Sir Joe Quarterman With Jezebel Sextet, evoca «Free Soul» y sin «Troubles in his mind», 26 de febrero 2011, Cine Víctor, Santa Cruz de Tenerife.

Sir Joe Quarterman With Jezebel Sextet durante su actuación el 26 de febrero de 2011 en Tenerife
Sir Joe Quarterman With Jezebel Sextet, 26 de febrero 2011, Cine Víctor, S/C Tenerife
Sir Joe Quarterman With Jezebel Sextet durante su actuación el 26 de febrero de 2011 en Tenerife
Sir Joe Quarterman With Jezebel Sextet, 26 de febrero 2011, Cine Víctor, S/C Tenerife

Definitivamente Canarias se está volviendo “negra”, primero nos visitó el magnífico “chico de los periódicos”, Eli Paperboy Reed, en Las Palmas de Gran Canaria en octubre del pasado año con aquel apabullante e incendiario concierto en el que también estuvimos; y ahora le tocó el turno a Tenerife con el vintage soul-funk de Sir Joe Quarterman & Jezebel Sextet.

Es como si fuéramos la “Chocolate City”, aquella que en los sesenta y gracias al álbum de Parliament Funkadelic popularizó y honró la cultura afroamericana, localizada a las orillas del río Potomac y rodeados por Virginia y Maryland, pero esta vez separado por el Océano Atlántico.

Como bien dijimos en la anterior crónica de Eli, alguien dijo que “el blues tuvo un hijo y lo llamaron rock and roll y el gospel y el rhythm blues tuvieron otro que se llamó soul” pero a su vez, si todo ésto lo metes en la centrifugadora con algo de jazz y r&b, ahí aparece este músico de culto, Sir Joe Quarterman.

Lentamente, una multitud de funky people iba abarrotando el Cine Víctor, como si del Reflecting Pool se tratara en aquellas marchas en favor de los derechos y libertades, pero esta vez para recibir jeringazos de adrenalina, a modo de presentanción de su nuevo álbum “They want funky music”, get down, get down!

Con “casi” puntualidad inglesa se atenuaron las luces del nuevo Apollo Víctor Theatre capitalino, sonaban durante unos segundos los acordes del “Non, je ne regrette rien” de Edith Piaf y sin más ceremonia entraban en escena la cohorte del de El Distrito de Columbia, los Jezebel Sextet, una banda londinense compuesta por Benjamin Paul Hillyard (bajo), James Christian Foster (guitarra), Mark Claydon (batería), Paul Thomas Jordanous (trompeta), Will Whittaker (saxo alto) y Samuel Joseph Moore (órgano Hammond), que con su descarga nos transportó a principios de los setenta en sus dos primeros temas instrumentales. Samuel Moore hacía de speaker a la antigua usanza, y según mandan los cánones bíblicos, éste anima a su eunuco a dar donde más duele a Jezabel.

 

¡Suena la campana! , ride on!!, ahí está Sir Joe Quarterman, un hombre que ha dejado ya para la historia una obra maestra del funk, aquel “The Sir Joe Quarterman and The Free Soul” en el que muchas de sus canciones hablan sobre problemas raciales y sociales, siendo su tema «I’ve Got So Much Trouble In My Mind», una pieza irresistible y vital de los sonidos negros, un himno en toda regla allá por 1973.

Se ganó el apodo de Sir cuando estudiaba y cantaba con los caballeros (The Knights), y como muchos de sus colegas, se inició en los coros de las pequeñas iglesias, combinando la trompeta y acompañando a los The Temptations de Smokey Robinson, Sly Stone, Ray Charles, Wilson Picket o Stevie Wonder.

Después, giros que da la vida, cayó en el olvido aunque siguió siendo un “nombre” en la sesiones de Dj’s especializados en soul y funky, afortunadamente y con la resurrección del género se ha vuelto a poner el traje de faena para salir de gira y venir para “funk us”, no siendo ésta la primera vez que nos visita, ya estuvo en Madrid, Torrejón y Sevilla en el año 73.

El incombustible Quarterman arrancó su actuación con «I made a promise» un trallazo funky que hizo rugir al público presente ¿dejará algo Sir Joe para los perros como la leyenda bíblica de Jezabel?

Es imposible babie…, se cumple la profecía, con tanto movimiento de esqueleto, tal eunuco hace mostrar constantemente sus partes viriles sin cesar con bombazos firmes, es el “funky man” ¡no un eunuco! como lo dice en «The way they do my life», el ambiente cada vez se vuelve más sweaty. Los fantasmas del pasado empiezan a revolotear por la platea del Víctor Apollo Theatre mientras el efecto humo sale del escenario junto con las gotas de sudor de Sir Joe, James Brown, George Clinton, o Don Covay.

Sir Joe sigue combinando su trompeta con su soul sentido y desgarrado a la vez que no para de interactuar, bailar y hablar con el público con «This girl of mine (She’s good to me)», chaqueta roja, camisa y pantalón negros empiezan a empaparse, músculo y sudor, el groove es total, Hammond y Roland hacen los beats aparece el primer temazo de su último disco «You haven’t done nothing (‘til you do it to me)», hasta el momento está siendo un catálogo de promesas hacia mujeres, warranties, desengaños amorosos, planes futuros, sugar and spice y puro sexo explícito, do it to me babie, do it to me!!! try, try on!!!

Segundos fuera, chaqueta fuera, Get down babie!!. Con «Work with what you got» se terminaba la primera parte del concierto, y tras un breve intermedio para poder apurar cigarrillos y cervezas, vendría la artillería pesada, los Jezebel solos sobre el escenario vuelven a desacargar vibraciones sobre nosotros con tres nuevas baladas, hasta que aparece Sir Joe con cambio de vestuario al más puro estilo Bronx-blanco cowboy, nos quería tener comiendo en sus manos.

El espectáculo a partir de ese momento era la sucesión de un clímax tras otro, “el predicador” del Distrito de Columbia ligó una canción con otra «The way they do my life», «Give me back to freedom», «Find yourself» y «The trouble with trouble», el torrente de voz, sudor y música que brotaba desde los altavoces parecía cobrar forma física para abofetear a los espectadores.

Memorable el «(I got) so much trouble in my mind«, la gente se levantaba ya de sus butacas para desentumecer las piernas, encore de tres temas «They want funky music», «She called me» y finalmente «Work with what you got».

El Cine Víctor prácticamente se vino abajo en la parte final del show. Todos estábamos llenos de sudor y polvo gracias a Sir Joe Quarterman & Jezebel Sextet rescatando el baúl con aquellos vinilos de los setenta sumergiéndonos en un mar de música bien negra

No había reproche alguno después de 120 minutos de puro funky y buen trabajo del promotor grancanario Juan Salán. Horas antes del concierto tuve el honor de ser invitado a los ensayos previos en el mismo cine y éste debe ser ya una alternativa seria a grandes conciertos, la acústica es muchísimo mejor que el Auditorio y el lugar es fantástico, hasta el mismo Sir Joe Quarterman nos confesaba que se parecía mucho al Apollo del Harlem neoyorkino.

El show, una fiesta para los pies en tiempos aburridos con tanto “iluminado” en cavar la cara más colorista de un estilo que nunca debió ser arrinconado.

 

More from Carlos Pérez Báez

The Hives estrenan nueva canción “Blood Red Moon”

The Hives estrenan nueva canción “Blood Red Moon”, tema que pertenece a...
Leer Más