Adiós a Alberto Cortez. Cuando un amigo se va

Se ha marchado hoy un grande, Alberto Cortez, tenía 79 años.
Fue definido como “el cantor de las cosas simples”, y algo de eso tuvo. Con esa simpleza habló en sus canciones de cuestiones fundamentales (los amigos, el amor, la familia, los animales).

Y dejó en forma de canción frases que se volvieron muy populares: “Cuando un amigo se va, queda un espacio vacío”. “Era callejero por derecho propio”. “A partir de mañana empezaré a vivir la mitad de mi vida”.

Nacido como José Alberto García Gallo en Rancul (un pueblo del norte de la provincia de La Pampa) en Argentina, el 11 de marzo de 1940. Algo así como un profeta de otra tierra, se hizo conocido en la Argentina a medida que pudo desarrollar una carrera en el exterior. Su primer disco fue grabado en Bélgica. Y ya en 1964 se radicó en España.

Por estas y otras letras y músicas será recordado Alberto Cortez, que falleció hoy a los 79 años en España, donde vivía desde hacía más de cincuenta años.

Grabó con casi todos los grandes de su tiempo, como Joan Manuel Serrat  (a quien inspiró, como ha contado el catalán), Mercedes Sosa,  Raphael  y Pablo Milanés, pero su preferida fue Estela Raval. En el año 2007 Cortez recibió un Premio Grammy.

El dúo más recordado sea el que entabló junto a Facundo Cabral  en 1994, en el espectáculo titulado Lo Cortez no quita lo Cabral , con el que recorrieron España y Latinoamérica durante cuatro años, y que repitieron en el disco Cortezías y Cabralidades.

Su último registro discográfico con material original fue Tener en cuenta, de 2011

«Cuando un amigo se va se detienen los caminos y se empieza a rebelar, el duende manso del vino». DEP.

More from Carlos Pérez Báez

Enhorabuena a Guadalupe Plata que triunfan en los premios de la música independiente con su Deep Blues infernal

Guadalupe Plata logró cuatro premios de la sexta edición de los premios...
Leer Más