Existen discos igual de buenos que «A Bit Of What You Fancy» (1990) de The Quireboys, pero no mejores…

Se publicó el 31 de enero de 1990 “A Bit Of What You Fancy”, de The Quireboys,. En los 90 los Black Crowes eran para los Rolling Stones lo que los Quireboys eran para Rod Stewart y los Faces. Pero al igual que los Rolling Stones , que habían superado fácilmente en ventas a los igualmente grandes Faces en su día, los Black Crowes harían que la historia se repitiera al detener a los Quireboys en seco justo cuando intentaban obtener el reconocimiento en Estados Unidos. Fue una verdadera lástima.

32 años después, ya no está Guy Bailey (guitarra) quien escribió todas las canciones junto con Spike, se fue Nigel Mogg (bajo), y también se fue su batería Ian Wallace (Steve Marriott, Bob Dylan) y Chris Johnstone. Sin embargo, todavía están Spike y Guy Griffin, que tocaron en el disco original junto con los miembros de larga etapa como Keith Weir (teclados, piano) y Paul Guerin (guitarra) y los recién llegados Dave McCluskey (batería) y Nick Mailing (bajo) que acaban de llegar hace 8 años.
Los Quireboys volaron a Los Ángeles para grabar su álbum debut. Y cada vez que se abrían las puertas de los Cherokee Studios de Los Ángeles, un torrente de modelos y músicos se acercaba para pasar el rato.

A pesar de tener buenas críticas en el Reino Unido, quedó cierto cinismo en la prensa musical británica, refiriéndose burlonamente al grupo como Rolling Quirefaces y cosas por el estilo.

Por aquel entonces, Thunder eran Bad Company y Free en uno, y nadie dijo nada, además publicando ese mismo año el sensacional «Backstreet Symphony». Durante aproximadamente un año, las carreras nacientes de estos dos grupos parecían estar a la par, y el futuro parecía prometedor. ¿Qué podría salir mal?

El grunge y el rock alternativo estaban a la vuelta de la esquina, listos para alegrarnos la vida a todos. El rock’n’roll arraigado y divertido de los Quireboys, por no mencionar esas baladas mezcladas con lamentos románticos, estaban a punto de pasar de moda. Los Quireboys nunca fueron de los que cambian sus botas de vaquero y pañuelos por una maldita franela. Después de solo un álbum más, «Bitter Sweet & Twisted» de 1993 , cedieron a las circunstancias del momento y se separaron. Existen discos igual de buenos que «A Bit Of What You Fancy» (1990) de The Quireboys, pero no mejores…

NO MUSIC. NO LIFE. PLAY IT LOUD, MUTHA! FUCK YOUR SPEAKERS. MAKE ART NOT FRIENDS. MUSIC IS MEDICINE

Discos olvidados en nuestra sección Discos olvidados.

Etiquetas de la historia
,
More from Carlos Pérez Báez

Jared James Nichols «Old Glory & The Wild Revival», entrevista, nuevo disco y gira española

Jared James Nichols debuta en España y Europa con una gira que...
Leer Más