Alfredo González. El desarraigo de un alma sensible. Afluentes

Sobre el escenario del Costello Club el pasado 13 de junio, sólo unos teclados y la figura de un hombre enfundado en ropajes sencillos y elegantes al mismo tiempo, una presencia en sí que lo llena todo.

Alfredo-González-Costello-Madrid.

Alfredo González es de esos músicos trovadores del siglo XXI que hace de la poesía y de la música el cauce para expresar las inquietudes de una vida que discurre en un lugar del norte de nuestro país que calma el espíritu y donde la lluvia y el invierno persistente predispone a ese estado de placidez e interiorización, a la contemplación del discurrir del tiempo a través del cristal de una ventana.

Ante un público selecto y muchos amigos este músico oriundo de Turón, Asturias, nos presentó el pasado 13 de junio, su última publicación “Afluentes” (Warner Music), producido por Pachi García Alis en sus estudios de Baeza (Jaén).

Alfredo-González-Costello-Madrid

En sus propias palabras, “Del carácter mediterráneo de la propia “Afluentes” al carácter alternativo de “Pentotal” (única en asturiano del largo), de la honestidad sensible de “Guardad las tijeras” al minimalismo escéptico de “El Pozo”. Once canciones para huir corriendo o refugiarse detrás de la ventana. Once afluentes hacía el mar más cercano.”

Alfredo-González-Costello-Madrid-2019-crónica.
La canción que inicia el disco “Afluentes“ “es una reflexión en forma de río y olas de mar, una canción de amor escéptica con final infeliz, pero también calmado. Por más que nuestros ríos tengan más agua, el mar es igual para todos.”

Alfredo-González-Costello-Madrid-2019.1
“Agujas tiene el reloj como el esgrimista, la vida se va viviendo para morir…, no somos más que afluentes que desembocan…”
También admiración profunda a Tom Waits, por quien llegó a llevar sombrero y componer la canción “Todos llevan disfraz”
“Tras la lluvia los perros no sabrán regresar…” (Rain Dogs)

Temas que a fuerza de vivir construye canciones sobre el devenir tan rápido de la vida o que tóxico es el amor, pero es la mejor droga…
“… qué es lo que va, qué es lo que va volando?…“ “Voz que soledad sonando” del poeta Angel González, poeta asturiano de la generación del 50, en cuyo concierto-homenaje el pasado año fue partícipe Alfredo interpretando algunos de sus poemas musicalizados.

Alfredo-González-Costello-Madrid-2019

O mi preferida “La Escalera”, “… Que poco tiempo dura la eternidad, va perdiendo pedazos por mi escalera…” o “Dónde estarás con este invierno?, hasta los charcos preguntan por ti” (“Desordenados”). “Lo tenías que hacer… largarte con todo” (“Retruque”). “Nada habrá entre la nada y tú” (“La Nada y tú”). “Y yo que robo de tu piel las coordenadas, que pongo el pecho cuando me disparan, que canto porque no sé respirar…” (“A borbotones”). “Nun me faigas lluz de gas” (“Pentotal”). “No me hagas daño, pequeño soplo de furia, me tienes hasta las manos, la culpa fue del silencio, no me callé cuando tuve que hacerlo y cada palabra en tu boca me hacía un girón…” (“Hasta las manos”). “Y pisando estrellas fuimos alguien…” (“Colisión de trailers”)

Alfredo-González-Costello-Madrid-2019-crónica.1
También dedica temas a su gente, a Eduardo, mujer de luna, papel blanco. Una nana para Jimena, “Sopa de gran pena”, “Tu y yo dormimos en la cama del faquir…”

Alfredo-González-Costello-Madrid-2019.

Un concierto con un recorrido muy especial por toda su discografía, canciones que te taladran y emocionan a partes iguales, cercanía, remanso, generosidad, remueve tus fibras sensibles aquellas que habitan bajo la piel, cariñoso, juega con las palabras, un trovador que a fuerza de vivir, construye bellas canciones.
Termina el concierto y se fue la luz! Verídico!

Fotos y vídeos por Ana Hortelano.

Escucha el nuevo disco de Alfredo González «Afluentes» (2019)

Alfredo-González-Costello-Madrid-2019-crónica

Escrito por
More from Ana Hortelano

Colorama en el «Ciclo Robinsones en el Berlín»

Colorama regresa con un álbum en el que han trabajado sin descanso...
Leer Más