Leyendas del Rock. Un Festival con alma

Leyendas del Rock. Villena, Alicante. Del 5 al 8 de agosto de 2015

Otra edición más, y van diez, del Leyendas del Rock, festival que nació en Mazarrón conviviendo con el Lorca Rock y que, a la desaparición de éste ha quedado como cita de referencia con el rock y el metal en la zona de Alicante-Murcia.

Para éste que escribe, el “festi” tiene connotaciones especiales, ya que he hecho una “peña” de amigos que se unió mucho a raíz de una grave desgracia: un ictus de uno de los miembros del grupo (¡a sus 25 años!) nos mantuvo y mantiene unidos no sólo en época de Leyendas, sino todo el año. Felizmente la cosa se va recuperando lentamente…

Lamentablemente, el mejor fotógrafo del evento, nuestro Emilio, claro, tan sólo pudo acudir los dos últimos días por compromisos laborales, pero yo acudí todos ellos, los cuatro. Eso sí: con conciertos solapados y sin el don de la ubicuidad, no pude ver a todos los grupos, pero sí a todos los del escenario principal y a algunos del pequeño, llamado Mark Reale en honor al que fuera miembro de RIOT, ya fallecido. Por cierto que obvio opiniones y comentarios sobre aspectos como acampada, piscina, precios… y me ceñiré sólo al aspecto musical del forma breve, por obvias razones.

Leyendas del Rock 2015 Los Suaves

El PRIMER DÍA la entrada era gratis; avalancha total de gente como jamás había visto en un Leyendas. Y comenzó la cosa con OKER, banda que quiere hacer en 2015 heavy metal tradicional y que no lo hacen mal. Su cantante, Carmen Xina es buena frontwoman y conecta bien con el público. Les siguieron los sevillanos THE STORM, banda de rock progresivo de los 60-70 que ya hicieran un gran concierto hace unos años y que repitieron. Puede que resultaran algo cargantes por su ampulosidad, pero a los que hemos crecido escuchando rock sinfónico nos gustan… gran concierto. Las estrellas de la noche fueron (lo que queda de) SEPULTURA. La banda brasileña con su groove metal, pateó culos con Derrick Green ya afianzado como frontman de un grupo que tiene su mejor músico en su actual batería Eloy Casagrande. Un valor seguro es ROSENDO MERCADO. El madrileño tiró de clásicos, LEÑO incluido, e hizo un buen concierto, en su línea, con una banda competente. Los temas ácidos del de Carabanchel fueron buen aperitivo para lo más elaborado que iría a continuación. El MEDINA AZAHARA siempre son un valor seguro y en este Leyendas no defraudaron. Sacaron el mejor sonido de la noche y se les vio en forma. Destaco al gran Paco Ventura que and ahora enfrascado en proyectos internacionales. Finalmente, GIGATRÓN llegaron para salvar Villena de ser invadida por hordas de pijos, poperos y demás calaña peligrosa y, una vez más, salvaron el metal con su show irreverente y divertido.

Pasamos al SEGUNDO DÍA, ya de pago, en el que hemos de mencionar, como en los siguientes, lo más destacable del elenco; imposible citar / ver a todas las bandas. Comenzamos en los escenarios grandes con el thrash descarnado de DESTRUCTION, a quienes ya habíamos visto hace dos semanas en el Rock Fest de Santa Coloma. Algo pronto tocaron en ambos festivales, los pobres, con todo el cuero pegado al cuerpo, pero ambos conciertos tuvieron fuerza y una legión de seguidores thrashers que, por el mismo precio, salieron bronceados del bolo. SONATA ARCTICA nos dieron una buena ración de power metal pero, al menos en mi opinión, los sonidos de batería disparadísimos que llevan estas bandas, los efectos, las pregrabaciones… están lejos de convencerme. Para incondicionales. Una de las mejores descargas de la jornada corrió a cargo de DEATH, la banda de homenaje al fallecido Chuck Schuldiner que, con oficio, sin alharacas ni espectáculos circenses, se dedicaron a tocar y punto. Es duro, sin duda, escuchar death metal a palo seco, al menos para mí, pero he de reconocer que estuvo perfectamente ejecutado. Tremendos instrumentistas que nos dejaron con ganas de más. Siguiendo con la tralla, OVERKILL salió a continuación con bastantes problemas de sonido. Tanto que no lograron sonar como nos tiene acostumbrados la banda. El sonido resultó artificial y la caja y el bajo típicos brillaron por su ausencia. Por lo demás, Bobby ‘Blitz’ Ellsworth se mostró en forma… sobre todo cuando se le empezó a oír, ya que su micro falló al principio. De WITHIN TEMPTATION pasé un poco. Sólo escuché dos temas, ya que había que prepararse para correr al otro escenario. Dicen los incondicionales que estuvieron bien, pero yo lo escuché, de nuevo, todo muy perfecto… Ni que decir tiene que los grupos power-epic con chica soprano (que suele ser extremadamente guapa, como es el caso de Sharon den Adel) al frente no son lo mío, pero tienen muchos seguidores que abarrotaron las inmediaciones del escenario y, como todos, merecen mi respeto. SABATON también es habitual de festivales españoles. Su true-power-metal melódico (toma…) tiene legiones de seguidores, pero cada vez que vienen a España lo hacen sin sus tanques y demás parafernalia que sí podemos ver en festivales europeos. Dieron buen concierto, en su línea, también para incondicionales del género. GAMMA RAY, tras su concierto en el Leyendas 2015 serán conocidos como “Ramma Gay”, que les viene al pelo dadas sus varias incursiones en el reaggae… Y es que nos ofrecieron un “I Want Out” con intermedio “a la Marley” que dejó atónito al personal. Sonido regular y forma no muy buena de Kai Hansen dieron al traste con un concierto esperado pero descorazonador para la mayoría de asistentes. Reventados, nos dejamos a TIERRA SANTA y a VITA IMANA. Mis “corresponsales” me dicen que cumplieron de sobra para cerrar la noche del día 2.

