Joanne Shaw Taylor la grandeza del blues en Madrid

Joanne Shaw Taylor se presentó en Madrid el sábado 19 de septiembre, coincidiendo con varios conciertos más en la capital, llego al teatro Barceló la joven promesa del blues británico. Con una poco acertada localización, se hubiera disfrutado más de esta gran artista en una sala mas pequeña.  Junto con las demás opciones de la capital, el público madrileño no hizo honor a la dama del blues Joanne Shaw Taylor.  Kiko García fue el encargado de abrir la gran noche del blues en Madrid,  le bastaron veinte minutos de concierto para encandilar a los pocos asistentes a primera hora con su blues. Sobre las nueve y cuarto aparecían en escena los dos componentes de la banda, Tom al bajo y Oliver a la batería, que acompañan a Joanne y poco después ella vestida de riguroso negro acompañada de su guitarra se acomodó en el escenario para inaugurar un repertorio digno de la gran promesa del blues.

Joanne Shaw Taylor inició la marcha del concierto con «Mud Honey»en el que mostró encima del escenario toda la fuerza y dinamismo junto a su rasgada voz. En esta primera canción ya pudimos observar la destreza de la artista entre las cuerdas y la dulzura de sus gestos en cada nota. Escuchamos dos canciones más de su nuevo disco antes de llegar a «Tried Testes And True» donde nos puso a todos tiernos con cada nota de esta canción y el sentimiento que pone en cada acorde. Después tuvimos un cambio de ritmo con «Jump That Train» y «Diamonds In The Dirt» antes de quedarse sola en el escenario y deleitarnos con ciertas canciones en acústico.

La primera de ellas, «Almost Always Never» con una presentación que nos puso a todos los pelos de punta con la emoción de sus palabras. En esta canción, dedicada a su madre muerta hace varios años, hizo llorar la guitarra como pocos artistas saben hacer. La siguiente canción en acústico, le acompañó Tom, bajo de la banda. Tocaron «Army Of One» con toques mas countries  donde alargaron el final hasta llegar a tocar con botas y acordes más andaluces.

Volvimos de nuevo al blues con canciones de sus anteriores discos como la fantástica actuación con «Jealousy» con un alargado y fantástico final desde toques texanos a un emocionante solo de guitarra. No tardó en salir la banda con los primeros pitidos del público y que mejor final con una de sus primeras canciones «Going Home» y se despidieron con «The Dirty Truth» que da nombre a su último disco. Esperamos poder seguir disfrutando de Joanne Shaw Taylor en los escenarios españoles y para futuras ocasiones con mucha más afluencia de personal ya que en este primer concierto, ha demostrado que tiene  merecido tener un gran público.

Pilar Liuti Salinero

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

The Big Marteen’s en el 16 Toneladas

El domingo día 5 de septiembre en 16 Toneladas en Valencia pudimos...
Leer Más