XVI Festival Internacional de Blues de Béjar 2015… un año más calidad y hospitalidad suprema

Festival Internacional de Blues de Béjar 2015 un año más hizo de enlace para que todos  los fieles seguidores a los sonidos más leales del Delta pasaran un fin de semana por todo lo alto. Béjar ciudad hermanada por dieciseisava vez con el Blues fue por dos noches la capital con diferencia de este género musical. Aquí no hay discusión, puede que haya otros festivales enfocados a este estilo musical pero la palma se la lleva el Festival Internacional de Blues de Béjar. Puede que muchos de los nombres de los artistas que compusieron esta edición no fueran muy conocidos pero la calidad premió entre todos sus artistas. Sin duda, de los cuatro años que he asistido a este evento me quedo con este último. Dos grandes días vivimos en Béjar y alrededores conociendo gente de cualquier rincón de la península con el mero pretexto de charlar un rato, de música, de su tierra, profesión…. que más da!!! el buen ambiente que se respira en este gran festival no todos pueden presumir de ello. La esperada llegada a Béjar finalizó en la plaza de toros «La Ancianita», donde un año más fue testigo de todos los artistas y público que nos dimos cita. Tras una gratificante merienda y localizar alojamiento nos encontramos con el satisfactorio recibimiento de la organización que un año más se brindó a hacernos saborear los placeres musicales que nos tenían preparado.

Nos perdimos a los franceses The Buttshakers que inauguraban el Festival Internacional de Blues de Béjar 2015 y aunque no presenciamos su actuación nos queda constancia de que ofrecieron una gran actuación. Tras los oportunos cambios de instrumentos y ajustes varios Shakura S´Aida saltaba al estrado ofreciendo toda la energía vocal que esta mujer tan bien sabe desempeñar. Acompañada por grandes músicos Heather Crawford guitarra, Lance Anderson teclados, hammond, Roger Williams bajo y Tony Rabalao batería  presentaron su último trabajo «Time», donde pudimos apreciar la variedad musical que aporta en su puesta en escena con guiños al soul, jazz, blues…. siempre imperada por su portentosa voz, mostró un poderío encima del escenario dejando el listón muy alto.

Tanto Shakura S´Aida como el resto de músicos mostraron un talante firme y profesional porque el resultado final fuese de lo más placentero para el oyente, todo un deleite sonoro para comenzar la tarde noche del viernes. Otra gran voz en este caso masculina, John Németh visitaba la población salmantina y acto seguido viajar hasta Madrid para comenzar el 11 de Julio y actuar durante seis días consecutivos en el Café Central. Una de las más grandes voces actuales del soul mundial es sin lugar a dudas la de John Németh, cinco nominaciones a los «Blues Music Awards» en 2013 y ganándolo al año siguiente con su álbum «Memphis Grease» dan a entender la índole de este artista. John Németh utiliza todas sus cualidades vocales para encandilar a un público perplejo que se volcó con la formación desde los primeros temas.

John Németh sabe aprovechar su magnífica voz y el aporte rotundo de la armónica desvelan el secreto y desparraman una buena ración de blues & soul que se extiende en toda su magnitud no cayendo en la similitud musical, aquí la proeza de este gran artista. El magnífico empleo de las seis cuerdas a cargo de Johnny Rhoades tuvieron sus momentos álgidos dando a los temas una gran intensidad sin olvidar la sección rítmica compuesta por Mathew Wilson al bajo y Daniel Banks a la batería . John Németh mostró toda su distinguida personalidad ante un público que se rindió a sus pies, señoras y señores aquí tenemos artista para rato, tiempo al tiempo. La clausura de la primera noche vino de la mano del gran guitarrista neoyorquino Popa Chubby que sustituía a Robben Ford, cierre final por todo lo alto con este virtuoso de las seis cuerdas criado en las duras calles del Bronx, mamó toda la esencia del blues rock británico, bandas como los Stones o The Animals marcaron la banda musical de su juventud en especial el universal Jimi Hendrix. En formato trío Popa Chubby hizo lo que le vino en gana, así mismo, alargó una actuación que para nada se nos hizo pesada sino todo lo contrario, siendo para un servidor la actuación estelar de la noche.

Gran conducta la de Popa Chubby que desglosó un repertorio combinando gran parte de su obra compuesta por más de veinte discos y en especial su última entrega discográfica «Universal Breakdown Blues» a parte de sendas versiones de Jimi Hedrix, Guns´And´Roses y todo lo que se le antojó. Su magistral habilidad a las seis cuerdas nos hizo mantenernos vigilantes ante cualquier indicio musical que nos trasmitiese el corpulento Popa Chubby siendo testigos de su gran maestría rítmica con las baquetas. Rotunda actuación de este guitarrista que puso el colofón al primer día del XVI Festival Internacional Blues de Béjar.

