Cheap Wine, Red Apple y Matuja rememoraron los años setenta en Madrid

Cheap Wine, Red Apple y Matuja ratificaron que a veces la calidad y creación musical no tienen que ir de la mano de grupos consolidados y grandes montajes, en una pequeña sala la buena música se limita a unos cuantos demandantes por la música en directo y apuestan por escuchar formaciones noveles, bandas que no se limitan a ejercer el fácil  y a veces resultón grupo de versiones. Noche de rock atemporal donde la vertiente de los años setenta se hizo notar en las tres formaciones, exteriorizando cada banda su mejor forma de interpretar el rock.

Abrieron el trío Red Apple formado por Javier García a la batería, Dario Buñuel guitarra y voz e Isabel Walsh al bajo, desde los primeros acordes un simple cruce de miradas con la «compi» de al lado atestiguaba que eso sonaba muy bien. Y tan bien!!! Repertorio escogido de sus tres trabajos nos hacían mover los pies engrandeciendo el blues rock más crudo con enérgicos y afilados riffs de guitarra.

Templaron el ambiente para dejar paso a Matuja con su desafiante y elaborado rock con una puesta en escena de lo más interesante. Banda que se presenta en forma de cuarteto liderado por la gran voz de su cantante Pace que hace del escenario su cobijo predilecto atestiguando cierto protagonismo sin desacreditar a sus compañeros que realizaron un gran concierto mostrando una total conjunción.

Los «duendecillos» del directo hicieron de las suyas y la tomaron con la guitarra de Coca dejándola muda de vez en cuando, así es el directo!!! Formación que sorprendió por su talante encima del escenario, gran voz, provechosos riffs de guitarra y una base rítmica formada por Pollovich a la batería y Bob al bajo asientan el sonido de Matuja.

La recta final venía de la mano de los franceses Cheap Wine que meneaban sus melenas entre el público viendo a la formación anterior y con una sonrisa entre ellos daban a entender que no lo estaban pasando tan mal. Por primera vez en nuestro país nos visitaban Cheap Wine con su contundente y estimulante  rock psicodélico fruto de la era más alocada del LSD y no es que los músicos estuviesen bajo los efectos de esta sustancia sino que su música nos trasportó años atrás y pudimos revivir los sonidos más trascendentales en consonancia a unos tiempos donde el futuro del rock tambalea.

Aún así formaciones como Cheap Wine persisten en que el rock tenga su meritorio lugar, cada tema fue una afirmación de que el grupo tiene tablas y no es para perderles la pista. Calidad psicodélica a cargo de este quinteto formado por el cantante Mathieu Devillers, Louis Moratti a la batería, Tallahassee Joe al bajo, Ahn Tuan al órgano y Valentin Contestin a la guitarra que no escatiman en hacer efectivo cualquier detalle sonoro, lástima que los «duendecillos» siguieron haciendo de las suyas!!!

El público entregado vibró con Cheap Wine y les despidió de la forma más calurosa. Una boyante actuación a cargo de tres bandas ante la escasa afluencia de público que sigue sin valorar a los futuros valores del rock…. o acaso esperáis que los grupos «endiosados» duren toda la vida???

 

 

 

 

 

 

More from Ángel Manuel Hernández Montes

Ape Skull nuevo disco «Fly Camel Fly» y gira en Abril

Ape Skull visitan nuestro país por primera vez presentando su segundo trabajo....
Leer Más