Cordovas, o como tocar el cielo con la punta de los dedos y desear que un concierto no se acabe nunca….

¿Existe la perfección absoluta? Posiblemente en matemáticas y en gimnasia rítmica sí, pero no en la música. Porque la música es VIDA, y la vida no es perfecta. Pero el concierto que nos regalaron los norteamericanos Cordovas en Rocksound (Barcelona) es de lo más parecido a esa inalcanzable excelencia, esos fugaces destellos de máxima felicidad en que los planetas se alinean, supernovas que nos obligan a frotarnos los ojos y desear que el recital no se acabe nunca.

Cordovas-Barcelona-crónica-Rocksound-2019.5

Músicos jóvenes pero de pura raza, respetuosos con el pasado pero sonando increíblemente frescos y actuales. Como si de pequeños se hubieran caído en una marmita repleta de los mejores sonidos de finales de los sesentas y principios de los setentas en los USA, ofrecen un irresistible melting pot basado en una sublime instrumentación, unas armonías vocales de manual y una extenuante entrega emocional con el objetivo de divertirse y divertir, que no es poco. ¿Acaso puede existir mejor meta para un músico que hacer feliz a su público?

Cordovas-Barcelona-crónica-Rocksound-2019.6

Si “That Santa Fe Channel” (2018) es un gran trabajo en estudio, su traslación al directo es una autentica locura: “Talk to me” , doblando guitarras y con unos sobresalientes coros , esa juguetona lección de country rock que es “Standing on the porch” y “Frozen rose”, con aromas del “American beauty” de los Dead nos dejaron con una cara de incredulidad y sonrisa permanente que no desaparecería en toda la noche. “Southern Rain”, de su primer larga durada, llamó a las puertas de los New Riders of the Purple Sage.

Cordovas-Barcelona-crónica-Rocksound-2019.7

“Old dog” y “Step back red” fueron de las más eléctricas y potentes del set, puro rock americano vía The Band. “Louisiana Hurricane” es un claro ejemplo de cómo puede mutar una canción del estudio de grabación al escenario: tres voces al unísono, acelerando el tempo, para quedarse solos el teclado y los dos baterías, y finalmente batería y percusión en un “solo” tipo Santana de los primeros días del Fillmore.

Cordovas-Barcelona-crónica-Rocksound-2019.11

“Fallen angels” nos devolvió al original country rock de los Flying Burrito Brothers, y con “This Town’s A Drag” demostraron que es muy difícil parir una canción mejor. “Common Desire”, o como cambiar de ritmo de manera tan natural como efectiva, y a continuación una insuperable versión de The Grateful Dead , “I Know You Rider“ (¿la mejor versión de los de Frisco que he presenciado en directo? Maybe…).

Cordovas-Barcelona-crónica-Rocksound-2019.

Los bises, “comme il faut”, la perfecta coda para despedir una velada de las de recordar para siempre : “Mary Jane’s Last Dance” de San Tom Petty, “Truckin’” y “New Speedway Boogie” de los Dead, “Sweet home chicago” a capella y “Selfish loner” de su segundo disco. Guitarras, violines y mandolinas, percusiones y teclados, eternas armonías, inspiración sin reflexión; eso y mucho más obtuvimos en una mágica noche de sábado….

Texto por Albert Barrios. Fotos por Desi Estévez.

Cordovas-Barcelona-crónica-Rocksound-2019.8

Escrito por
More from Albert Barrios

LeBlanc & Atkins, o como los polos opuestos se atraen

Crónica del concierto de Dylan LeBlanc y Nicole Atkins en la sala...
Leer Más