Javier Vargas ofreció en Tenerife su popurrí de versiones

Javier Vargas en concierto anoche en La Laguna, Tenerife, con su proyecto VBA (Vargas, Bogert, Appice & Shortino)
Javier Vargas en concierto anoche en La Laguna, Tenerife, con su proyecto VBA (Vargas, Bogert, Appice & Shortino)
Vargas, Appice y Shortino en concierto, La Laguna 3 de marzo 2012
Vargas, Appice, Shortino VBA 2011.

Javier Vargas, acompañado del histórico batería de Beck, Bogert & AppiceCarmine Appice (Vanilla Fudge, Cactus, etc.), el cantante Paul Shortino (Quiet Riot, Rough Cutt, King Kobra, etc.), y el bajista argentino Luis Mayol (Vargas Blues Band) que sustituye a Tim Bogert (Vanilla Fudge, Cactus), otra leyenda de Beck, Bogert & Appice, formaron un cuarteto de una gran calidad técnica para ofrecer una actuación anodina, sin gusto ni brillo ni originalidad.

El concierto fue un recorrido por versiones de grandes clásicos, todos ellos de gran éxito, unos interpretados, y otros, como dice Les Luthiers, «perpetrados», con los que la banda ha creado un repertorio que no tiene otro mérito que cambiar el sonido de las canciones para llevarlas al terreno del heavy metal.

La noche comenzó siendo un éxito de afluencia de público, formado éste por aficionados al heavy, conocidos músicos de jazz de la isla (alguno de cuales nos confesó que acudía sin mucha fe, «que seguramente le defraudarían»), asiduos de los conciertos y más gente. Pero al entrar todos ellos en el suelo inclinado de lo que en el pasado fue una pequeña sala de los multicines Aguere, hicieron que la temperatura subiera desde los 15ºC hasta los 22ºC o más, poniendo en evidencia la mala ventilación de la sala, cuyo aire acondicionado parece no funcionar.

La fórmula estaba servida: grandes canciones de la historia del rock, grandes músicos y un técnico de sonido para la ocasión. Quizás suficiente para los amantes del heavy, pero no para otra parte del público que comenzó a abandonar la sala mucho antes de que concluyera el concierto.

Las grandes canciones tienen la magia de brillar por encima de malas interpretaciones, incluso de malas ejecuciones, y con más esplendor lo hacen si los músicos poseen la calidad técnica de Vargas y compañía, pero el mérito es de la canción. Otra cosa sería que la versión heavy que hacen del «Do ya think I’m sexy«, compuesta como «Young Turks» por Carmine Appice y Rod Stewart (The Jeff Beck Group y Faces) en 1977 cuando Appice se unió a la banda de Stewart, y que se convirtió en un éxito del británico en 1978, fuera digna de admiración, pero lo cierto es que a mí me sonó patética, o quizás lo entendí mal y no fue más que una broma, un guiño divertido.

Javier Vargas en concierto anoche en La Laguna, Tenerife, con su proyecto VBA (Vargas, Bogert, Appice & Shortino)
Javier Vargas en concierto anoche en La Laguna, Tenerife, con su proyecto VBA (Vargas, Bogert, Appice & Shortino)

Foto cedida por Horizonte Rock Tenerife.

 

More from Carlos Pérez Báez

The Handsome Family presentan en España su disco «Wilderness»

The Handsome Family en dúo norteamericano de Country, Folk y Rock fronterizo...
Leer Más

2 Comentarios

  • Aciertas en algunas cosas David, pero te equivocas en otras y no eres justo. En este sitio web y en la página de Dirty Rock en Facebook puedes ver numerosas referencias positivas a grupos como Van Halen, Motorhead, Black Sabbath, Rock Zombies, Deep Purple, Kiss, Judas Priest, Metallica, Led Zeppelin, ZZ Top, Black Country Comunion y muchos otros, que demuestran que no tengo aversión por el heavy, sino todo lo contrario. También, si te fijas en el apartado «Bienvenida», este sitio web lo dirijo yo, y fue creado precisamente para no verme obligado a nada, pero tampoco pretendo inventar nada ni escribir la frase más brillante. Esto es más sencillo, tan sencillo que precisamente las dos canciones que mencionas eran las que más quería escuchar. En cuanto a las quejas que trasmite el artículo, es cierto, parece que aquí a la gente le cuesta exigir «el libro de reclamaciones». Acabamos de saber que el día 3 falleció Ronnie Montrose a los 64 años de edad, descanse en paz.

  • Por orden…creo que la mayoria de los asistentes al evento sabiamos de sobra que teniamos por delante una noche de covers, lease versiones o revisiones de clasicos, del rock and roll moderno o heavy, termino que el articulista usa aqui como quien se echa los dedos a la nariz para evitar las agrias emanaciones. Toda la critica rebosa la mala uva condescendiente del «cultureta» amigo de «conocidos músicos de jazz de la isla» que asistian al concierto en un sin vivir, casi ripiados y defraudados por anticipado como entes de clarividencia suprema que se obligan a vagar por el lodo a ver que se siente escuchando las charadas esas de los peludos..en resumidas cuentas…el señor articulista forma parte de ese sector del publico que «comenzó a abandonar la sala mucho antes de que concluyera el concierto» y eso se nota. Mentalmente nunca estuvo alli. Quizás estaba Usted más pendiente del aire acondionado , señor Carlos. Hubiera sido mucho más feliz en cualquier otro lugar, por ejemplo, empapandose de las obras completas de Charles Mingus o Thelenious Monk y desarrollando silogismos mentales enormemente complejos solo a la altura de las mentes más elevadas, lo cual es muy respetable, a proposito, pero para su desgracia y la nuestra, se vio obligado a garabatear algunas lineas torcidas para acabar su nefasta critica. ¿Que significa si no eso de que «las grandes canciones tienen la magia de brillar por encima de malas interpretaciones, incluso de malas ejecuciones, y con más esplendor lo hacen si los músicos poseen la calidad técnica de Vargas y compañía, pero el mérito es de la canción?….mmmm….me parece que alguien tenía prisa por terminar de escribir y salir volando como alma en pena del recuerdo de tan «sudoroso» concierto…¿En que estabas pensado amigo Carlos?…Creo que no es precisamente la frase más brillante que he leido en mi vida…Por supuesto, el merito es de las canciones…siempre ha sido así, lamento defraudarle pero no ha inventado la polvora…pero le doy la razón, nos topamos de frente con musicos de altisimo nivel, de talla internacional, demostrando que conocen su oficio como pocos, que mantenian la complicidad y la conexión y, sobre todo que disfrutaban de veras de su publico, sin concesiones ni altibajos a pesar de su veterania…desde luego no todo el set list brillo a la misma altura y personalmente espere infructuosamente como agua de mayo la versión de Surrender de Cheap Trick o Keep me Hanging On de Vanilla Fudge, por poner algunos ejemplos, que sonaban de vicio en su disco, pero no me quejo…concierto excelente de ROCK o HEAVY… como Usted quiera …Don Carlos…

Los Comentarios están cerrados.