiriendo el Lara y creo que la parroquia rockero-americana de Madrid nos avala.

P1100228

Una de las anécdotas a contar, más allá de que al serio de Brett se le veía realmente contento y en comunión con la audiencia a pesar de su agrío carácter, es la de que se quejó amargamente del tema que “le arruinó la vida”. Que no es otro que el principal de la banda sonora de la serie “True Detective”, ese “Far From Any Road” que irónicamente les lanzó a la fama para el público menos entendido. En resumen, el show que esperábamos de una banda que tiene aquí su casa y a la que siempre recibimos con alegría para que nos cuenten sus tristes y desoladoras historias.

P1100193

La trilogía americana de conciertos la terminamos con la visita del esperado Mike Farris en la noche del 5 de Octubre en la sala Changó Live. Tras el buen sabor de boca en su anterior visita, hace más de dos años, estábamos deseando encontrarnos con el coloso de Tennessee. En otra velada organizada por The Mad Note Co..

P1100339

Farris que cambia de look, y al parecer de estilo, como de chaqueta, se nos presenta con formación clásica acompañando su prodigiosa voz y guitarra de bajo, batería y guitarra solista. Este último medio improvisado sobre la marcha y heredado de la gira del mismísimo Kiss, Gene Simmons. Ese es uno de los principales errores de la noche. Nuestro amigo solista está totalmente descolocado, se lanza con ímpetu a solos que no aplican y nos recuerda a la falta de control desmedida de Michael J. Fox en su personaje de Marty McFly, cuando emula en el clásico de los 80 al gran Chuck Berrry. Lo de Regreso al Futuro tenía su gracia, pero en la noche del show de Farris no nos hizo tanta.

P1100316

Nada tiene que ver su repertorio con el “divino” show que nos ofreció en el Teatro Barceló en 2016. Aquella era una apuesta mucho más honesta, más centrada en la luz celestial del Soul que recién iluminaba una nueva vida, un nuevo camino y una nueva voz inapelable. En aquella ocasión hablamos de un ir y venir de gloriosas melodías de toda clase y color. Pero la de la pasada noche en Changó era otra historia. Desde ese nuevo look a lo latino encanta jovencitas, hasta lo que musicalmente ofrecía.

P1100347

El show empezó bien en los dos primeros temas, pero Farris decidió por su cuenta subir el volumen de la actuación para hacer que todo retumbara y distorsionara. Tan fuera de lugar como su guitarra solista. Desde el tercer tema, Mike perdió los papeles y se dejo llevar por lo que, entendemos, confundió con virtuosismo. Un show sin idas y venidas. Plano como la ciudad de Amsterdan e instalado en la comodidad del guitarreo y postureo de un rock barato. 

P1100304

Mike Farris es un artista de los pies a la cabeza. Con un pasado musical que ya lo quisieran muchos. Es tan sagrado que ni él mismo puede faltarse al respeto y no ser fiel a aquello que le formó. Gracias por tanto talento desde los Screamin’ Cheetah Wheelies hasta su maravilloso último trabajo, Silver & Stone. Ese disco que venía a presentar y del que atisbamos más bien poco. Podría haber salvado los muebles cogiendo su acústica y regalando a la parroquia ese Breathless que nos recuerda a Chris Stapleton. Pero eso no ocurrió.

P1100357

Y luego está lo de las versiones. A ver, eres el puto Mike Farris. No es de recibo escuchar en un directo suyo hasta más de diez versiones de otras bandas en poco más de una hora y media. De ese modo desfilaron temas no propios como los tres del maravilloso Petty, “Room At The Top”, “American Girl” y “Swingin”. De los Screamin’, y esos están más que permitidos, “Boogie King” y “Magnolia”. El “Let Me Love You Baby” de Buddy Guy. El “Are You Lonely For Me Baby” de Otis. El “I Can’t Stand The Rain” de Anne Peebles. “Can’t No Grave Hold My Body Down” de Sister Rosetta. “Homeless Child” de Charlie Musselwhite. Y hasta una versión loca del clásico de Johnny Cash, “Folson Prison”.

El concierto, además de esas versiones del maestro Tom Petty, lo salva Farris a base de hacer literalmente lo que le da la gana con una voz prodigiosa. Una voz que podría haber dedicado a explotar sus más que buenos temas propios y que no contento con todo lo anterior tuvo el valor de versionar, para terminar el show, a los Doors en un “Light My Fire” que recordaba más a José Feliciano que a Jimbo. Después de todo este arsenal de covers nos regaló quizá el mejor tema de la noche, un “TNT” de AC/DC en el que demostró que como la voz es suya y la controla totalmente puede igualar, con solvencia, hasta al mismísimo Bon Scott.

P1100343

Lo que no se le puede negar para nada a Farris son sus ganas, y lo a gusto que se encuentra entre un público español al que adora y le adora a partes iguales. Mike es un tipo disfrutón y el público de aquí, que le perdona y le disfruta sin condición, le aplaudió y se lo dio todo. Precisamente por eso quizá no se haya dado cuenta de que gusta más su otra propuesta, esa que se centra más en sí mismo y en su buen hacer. Parece que el resto de su gira española fue remontando y los bolos mejoraron mucho. Pero en esta ocasión y sintiéndolo mucho, Farris se queda con el personaje de El Malo de la película. Salud!

Texto, Fotos y Videos: Javier Naranjo

Escrito por
More from Javier Naranjo

Nick Waterhouse. La hora de la verdad.

Nick Waterhouse nos la debía y complió con creces sobre las tablas...
Leer Más