Adiós a Dick Dale, adiós al sonido de las olas y el surf

Dick Dale, conocido como «King of The Surf Guitar», nos dejó también para siempre el pasado 16 de marzo, tenía 81 años.

Digan la verdad, ¿Quién conocía a Dick Dale cuando Quentin Tarantino utilizó su canción “Miserlou” como tema principal de la película “Pulp Fiction” en los noventa?

Creador de una reconocible banda de sonido magistralmente acoplada a cualquier tipo de escena que tenga lugar en las olas o a orillas de la playa.

Dale no solo fue pionero en este nuevo género, sino también en el equipo que establece las condiciones adecuadas para que se desarrolle el género. Entre aquellos. se incluyen la Fender Stratocaster y el primer amplificador de 100 vatios. Los amplificadores convencionales en ese momento no podían manejar el estilo atronador de Dale. Pasó por una multitud de amplificadores inflados antes de finalmente ser pionero de los amplificadores más potentes con el empresario musical Leo Fender, que finalmente lo llevó al amplificador Fender Showman.

El rock and roll es una fecunda madre cuyos vástagos han conquistado todos los rincones del planeta. Uno de sus primeros hijos fue el rock surf, género instrumental que nació a finales de los años cincuenta en las orillas de la costa suroeste norteamericana. Subido en las guitarras Fender de Dick Dale, The Ventures, The Surfaris y The Challengers, entre otros, el rock surf emprendió desde California su interminable viaje.

Adiós-a-Dick-Dale-adiós-al-sonido-de-las-olas-y-el-surf

Habitualmente renombrado, junto a otros como The Belairs, The Ventures o The Surfaris, entre los principales precursores del subgénero denominado surf rock o música surf, concibiendo en las cuerdas de su guitarra un singular sonido eléctrico.

Con influencias del rock primerizo de Chuck Berry e incorporando melodías de Europa Oriental y Oriente Medio recibidas a través de su familia, Dick Dale fue uno de los primeros guitarristas de Estados Unidos en introducir escalas orientales en la música popular de su país. Comenzó desde temprano a experimentar con la amplificación eléctrica y el uso de efectos de reverberación, caracterizándose por una forma alocada y veloz de ejecutar, afilando realmente la púa a toda máquina y creando toda una textura sonora imitada hasta el hartazgo.

La ascendencia libanesa de Dick Dale, junto con la influencia musical de su tío en él, quien le enseñó a tocar varios instrumentos del Medio Oriente, llevaría a Dale a explorar el mundo en busca de nuevos y fascinantes sonidos. El clásico de Dale Pulp Fiction «Misirlou» es en realidad una vieja melodía mediterránea que data de décadas antes de que Dale lanzara su versión. Dale transformó lo que originalmente era una canción muy lenta, en un boom sónico. Las canciones de Dale, Esperanza y Fish Taco, por otro lado, encarnan un fuerte sonido latinoamericano. Dale también ha grabado sus propias ampollas interpretaciones de clásicos como Hava Nagila y Ghost Riders in the Sky.

A mediados del 60′, emprendió una relación de trabajo con el luthier e inventor de instrumentos norteamericano, Leo Fender, responsable de adaptarse a las necesidades de volumen y energía que solía proyectar Dale en sus actuaciones en vivo. No en vano, Dale también fue considerado el “Padre del Heavy Metal”, según la Guitar Player Magazine. DEP