The Limboos, bajo la luna llena

The Limboos definen su música como “exotic R&B”, y está bien eso, porque hay que orientar un poco a la gente sobre tu propuesta, aunque en estos tiempos que corren la etiqueta “R&B” significa cosas muy distintas y ninguna coincide con lo que fue hace unas décadas. Exóticos sí que son los chicos, gallegos trasplantados a Madrid, y músicos casi por casualidad, familiares y amigos buscando sacarse un sueldecillo, que acaban haciendo, en definitiva y aunque no suene con tanto gancho llamarlo así, música negra y latina de otra época, la de nuestros padres.

Y lo hacen muy bien, con un sonido limpio, directo, reconocible, que se convierte en una marca de fábrica de este, permitáseme, “limbooismo”. Su frontman, Roi Fontoira, le pone pasión y oficio, ya sea cantando como punteando la guitarra solista, transmite esa sólida convicción del que sabe lo que hace y la naturalidad –que se agradece- plasmada en detalles como agacharse para acercar su solo a los niños que se habían sentado al borde del escenario y disfrutaban de la fiesta.

THE LIMBOOS - Alicante 2017 (03)

El pasado sábado 8 de julio, bajo la luna llena, en ese recinto impagable que es el Castillo de Santa Bárbara, símbolo de Alicante, The Limboos nos llenaron el cuerpo de mambo y rock and roll, a ráfagas contundentes y certeras, y el saxo barítono de Dani Niño rubricaba cada página de ese libro sonoro. Nos ofrecieron mucho y supo a poco, porque en ese quinteto hay mucha música y muchas ganas de agradar.

THE LIMBOOS - Alicante 2017 (9)

Tocaron sus grandes éxitos, porque aunque no hayan entrado ni puedan entrar en el Top Ten ni en los 40, sus canciones están hechas con el material de los grandes éxitos, suenan precisamente a eso; y nos regalaron también algún tema inédito, como ese “Walking my way” que acabará en un tercer disco; rindieron homenaje al bluesman Johnny “Guitar” Watson; nos llevaron a Nueva Orleans en los compases del contrabajo de Santiago Sacristán, a Cuba en las maracas de Sergio Alarcón. Nos hicieron viajar y todo ese tiempo estaba ahí, con su cara de niña Daniela Kennedy, dándole a las baquetas en el centro de ese mundo, dando sentido a todo con ese ritmo suave.

Alarcón, por cierto, lo mismo se sienta a los teclados, que con su guitarra replica al líder, hace las voces y, sobre todo, se transmuta en un músico de boleros, agita sus maracas con los codos pegados y se marca “El manisero” en el último falso final de una noche que hubiéramos querido que no acabara.

THE LIMBOOS - Alicante 2017 (5)

Una noche llena de ese exótico rythm and blues que se plasma en su reciente segundo larga duración,Limbootica, en el que el trío Fontoira / Kennedy / Alarcón han firmado canciones peligrosamente contagiosas, emblemáticas en su desenfado, de una juvenil y asombrosa madurez. “I don’t buy it”, “Blue dream”, “(Uh huh) No business next to mine” o “Been a whole lot of time” son algunas en las que esas cualidades se reconocen a la primera.

THE LIMBOOS - Alicante 2017 (02)

Si The Limboos hubieran actuado en una pequeña sala habría sido posiblemente un terremoto; en la noche abierta, a la luz de la primera luna del verano, fue una gran fiesta, inundada de mambo, de calypso, de rumba, de blues, de rock and roll.

Texto, fotos y vídeo por Juan J. Vicedo.

 

Escrito por
More from Juan J. Vicedo

Fogbound, un pulso de energía

Crónica del concierto de la banda gallega Fogbound en la sala Stereo...
Leer Más