Warcry en el Leyendas del Rock 2015

En cuanto al escenario pequeño, quiero destacar a JORGE SALÁN, que se hizo un concierto básicamente de blues, sin tapujos, y para un público nada metalero. Es uno de los mejores guitarristas de rock que tenemos ahora en España y a fe que lo demostró, cercano, bajando a tocar entre la gente… espectacular. TOPO siempre es plato de buen gusto para el que escribe, y se conservan en buena forma año tras año. Dieron un concierto plagado de clásicos del rock nacional para los que ya peinamos canas hace años. Quiero también destacar a los italianos death-metaleros FLESHGOD APOCALYPSE como banda que, no es que sea de mi rollo, pero reconozco que tocar a esa velocidad, sobre todo una batería, tiene un mérito brutal. ¡El amigo Francesco Paoli tocó cuatro veces más notas que todos los baterías del Leyendas juntos! Y la sorpresa del día, el bolazo de todo (sí, todo) el Leyendas lo dieron en el escenario Mark Reale los suecos BLUES PILLS. Capitaneados por una guapísima Elin Larsson, que no paró con su pandereta, comenzaron algo fríos; quizá se sabían no arropados por las hordas del metal. Su blues psicodélico no cuadraba muy bien con el marco del festival… pero poco a poco la intensidad fue subiendo al compás que el número de personas que se acercaban a ver de dónde salía ese torrente sónico que se escuchaba al pasar. Emocionante fue escuchar el griterío al final de cada tema de un público alucinado, y cómo fueron despedidos al canto de “olé, olé, olé, oleeeeeeeee”, sin duda pidiendo otro tema que, por exigencias de horario, sabíamos imposible. ¡¡Bolazo!!

El TERCER DÍA nos deparó en el escenario grande las actuaciones muy tempranas de ORPHANED LAND y TURISAS. Sobre todo los últimos, ataviados con sus pieles y parafernalia escénica, debieron de pasar un calor insufrible. Los nuevos RAGE ahora se llaman REFUGE. No son sino la formación de la mítica banda alemana de Peavey Wagner con Manni Schmidt y Christos Efthimiadis, que hiciera los discos más populares de RAGE en los años 90. Se mostraron inspirados, aunque también se les nota el inexorable paso del tiempo, sobre todo a un Peavey que se esforzaba en los agudos más de lo normal. Concierto decente. Uno de los “combos” más esperados fue ROCK ICONS, o sea, Joe Lynn-Turner (RAINBOW, MALMSTEEN), Eric Martin (MR. BIG), que sí vinieron; y Steve Augeri (JOURNEY) y Robin Beck, que no vinieron… A Martin se le vio cascado, cantando muy bajo de tono; A Lynn-Turner me lo esperaba más ajado, pero no estuvo mal. Sonaron los clásicos de las bandas de ambos cantantes, sobre todo de RAINBOW… y al comenzar “Long Live Rock and Roll” llegó el diluvio universal, del que ya tenemos experiencia los leyenderos. Véase 2010. Toda una experiencia cantar el himno de DIO bajo unos gotones de aúpa. El concierto… regular, pero pasable. EDGUY, la banda de Tobias Sammet, fue la siguiente en salir tras la lluvia. Otro concierto de power con bombos a todo lo que dan y bastante discreto. Había muchas ganas de ver a THE DARKNESS y las huestes de Justin Hawkings dieron buen espectáculo, aunque comenzaron algo sosos. Fue ir quitándose ropa el frontman y mejorar la cosa, jeje. Buen concierto donde no faltaron tanto clásicos como temas de su último buen disco. Al final, Justin aupado por su hermano, se paseó entre el público tocando su Gibson blanca contribuyendo al deleite de los presentes. WARCRY es una banda que ha tocado en las diez ediciones del Leyendas… y que me he perdido en las diez. No merecen mi atención, y menos si Víctor canta como lo hizo unas semanas antes en el Rock Fest. Momento cena… Como plato fuerte nos queda la actuación de la Metal Queen DORO. A sus 51 años, la alemana conserva el tipo, la planta, la fuerza y el carisma para defender con donosura temas propios y de WARLOCK que completaron un concierto poderoso y divertido de ver. Un diez para ella, aunque cositas como el mega-clásico “All We Are” ya cansan un poco.

