Wet Willie: el alma del Sur

Siempre que se cita a Wet Willie en una conversación de amantes de la buena música se esboza de inmediato una sonrisa, ya que del 1971 al 1979 facturaron un disco al año, sin dar ningún paso en falso, y supieron mezclar como nadie todas las influencias básicas para entender el Southern Rock: como dice su líder Jimmy Hall, una mezcla de Rock, Soul, Blues, Funk y Country Rock.

Hall, junto a su hermano Jack, John David Anthony en los teclados, el gran Ricky Hirsch en las guitarras y Lewis Ross a la batería forman en el año 1969 el grupo Fox, en Mobile, Alabama, fogueándose en clubs locales, tocando versiones de gente como James Brown, BBKing o Electric Flag. Después de grabar unas demos, e inspirados por la música de Allman Brothers, deciden mudarse a Macon. Al enterarse de que ya existe un grupo con ese mismo nombre buscan uno nuevo más divertido, y se deciden por Wet Willie (en inglés “wet willy” es una broma que consiste en mojarse el dedo y meterlo en el oído de otra persona),y firman por Capricorn Records, editando su debut “Wet Willie”(1971).

Wet-Willie-el-alma-del-sur

Ayudados por un colega de Hirsch, Frank Friedman ,que firma cuatro temas y toca la guitarra (Hall solo firma uno),el quinteto muestra ya el sonido clásico del conjunto, pero dominando aún el lado más Blues sobre otras influencias. También colabora como cantante Donna, la hermana de Jimmy y Jack, que será presencia habitual tanto en discos como en actuaciones en vivo de la formación.

“Wet Willie II” (1972) es más espontáneo, más inmediato. Buscando un sonido más rico y energético fichan como segundo guitarra a Wick Larsen, que permanece poco más de un año en el grupo, debido a problemas de salud agravados con el excesivo consumo de alcohol. Grabado a medias entre Capricorn Studios y los míticos  Muscle Shoals, es un gran salto de calidad y madurez respecto a su primera entrega. Como buena banda sureña quieren dar testimonio de sus incendiarios directos, y “Drippin’ Wet Live” (1973) lo certifica. Un gran reflejo de su gran momento de forma, donde conviven canciones de sus dos primeros plásticos con incendiarias versiones de Otis Redding, Leon Russell y Arthur «Big Boy» Crudup entre otros.

En 1974 llega su consagración definitiva con “Keep On Smilin‘”(1974),tanto a nivel artístico como comercial (la canción del mismo nombre llega al nº 10 de la lista Billboard).Al ser Capricorn subsidiaria de Atlantic les dan la oportunidad de trabajar con Tom Dowd, y su llegada, que  tiene un impacto enorme en la capacidad de trabajo del grupo ,es aprovechada al máximo. Los coros femeninos de «The Williettes» (Donna y Ella Avery) tienen un protagonismo capital para dotar al disco de más R&B y variedad estilística en el que posiblemente es su mejor álbum.

Wet-Willie-el-alma-del-sur.

En “Dixie Rock” (1975), con un título que es toda una declaración de intenciones, repiten con Dowd a los controles, y ¿para qué cambiar una fórmula que ya funciona? Compuesto en su totalidad por la banda (si exceptuamos la emocionante interpretación que hace la familia Hall del clásico Gospel “He Set Me Free”), las Williettes mantienen trascendencia y relevancia, y la guitarra de Hirsch suena como nunca.

