Escuela Emocional del Rock. La Escuela de los que aman la música.

   En los albores del invierno de 2016,  un hombre abrazado a su tocadiscos, rodeado de un montón incalculable de discos, entusiasta musical y de una generosidad impagable, puso en marcha lo que se conoce como la Escuela Emocional del Rock (EEDR). En ella reúne a aficionados con el fin de fomentar el amor por la música Rock y el Soul, con la escucha en formatos distintos,  temáticas varias y esquemas trazados en una simple pizarra de tiza.

    Joserra Rodrigo es un «apasionado bilbaíno del Rock and Roll, la Música Americana, el Power Pop y el Mod Inglés y sobre todo el Soul. Abogado por accidente, como él dice, abrió un blog en 2008 llamado Rockandrodri Land que va camino de los 10 años de andadura. También escribe en un blog colectivo, la Exile Magazine con seguimiento en las redes sociales. Participa con entusiasmo en programas de radio (Radio Euskadi, Crazy Chester RadioPodcast…). Organiza festivales por amor a los grupos y a la pequeña ciudad de Frías (IV Rust Fest, Tributo a Neil Young (2013), El Último Vals (2016), A Dos Pasos Del Blues, Tributo a Muddy Waters y a The Rolling Stones (2017). La música es tratada siempre desde el punto de vista del contagio emocional.»

    Muchos son los artistas, debilidades absolutas de Joserra, que han pasado por la pizarra de la EEDR como Bob Marley, Leonard Cohen, Van Morrison y su Caledonia, The Band y su The Last Waltz, Amy Winehouse, Tom Petty, Bob Dylan, Los Kinks, El Country Soul, … entre otros. 

   Este pasado año ha estado impartiendo en la Uned de Bilbao, un curso de doce talleres temáticos de hora y media de duración cada uno y de carácter presencial sobre diferentes cuestiones para entender la música Soul y Rock con una valoración de medio crédito. El público asistente dice que disfrutaron de lo lindo. Joserra es una gran pedagogo y puede decir con orgullo que gente muy joven participó en los mismos. 

  El sábado 18 de Enero, madrileños y amigos en su mayoría,  pudimos disfrutar de uno de esos momentos estratosféricos de la Escuela Emocional del Rock, celebrado en la librería Sin Tarima (Madrid), bajo un extraño código binario: The Kinks y Nick Drake. Los maestros Joserra Rodrigo y Javier de Diego desmenuzaron al alimón las claves de dos fracasos tremendamente exitosos; por un lado, el portazo de Estados Unidos a la banda británica (que estranguló su crecimiento global), y por otro el derrumbe existencial de un Drake en barrena aferrado a Bach o Van Morrison en su final.

   Como la música llega más lejos que las palabras, Moisés Rubin de Celix interpretó esta pieza, «Fly» de Nick Drake y ya salimos de la órbita geoestacionaria en busca del éxtasis.

   Pasión no es una palabra cualquiera… nunca una expresión ha cobrado tanta fuerza! Viva la Escuela Emocional del Rock!!!

Texto, Miguel López y Ana Hortelano. Fotos y Video, Ana Hortelano.

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

Nuevo disco “Un Extraño entre la Multitud”. Víctor Aneiros: Canciones de resistencia

Nuevo disco de Víctor Aneiros. El pionero del blues rock en gallego...
Leer Más