Graham Nash. La historia de la música americana

Graham Nash. La historia de la música americana. Teatro Nuevo Apolo. Madrid, 9 de Junio de 2016. Dicho concierto formaba parte del ciclo 1906.

La última vez que Graham visitó nuestro país lo hizo de la mano de Crosby y Stills, es decir, como CS&N, y fue en el festival de los Jardines de Pedralbes de la Ciudad Condal en 2013. Tuve la suerte de estar en ese concierto que considero histórico por razones obvias y Graham tenía el listón muy alto puesto por esta actuación junto a sus dos inseparables a los que él mismo nombró el pasado jueves en el teatro Apolo de Madrid como dos de los mejores compositores del mundo junto a Neil Young.

Pero la baza de Nash esta vez era el Teatro Apolo, la intimidad de su escenario y la complicidad de su gente, la que nos congregamos allí para escuchar también las canciones que no toca cuando va con David Crosby y Stephen Stills. Y vaya si aprovechó esa baza el veterano músico británico de Blackpool afincado en Los Angeles desde hace tanto tiempo.

Graham Nash crónica Madrid Teatro Nuevo Apolo

El show empieza puntual a eso de las 20.30h. El escenario a media luz del Apolo cuenta con un set de guitarras eléctricas en su lado derecho, dos pies con sus correspondientes micros, un órgano Yamaha a la derecha y de fondo unos cuantos pedestales con velas y telas con motivos hippies. Graham aparece en escena junto a su amigo, el virtuoso Shane Fontayne, un tipo que ha tocado con todos los grandes apoyando con su guitarra principal en shows y grabaciones de discos. Hasta el mismísimo Springsteen ha requerido sus servicios. Dicho esto queda claro la calidad que tenemos hoy sobre las tablas del teatro de la Plaza de Tirso de Molina.

 

Versión que hizo Graham Nash del «Blackbird» de los Beatles

 

El primer tema que escuchamos es un homenaje a la banda que formó Nash en Reino Unido. Es el clásico de The Hollies, “Bus Stop”, le sigue el segundo corte del primer álbum de Crosby, Stills & Nash, “Marrakesh Express”, un clásico en el que Graham cuenta sus andanzas por tierras marroquís y sus experiencias alucinógenas. Luego llega “I Used To Be A King” de su disco en solitario Songs For Beginners del 71, del mismo trabajo nos interpreta “Military Madness”, pasando antes por un rabioso “Immigration Man”, perteneciente al primer álbum editado como dúo con su amigo Crosby bajo el original título de “Graham Nash David Crosby”. Graham explica antes de su interpretación como escribió este tema en el 72 durante una gira con CSN&Y en la que un agente de aduanas impidió su paso mientras no ponía ninguna excepción a Crosby, Stills y Neil Young, lo cual cabreó muchísimo al británico que se quedo esperando que llegará la aprobación mientras firmaba autógrafos a los viajeros del aeropuerto que se le acercaban constantemente. Curiosamente en el 78, Nash fue regularizado como ciudadano estadounidense. Nash siempre ha sido de esa vertiente de artistas americanos críticos hacia las injusticias de un mundo desigual y siempre ha estado dispuesto a apoyar de modo activo las causas más nobles de nuestro mundo. En el tema “Mississippi Burning” nos explica que está dedicado a tres jóvenes que murieron por sus ideales de igualdad entre razas, nos cuenta con tristeza que no tuvieron suficiente con asesinarlos, que tuvieron que impedir que los cadáveres descansaran juntos por ser de diferente raza. Graham Nash se emociona y nos pregunta si no somos todos iguales, seres humanos y nada más. Nos pide que cuidemos unos de otros, que nos respetemos y aprovecha para decirnos lo asustado que está de Donald Trump y nos advierte que nosotros también tenemos que estarlo. La verdad es que da mucho miedo el tema de por sí y al escucharlo de Nash nos hace reflexionar un poco más.

Vamos intercalando clásicos hasta llegar al motivo de su visita, la presentación de su loncha “This Path Tonight”, un grandísimo álbum compuesto a medias con Shane Fontayne del que nos regalan seguidos el tema que da nombre al disco y la segunda pista del mismo, un genial “Myself At Last” que durante la producción del disco grabaron del tirón en una sola toma y una sola vez. Shane y Graham tienen un feeling muy especial y con sus voces y guitarras llenan todo un teatro de un modo espectacular, no echamos de menos banda ni instrumentos adicionales. Lo que estamos viendo es simplemente una delicia para nuestros oídos, un lujo en toda regla de la mano de uno de los músicos más admirados desde casi la mitad del siglo pasado.

Graham Nash Madrid Teatro Nuevo Apolo.2

En este punto del concierto quiero ser consciente una vez más de lo que estoy viendo y oyendo. Hablamos de un tipo que ha influido a toda una generación de gentes y artistas. Ha creado un sonido y un impacto cultural desde Estados Unidos equiparable al que creó el azote de los Beatles desde las islas británicas. Nash es parte de CSN&Y, eso es además de Nash, Crosby, Stills y Neil Young. Crosby es The Byrds y Stills y Young son Buffalo Springfield. Creo que poco más hay que explicar en mi cabeza para ponerme de nuevo en mi sitio y entender lo colosal de la situación que estoy viviendo.

Uno de los mejores álbumes de la historia sin lugar a dudas es el “Deja Vú” publicado en 1970 por Crosby, Stills, Nash & Young, del que tenemos la suerte de escuchar en este concierto himnos como “Teach Your Children” y “Our House”, esta última escrita por Graham Nash a raíz de un hecho tan cotidiano como ir paseando por una calle de Los Ángeles con la que por aquel entonces era su mujer, la gran Joni Mitchell, y comprar un jarrón que les gustó para poner con unas flores en casa junto a la chimenea.

“Deja Vú” es un álbum que se revisitó en el 2006 en directo, en el conocido como “Deja Vú Live”. Un disco que recoge los temas del álbum original en directo durante la gira de Neil Young en apoyo del álbum “Living With War” que atacaba la política exterior de George W. Bush, especialmente en lo que refería a la invasión de Iraq. En dicha gira CSN&Y hicieron las delicias de muchos fans recreando en directo uno de los trabajos musicales más importantes de las últimas décadas. Para mi un álbum que tiene un impacto similar al Sgt. Peppers de los Beatles, pero aquí en lo que a folk y americana se refiere.

Graham Nash Madrid Teatro Nuevo Apolo 2016

Hablando del cuartero de Liverpool, en un momento del concierto a la vuelta para los bises, Graham comenta que Shane y él calientan la voz antes de salir al escenario con canciones de los Beatles. En ese momento todos sabemos que se nos viene encima una versionaza de “Blackbird”. Madre mía ¡Cómo se disfruta! Hace unos días estuvimos en el Calderón escuchándola de mano del propio McCartney y hoy aquí suena tan especial o más, de verdad.

El concierto llega a su fin y entendemos que nos llevamos a casa un trozo de historia en nuestros corazones. Cuando pase el tiempo, como el buen vino, entenderemos lo que nuestros paladares acaban de disfrutar. Hemos sido participes de la comunión con uno de los creadores del mejor periodo de la música americana y por ende mundial.

Fotos y vídeo por Javier Naranjo.

 

 

Escrito por
More from Javier Naranjo

Asaf Avidan. Tocado por el Dios del Rock.

Sin palabras nos quedamos ante el directo de un ser tocado por...
Leer Más