La mañana del sábado se despertó con sabor a blues por todos los alrededores y a otros manjares de ese animal tan preciado por estas tierras. Paseíto mañanero para ganarnos las cervezas en la Alquitara y seguir empapándonos de blues a cargo de Los Gatos Bizcos que amenizaron el vermút bejarano. Volvimos a revivir el fraternal reencuentro con músicos y gente de otros lugares gracias al gran valor que tiene la música en nuestras vidas. Tras un merecido descanso en la dura vida del festivalero acudimos a ver a una de las mejores voces femeninas del blues contemporáneo, Janiva Magness daba el pistoletazo de salida y la cuenta atrás de la edición del Festival Internacional de Blues de Béjar 2015. Aún con luz solar su voz sedujo a todos los presentes, si la voz femenina de Shakura S´Aida dejó un gran sabor de boca el día anterior, Janiva Magness dejó las cosas bien claras y puso en evidencia el porqué ha sido galardonada como mejor artista de Blues contemporáneo en los «Blues Music Awards 2015».

Su cautivadora voz y la envolvente musicalidad que representan sus composiciones acuñaron junto a una prestigiosa formación un inicio de lo más elocuente. El público no tardó en caer a los pies de lo que sería la reina de la noche. Janiva Magness estuvo simpática y risueña durante toda la actuación y supo encuadrar un repertorio donde abordó una gran cantidad de tonalidades decisivas en su estima final. Nos quedamos con ganas de mucho más pero los ajustes horarios nos traían a Joe Louis Walker , sensualidad a las seis cuerdas escoltado por una grandiosa formación que sabe llevar la magia que intenta trasmitir este gran guitarrista de blues que lleva ofreciendo su oficio desde mediados de los ochenta. La atracción musical en el repertorio de Joe Louis Walker bebe de la gran versatilidad e innovación que ofrece incluyendo en sus composiciones elementos del jazz, el soul… y sobre todo la ejemplar importancia que muestra dando cabida a la maestría de sus compañeros.

La noche mostraba su lado más ardiente con la actuación de Joe Louis Walker acompañado por tres portentosos músicos que congenian a la perfección, así pues todo el conjunto mostraron una categórica e indiscutible actuación llena de vigorosidad musical. La cúspide del festival estaba por llegar, el gran Coco Montoya despertó el interés de todos los asistentes siendo una de las actuaciones estelares de esta edición. El guitarrista zurdo ha sido y es una respetada eminencia en la ejecución de las seis cuerdas y mostró todo su anhelo por mantener el grado de calidad obtenido hasta el momento en la tarima de la plaza de toros de Béjar. Coco Montoya con un talante serio puso sentimiento y concentración en todas sus interpretaciones, tanto a la voz como en el ajusticiamiento en sacar esas magistrales notas de su guitarra.

Coco Montoya desprendió el más genuino blues americano de la noche, pocos aportes necesitó para impactar con su música o quizás el silencio del público dicharachero hubiese contribuido a una sobresaliente escucha. Coco Montoya simplemente recurrió a la base fundamental de los sonidos negros y divulgó todas las pericias que ha acumulado a lo largo de su dilatada carrera como músico. La traca final tuvo sello ibérico, los madrileños The Groovin´Flamingos pusieron la nota más fiestera y bailable de todo el festival. Una visión distinta a lo que habíamos visto hasta el momento pero que no desarticuló el esquema de la noche. Todo un elenco musical cargado de una firmeza decisiva en el buen fin de fiesta que vivimos cargado de soul, R´n´B, funk y ritmos alegres para los más noctámbulos gracias a una accesible sección de vientos y unos coros compuestos por dos admirables voces femeninas. The Groovin´Flamingos pusieron el punto y final a la edición 2015 del Festival Internacional Blues de Béjar donde un año más la música hizo de vínculo para que la hospitalidad con la gente de cualquier pelaje, creencia o índole no fuese impedimento para sentarse a charlar como lo que somos, humanos.

bejar blues 2015 angel manuel hernandez montes dirty rock 1

 

More from Ángel Manuel Hernández Montes

Laurence Jones da un soplo de aire fresco al blues en Madrid

Laurence Jones presentó en Madrid su último trabajo demostrando por qué es...
Leer Más