Vainica Doble – Contracorriente (1976)

Vainica Doble - Contracorriente (1976) disco review

Una norma no escrita de mi ipod es llevar siempre algún álbum de Vainica Doble. Se ha convertido en una especie de necesidad bucear en el escaso pero valioso legado de este insólito dúo.

Los críticos suelen hacer hincapié en trabajos como Heliótropo (1973), Taquicardia (1984) o en su emotivo epílogo, En familia (2000), por citar tres ejemplos y nunca se destaca Contracorriente (1976). En su momento me pareció una continuación algo descafeinada de su obra magna, el citado Heliótropo. Craso error.

Pero pongámonos en antecedentes. Ha pasado un año desde la muerte de Franco. Gloria Van Aerssen y Carmen Santoja, compañeras inseparables desde que se conocieron en la Escuela de Bellas Artes e insólitamente alérgicas a promocionar sus discos en directo, han conseguido reunir una serie de temas para su tercer trabajo a los que quieren dar un tratamiento distinto. Para ello se rodean de sus músicos de confianza, la denominada Limón Express (Rafael Gálvez, Ricardo Company y Francis Cervera), prescindiendo de la habitual figura del arreglista.Se habla de que es su disco más rockero; no sé si es cierto, pero sí que es uno de los más elaborados, plagado de cantidad de matices que van surgiendo con las sucesivas escuchas, con la ajustada producción de Gonzalo García Pelayo (curiosa la trayectoria de este tipo, de productor musical, director de cine y cien mil cosas más a asaltador de casinos junto a su familia). Gloria y Elena, voraces consumidoras de música, no tienen ningún problema en incluir instrumentos inusuales en este país (sitar, slide guitar, mandolina o violín) para enriquecer sus composiciones.

Creadoras de un universo musical propio en un país que no admitía demasiados riesgos y alegrías, las letras de ‘Contracorriente’ tratan temas como el ecologismo, la educación o la represión y están llenas de frustración y desesperanza, producto de la realidad en la que vivían. A veces son críticas, amargas, contestatarias, otras subversivas, fantasiosas, frecuentemente naif, pero siempre particulares y muy, muy personales.

Dos detalles que engrandecen todavía más si cabe esta obra: La llamativa portada a cargo del cineasta maldito Iván Zulueta y el elenco peculiar de colaboradores: Gualberto García, Hilario Camacho o Salvador Domínguez.

 

Predomina el rock progresivo (Un mal entendido amor, Que no, Alas…), aunque no le hacen ascos al folk americano (El oso poderoso), el pasodoble (Déjame vivir con alegría), el flamenco (Eso no lo manda nadie) o insólitos experimentos (La rabieta o Magnificat), y sobre todo, alguno de los temas más bonitos de su carrera; una discografía que, aunque muy intermitente, nunca dejó de emocionarnos hasta el final.

NO MUSIC. NO LIFE. PLAY IT LOUD, MUTHA! FUCK YOUR SPEAKERS. MAKE ART NOT FRIENDS. MUSIC IS MEDICINE

Discos olvidados en nuestra sección Discos olvidados

More from David Rodríguez Araujo

James Levy and The Blood Red Rose – Play to be free (2012)

En el apartado de proyectos efímeros y maravillosos que no llegaron a...
Leer Más