Arcanus y Antikaraoke: Un embrujo de Thrash Metal y Rock’N’Roll

Texto por Federico Navarro y fotos por Rockfels.

En la calle quedan los sinsabores del día a día, esas agotadoras jornadas laborales, alguna discusión con la pareja y más de un recibo por pagar. Pero cuando se entra en la barcelonesa Sala Monasterio (Moll de Mestral, 30) a ver a Arcanus, banda de Thrash Metal local, y luego a disfrutar del Antikaraoke de César Martín, todo eso desaparece por arte de magia. Y es que este grupo invitó el pasado 8 de abril a un aquelarre sonoro presidido por su vocalista Óscar Gallardo, encargado de iniciar el descenso a los avernos de ese estilo que él y su grupo aman y recrean como pocos.

ARCANUS y AK (28)

Ya con “Struggling With Pain”, una de sus piezas, rugieron las guitarras de Javier Muriel y de ese prodigio a las seis cuerdas -¡atentos a este muchacho, no me cansaré de repetirlo!- que es Víctor Vallespir. Pero en su repertorio, amén de sus obras, se escucharon dos versiones de Lamb Of God que quitaron el hipo: “The Faded Lane” y “Redneck”. En esta última el dueto que Óscar protagonizó con Erik Garrigós, cantante de los Godmole, dejó boquiabiertos a los presentes pues Erik posee unas cuerdas vocales perfectas para esta clase de temas.

Tampoco desmereció el duelo vocal con Jou Mistika, que luego presentaría el Antikaraoke, y que rindió pleitesía a Kreator con “Violent Revolution”. Todo este poderío se sostuvo gracias al bajo de Denis Fernández y a un robusto Pau Bonet que, desde su batería, vestía una camiseta de Pantera, quizás la gran ausente de la velada, pero cuyo rugido acecha siempre tras cualquier esquina. Aunque este quinteto escondía un as en la manga y es que la aparición de Marina Salvador & Burlesque Girls BCN mientras el combo interpretaba “Never Betray” fue todo un golpe de efecto al que siguieron “Infinite Denial” y una visceral “Backbone” de Gojira. Fue en ese instante cuando Muriel y Vallespir se pasearon entre el respetable esgrimiendo la energía de sus instrumentos. En resumidas cuentas, una verdadera demostración de fuerza.

ARCANUS y AK (31)

Pero la noche no terminaba ahí porque en la recámara quedaba el Antikaraoke de César Martín donde Mistika, Barbie Resio, Andrea Bladi Mir y Fabri Pedrero se encargaron de animar a todos aquellos y aquellas que quisieron sentirse estrellas por unos instantes. David Xispi, bajista de Ree Kohl entre otros grupos que cuentan con su arte, se dejó ir con un “Whole Lotta Love” que recordó porqué Led Zeppelin son mucho más que unos clásicos. No sería el único en una noche donde Marina y sus chicas rompieron corazones a base de clase, erotismo y elegancia con sus apariciones sobre las tablas. Rafa, habitual en estas lides, se puso el mundo por montera con una entretenida “Breaking The Law” de Judas Priest coreada por toda la sala mientras que Mistika recordó a todo el mundo lo hermosa que es una canción como “Bohemian Rhapsody”.

ARCANUS y AK (51)

Realmente, la verdadera esencia de este espectáculo es la sorpresa, ese arte que aparece por ensalmo del lugar más insospechado. Por ejemplo, Rus Velikaya, camarera de la sala, nos descubrió su faceta de bailarina y cantante cambiando la barra por el escenario. En ese momento, su sonrisa se unió a su voz y al baile de un cuerpo que desprende esa felicidad de saberse, por unos momentos, el centro de un universo en el que todo el mundo se lo pasa bien. Es entonces cuando los problemas cotidianos quedan por unos momentos relegados al desván del olvido. Y eso es, sencillamente, Rock’N’Roll.

 

 

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

Catwalk, la estrella que más brilló en Tenerife la noche del sábado 4 de febrero de 2012

Catwalk brilló en el Festival Alter Native Generations 2012 celebrado el sábado...
Leer Más