Del escenario pequeño tenemos que destacar el divertido concierto de los teutones FREEDOM CALL, happy metal por doquier, y el buen hacer de ASFALTO. La banda de Julio Castejón no estuvo nada mal, aunque algunas introducciones a los temas torraron un poco al personal. Precisamente, Julio es el único que queda de la formación inicial. De nuevo los “viejunos” cuarentones tuvimos nuestro momento de recuerdos y emociones.

Leyendas del Rock 2015 The Darkness

Y así llegamos al CUARTO DÍA, al culmen del Leyendas. De nuevo en el escenario grande comenzamos con lluvia. Los cerveceros thrasheros TANKARD dieron un buen bolo, divertido aunque sin parafernalia debido al viento que anunciaba el temporal. Concierto deslucido, pero efectivo para preparar la noche de tralla que nos esperaba. FINTROLL llegaron tarde por problemas de vuelos y se les tuvo que cambiar al escenario pequeño, que este día, desgraciadamente, no pisamos. En su lugar, BEETHOVEN R les cubrieron en el grande dando un concierto para los incondicionales que corearon cada tema. Con la aguda voz de Alberto “AOR Man” García, cerraron con la inevitable “El Guardián de tu Piel” en una tarde ya despejada. EPICA tuvieron un sonido espectacular… tanto que uno se pregunta dónde estaba el límite entre lo grabado, lo disparado y lo real. Capitaneados por la pelirroja Simone Simmons, de nuevo hicieron las delicias de los fans del power con señorita gorgorítica.

Y como anuncio que nos esperaba, SODOM, otro de los “Big-Four” del thrash alemán, descargó otro concierto directo, rudo, sin ambages, cortante, con buenos temas y sin demasiados fuegos artificiales. A continuación, SÔBER, de aniversario, subieron al escenario, haciendo que me preguntara cómo un festival de rock trae a un grupo de semi-pop como éste. Se nota que me molan… Y señores, en el escenario grande, siempre según mi criterio, lo más grande que se vivió en los cuatro días fue la descarga de tralla de los alemanes KREATOR. La banda de “Mille” Petrozza, el de ascendencia calabresa, nos voló la cabeza desde el minuto uno. Arrolladores, con un escenario tétrico y lleno de humo y luces que dificultaron muchísimo la labor de nuestro fotógrafo, nos pasaron por encima con clásicos y temazos de su último disco de 2011 “Phantom Antichrist”. Mucho más rodados y profesionales que cuando les vi en 2008, nada menos, se hicieron con un público totalmente pisoteado por el chorro violento de metal acelerado que nos brindaron los de “Mille”.

LOS SUAVES también estuvieron “de celebración”, ya que ésta es la gira de despedida… dicen. (También dijeron lo mismo SCORPIONS los últimos cinco años). Con un Yosi en buena forma al principio, que se fue apagando hacia el final, hicieron un setlist algo raro, según me dicen los seguidores de una banda que conozco poco. El final nos resultó algo pesado, con solos que no acababan nunca. SATYRICON nos ofrecieron a continuación un death metal bien hecho, pero algo soso para mí, exclusivamente (de nuevo) para incondicionales del genero.

Dos clásicos de los que poco se puede decir, cerraron el Leyendas. OBÚS, con el ahora mediático rumbero Fructuoso Sánchez; y LUJURIA, con un Óscar Sancho que no es un excelente cantante y al que le pierde la boca.

Y así nos fuimos a casa, derrotados, derrengados de tanta lluvia, acuosa también, pero rockera y metálica, sobre todo; eso sí: satisfechos de haber asistido un año más a un festival puntero en el rock español. Si no es el más importante por nombres de bandas, al menos este año, sí tiene ese halo especial que sólo envuelve al Leyendas del Rock. Los asistentes me entienden; hay que estar allí para sentir el buen rollo y la camaradería de este festival único.

kreator Leyendas del Rock 2015

Me repetiré, pero quiero destacar de todo el festival que, entre tanta tachuela, parche y cinturón de balas, Marcos Rubio apostara valientemente por los BLUES PILLS. Un maravilloso descubrimiento; una banda que me ha ganado y que me tendrá como un clavo la próxima vez que esté por España.

Saludos a todos y mucho, pero mucho rock and roll.

Texto  Manuel Martínez Ferrándiz. Fotos de Emilio Pastor.

Emilio Pastor en flickr.

 

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

Swamp Dogg: Las cicatrices del mejor soul

Crónica del concierto de Swamp Dogg en la sala Clamores de Madrid...
Leer Más