Juan Belda Bit Band publica nuevo disco el 4 de septiembre titulado «La rueda infinita de Hans». Una deliciosa obra maestra

Juan Belda & Bit Band "La rueda infinita de Hans" 2012
Juan Belda & Bit Band "La rueda infinita de Hans" 2012
Juan Belda Bit Band "La rueda infinita de Hans" 2012
Juan Belda Bit Band «La rueda infinita de Hans»

«La rueda infinita de Hans», que se publicará el próximo martes 4 de septiembre de 2012, es el segundo disco de Juan Belda Bit Band tras «I love you!!!» publicado en 2008, y el décimotercero en la carrera de Juan Belda.

«La rueda infinita de Hans» es una deliciosa obra maestra que combina multitud de elementos desde el jazz a la música electrónica, de King Crimson a The xx, cuyo resultado es un sonido poderoso con una exquisita vitalidad rítmica, armonías de gran belleza, melodías únicas, e innovadoras estructuras que sorprenden por su originalidad. Rabiosamente actual y a la vez eterno.

Juan Belda & Bit Band «La rueda infinita de Hans» (2012, Discos Necesarios), en palabras del propio Juan Belda,

Es la evolución de mi anterior trabajo «I Love You!!!» pero con un sonido más acústico y elaborado. Cada canción es una pequeña historia, como un mosaico se entrelaza con los otros, dándole un carácter de unidad a todo el disco. He querido que sea un trabajo caliente y en cierta manera fresco.

«La rueda infinita de Hans» es el fruto del trabajo de más de dos años, y en él volvemos a encontrar geniales colaboradores, algunos ya habituales de la Bit Band como Jorge Pardo (saxo y flauta), Juanjo Ortí (batería), Francisco Lorente “Epi” (guitarras) y Enrico Barbaro (bajo), además de viejos amigos y compañeros de Juan como Patricia Kraus (voz en “Fifty Years”) o Mandi Capote (batería en “A Spanish Revolution”), y otros excepcionales para la ocasión, e igualmente ilustres como Jerry González (trompeta), Pedro Barceló (batería de Sweet Wasabi), Carlos Puig (trompeta), Leo Minax (voz en “Verano (algo tórrido)” y “Bla, bla, bla”), Hans Piesbergen (voz en “Hans y Héctor”), Dan Berlior (guitarra),  y Mladen Kurajica (de GAF, guitarra y xilófono en “La rueda infinita” de la que es coautor). Por su parte, Juan Belda toca teclados, guitarra y bajo, y compone todos los temas excepto “Summertime”, de George Gershwin.

El tracklist de «La rueda infinita de Hans» es el siguiente:

  1. Fifty Years
  2. Hans el arquitecto
  3. Deja tu veneno en casa
  4. Bla, bla, bla
  5. Hans y Héctor
  6. Hotel Pergolesi
  7. A Spanish Revolution
  8. Verano (algo tórrido)
  9. My New Bath Room
  10. Las campanas del fondo
  11. La rueda infinita
  12. En casa de Aziz
  13. Summertime

 

«Deja tu veneno en casa«, realizado por Luis Sánchez-Gijón, es el primer vídeo promocional,

 

Todos los temas del disco han sido grabados durante los años 2010 y 2011 en Madrid, en Fonoelástica, estudio propiedad de Juan Belda y Juan Gómez-Acebo, con excepción del tema «En Casa de Aziz» que fue grabado en el 2009 en el Riad de Aziz de Marrakech.

Será Juan Belda quien haya de desvelar la verdadera historia de cada canción, porque siempre hay algo más que descubrir en cada álbum, cada canción, cada sample de Juan Belda, lo que añade intriga, aumenta el interés y prolonga la satisfacción.

El 5 de junio de 2011 quedé maravillado cuando recibí «Hans el arquitecto» y «Deja tu veneno en casa«, como adelanto de este álbum. Aún sin ser la mezclas definitivas, ambas pistas ya eran potentísimas y me quedé erizado, literalmente. Me encanta la fuerza y velocidad que llega a alcanzar, y esos momentos que parecen tomarse un respiro en los que podemos saborear los timbres, y el contraste entre ambos, además del placer de escuchar el exquisito virtuosismo de los prestigiosos músicos, que salta a los oídos. En «Hans el arquitecto» me gustó mucho el contraste entre sinte y órgano, y la precisión enérgica de Pedro Barceló, y Jorge Pardo, siempre Jorge Pardo. En «Deja tu veneno en casa» es Juanjo Ortí a la batería y de nuevo la misma precisión enérgica, y aparece deslumbrante la trompeta de Jerry González para compartir protagonismo con Jorge Pardo. «Esta va de tiburones y pececillos», me dice Juan Belda, y pienso en pequeños peces sirviendo de alimento a un pez grande, y lo fácilmente que un poderoso puede anularme, aunque no sea más que un besugo.

Me encanta lo evocadoras que son las piezas. Sin proponérmelo se dispara mi imaginación. «Hans el arquitecto» me transportó a una oficina técnica en compañía de visionarios proyectistas y luego ante el levantamiento de una idílica construcción en armonía con el entorno, por una perfecta organización, con sus jornadas en las que se suceden trabajo y descanso, terminando con un mayor frenetismo como si se agotara el plazo de entrega. Han podría crear la ciudad del futuro, reza la letra de la canción. En «Deja tu veneno en casa» me sentí testigo de una enervada discusión absurda, de esas en las que no importa lo que se está discutiendo, porque las provoca otra causa.

Hace un mes que me llegó físicamente el álbum, y he recordado mi cincuenta cumpleaños, he sufrido de nuevo la ola de calor, he estrenado cuarto de baño, he asistido a las manifestaciones, conocido a Hans y Héctor y viajado hasta Marruecos a casa de Aziz. Y después de todo, aunque sigo siendo tan insignificante como la mosca de la portada en la inmensidad del espacio y la eternidad del tiempo, al menos me hace recuperar la fe en la especie humana, algo que necesito con frecuencia, así que, al menos en el coche no escucho otra cosa.

Juan Belda habla de las cosas que importan, las que dan sentido a nuestra existencia, sean efímeras emociones o grandes pasiones. Su lenguaje es universal y lo maneja con soltura y brillantez, algo poco común en España, donde abunda tanto músico fútil y tanto disco mustio, lo que es lógico, no solo porque es difícil y requiere talento y esfuerzo, también porque, por definición, la bueno escasea, es la distribución normal, la campana de Gauss, y cualquier otra distribución se aproxima a la normal.

 

 

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

King Crimson en Madrid y Barcelona. La Vanguardia de un género inclasificable

Crónica de los conciertos de King Crimson en Madrid y Barcelona dentro...
Leer Más