H.E.A.T. y Crazy Lixx incendian Barcelona

H.E.A.T y Crazy Lixx protagonizaron una doble sesion de sleazy y hard rock que puso la sala Salamandra al borde de la ebullición.

Un increíble revival al hard rock ochentero es lo que se vivió en la sala Salamandra de Hospitalet. Los primeros en aparecer en pantalla fueron Crazy Lixx.  Los redobles de batería fueron la señal para que la voz de Dani Rexon entonase las melodías de “Whiskey Tango Foxtrot”. La declaración de intenciones estaba servida. Un chute de hard rock en vena de la escuela Def Leppard, Motley Crue o Ratt, con solos eternos a las seis cuerdas de Chrissie Olson y Jens Lundgren. Los continuos ataques al mástil y la sólida base rítmica de Jens Sjöholm al bajo y Joél Cirera, batería fundador del combo sueco, nos regalan animadas canciones llenas de metal sleaze como “Anthem for America”

HeatCrazyLixx12

Disfrutamos de performance teatrales como en el caso de “XIII”, clara referencia a la saga de Viernes 13. Dani sume el personaje de Jason Voorhees con la máscara del icónico personaje y un micrófono con forma de puñal. Los ases musicales siguen con “Silent Thunder” y el buen rollo entre ambas bandas del cartel se aprecia al intercambiar su batería por el de la banda principal H.E.A.T. en “Rise Above”. Camaradería a toda prueba, como lo demuestran con energía y baile sobre el escenario. 

HeatCrazyLixx1

El momento romántico llegó con la balada heavy “Walk The Wire” dedicada a las féminas presentes en las primeras filas. Siguieron con los medios tiempos de rock suave en “Blame It On Love” para subir de marcha con “21 Till i Die” y terminar su repertorio con “Never Die (Forever Wild). Una noche en que Crazy Lixx puso toda la carne en el asador para comerse el escenario.

HeatCrazyLixx10

Las idas y venidas de H.E.A.T a nuestro país son tantas como sus cambios de formación. En esta ocasión regresaron con su cantante original Kenny Leckremo reemplazando a  Erik Gröndwall fichado por Skid Row.  La cortina musical “The Heat Is On” de la banda sonora de Beverly Hills Cop interpretada por el ex Eagle, Glenn Frey da el vamos para que salga la banda al completo. Y lo hicieron al ritmo de los guitarrazos de “Demon Eyes” a cargo del hombre de la guitarra y el sombrero Dave Dalone. El bombo de Crash toma protagonismo en “Rock Your Body” recordando la esencia de aquellos años locos de Sunset Boulevard cuatro décadas más tarde. 

HeatCrazyLixx6

“Hollywood” es la tercera diana de los de Estocolmo y ya tienen la sala a sus pies donde el glamour vuelve a reinar en la pista de baile. La temperatura aumentaba con cada tema. Los juegos de luces y humo servían de plataforma para el carisma del bajista Jimmy Jay y las idas y vueltas de Kenny Leckremo. Dejó muy claro que el regreso a su banda madre ha sido todo un acierto. Los teclados de Jona Tee destacan sobre el resto en “Downtown” a modo de banda sonora para “One By One”, la siguiente en el listado para esta noche de glam rock.

HeatCrazyLixx2

La taquillera “Beg Beg Beg” produce la locura colectiva a ser coreada hasta la saciedad por el respetable en esta noche de jueves con ganas de fin de semana. “Come Clean” es la declaración de amor por la ciudad condal de Leckremo. Arengó al público un “Barcelona quieres cantar conmigo” que fue correspondido al segundo de los coros. Los latidos de corazón envasados anuncian “Breaking The Silence” antes de devolver el cambio de roles entre baterías durante “Living On The Run”. Momento que Crash aprovecha para bajar al foso, tomarse unas birras y darse un baño de masas con las primeras filas. En su lugar se sienta tras los parches Joél Cirera de Crazy Lixx para compartir la gloria con los chicos de H.E.A.T.. Un momento inmortalizado por los cientos de smartphones que inundaban el recinto. 

HeatCrazyLixx4

El momento de pausa lo pondría “Cry” provocando las miradas cómplices de las parejas para tomarse de la mano y besarse al son de sus ídolos y a los solitarios recordar aquellos amores perdidos. “Point Of No Return” nos engaña a primera vista como balada, pero arranca al cabo de unos segundos con la fuerza del rock y extendida como si fuera una versión remixada de 12” pulgadas para discoteca. 

HeatCrazyLixx0

Todo tiene su final, y poco a poco nos acercamos a los momentos finales del concierto al estilo sueco. “Back To the Rhythm” forma parte del ritual de aquellos que recuerdan su juventud y a las nuevas generaciones que toman el relevo. El motor sigue encendido y Leckremo en modo Halford entona “Dangerous Ground”. Y asistimos a la que sería el epitafio del concierto. Con las manos arriba y las baquetas al aire Crash pone cantar a media sala el pegadizo estribillo country de “A Shot At Redemption”.  Finalizaba así una noche cargada de rock and roll, cadenas, chupas de cuero, pelos cardados, pinchos y purpurina.

Texto y Foto: Markceröck

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

Henri Herbert And The Fury y su Boogie Woogie Piano

Henri Herbert And The Fury pararon en el Loco Club de Valencia...
Leer Más