La llegada del clásico de Capricorn Paul Hornsby como nuevo productor hace que el grupo se plantee evolucionar, y un viejo conocido del ingeniero, Mike  Duke, se incorpora a la banda como segundo teclista. La gran calidad de Duke en las interpretaciones vocales y su alto grado de complementación con Jimmy Hall hacen de él un elemento clave para entender el cambio estilístico de Wet Willie a partir de ese momento. Enmarcado en un contexto más pop, “The Wetter The Better”(1976) es el primer altibajo del conjunto. El entorno musical de mediados de los 70’s no le hace nada bien a la agrupación sureña, que dulcifica su sonido sacrificando sus raíces musicales. ¿Pero qué mejor manera de recuperar buenas sensaciones que grabando un disco en directo? “Left Coast Live” (1977) no es posiblemente tan crudo como “Drippin’ Wet Live”, pero es uno de los mejores live album nunca grabados por una cuadrilla sureña. Con la misma formación y repitiendo productor, arrasan el Roxy angelino a base de tórridas versiones y una insuperable selección de canciones propias. Es altamente recomendable el conseguir la versión extendida de 1999,con 5 canciones no publicadas en el disco original, incluida una versión de “Jelly Jelly” de casi 13 minutos, con el extraordinario Toy Caldwell a la guitarra.

A finales de 1976 la banda se encuentra en una gran encrucijada: Hirsch abandona para irse a Los Angeles con Gregg Allman,y después de tomarse un tiempo de reflexión dejan Capricorn y fichan por Epic. Lewis Ross también renuncia y reclutan a Theophilus Lively como nuevo batería y a  Larry Berwald y Marshall Smith como dúo de guitarras .La nueva compañía apuesta por un sonido más comercial y los envían a grabar “Manorisms”(1977) a Inglaterra con el célebre Gary Lyons, pero con el tiempo se demuestra que la sangre nueva y el renovado enfoque no son lo que el grupo necesitaba.

Wet-Willie-el-alma-del-sur.1

El “bootleg”  “Manorisms live”,grabado durante una presentación del disco delante de un reducido público demuestra que aún tenían energía y buenas ideas ,pero que la producción “soft rock” del álbum lastró el resultado final. Otro pirata de la misma época grabado por la radio en New York el 18 de diciembre de 1977, “The Bottom Line”, evidencia que asistir a un recital de Wet Willie continuaba siendo garantía de éxito.

 “Which One’s Willie?” (1979) es el certificado de defunción del conjunto: agotados después de diez años de actividad ininterrumpida tanto en directo como en estudio, es su peor trabajo, demasiado moderno y que ni la inclusión de sección de metales puede salvar. Epic no cree en ellos, y sin ganas ni material fresco para continuar la banda se separa. “Touch You” (1980) es el primer disco de Jimmy Hall: bajo los auspicios de Epic, que confía en él como artista en solitario ,recluta a su hermano Jack y a Larry Berwald de los extinguidos Wet Willie y junto a un puñado de músicos de sesión de Nashville factura un álbum dentro del mainstream, pero muy disfrutable. “Cadillac Tracks” (1982), inmerso en ese sonido ochentero que tanto daño hizo a las bandas sureñas, no es tan apetecible como su predecesor. Ese mismo año forma el super grupo “Betts, Hall, Leavell And Trucks”, del que existen diversas grabaciones, tanto de sonido como imagen, pero sin editar ningún material oficial.

 En las siguientes dos décadas acompañará a gente tan diversa como the Nighthawks o Hank Williams Jr., publicando también tres discos de blues y participando esporádicamente en la reunión de unos remozados Wet Willie,que siguen girando por los USA sin la participación de su carismático líder.

En octubre de 2016 tuve la suerte de verlo en Londres en directo como cantante de la nueva formación del legendario Jeff Beck, y sigue siendo un supremo embajador de la mejor música parida en el sur de los Estados Unidos, una voz excepcional y una presencia escénica de una especie en vías de extinción: la de los músicos que aprendían en la calle, en la escuela, en la iglesia, una transmisión oral que pasaba de generación en generación. Dixie rock…!!!

Wet-Willie-el-alma-del-sur.3

Escrito por
More from Albert Barrios

Southside Johnny, o el triunfo del «perdedor»

Crónica del concierto y primera visita a España de Southside Johnny and...
Leer Más