Adiós a Tony Allen, uno de los arquitectos del Afrobeat

Tony Allen, el legendario batería de Afrobeat que formó parte integral de la banda de Fela Kuti, murió este pasado 30 de abril a los 79 años. Tras abandonar el grupo de Fela Kuti, Allen se instaló en París. Allí trabajó como batería de sesión durante la década de los 90 para Kid Creole and The Coconuts, Amina o Manu Dibango. Allen tocó en multitud de proyectos, como The Good The Bad & The Queen con Damon Albarn de Blur, con quien después formaría la banda Rocket Juice & The Moon.

En la década de los 60 y 70s, Tony Allen fue el batería y el director musical de Fela Kuti, con quien creó el afrobeat, un género hipnótico y repetitivo que mezcla el estilo highlife, la polirritmia de la yoruba, el jazz y el funk y que se convirtió en una de las corrientes fundamentales de la música africana del siglo 20.

Fela añadió a aquella música las letras revolucionarias y panafricanistas que lo convertirían en uno de los símbolos de la lucha por las libertades en África. Junto a Fela y el grupo África 70 grabó unos cuarenta álbumes, antes de que los caminos de los dos músicos se separaran después de 26 años de colaboración. Su ritmo era tan intenso que, cuando se fue, Fela necesitó a cuatro baterías para reemplazarlo. Autodidacta, Allen comenzó a tocar con 18 años y se alimentó del sonido de Dizzy Gillespie y de Charlie Parker. DEP

More from Carlos Pérez Báez

Ronnie Wood se recupera de una lesión pulmonar

Ronnie Wood fue operado con éxito ayer en Londres de una pequeña...
Leer Más