Entrevista a Jolly Jumper. Nuevo disco «303»: «El rock empieza a ser una cosa de románticos»

El trío barcelonés Jolly Jumper publicó el pasado mes de mayo su 2º y nuevo disco “303”, en el que experimentan con sonido más duros y actuales, por exigencias del guión, pero sin perder sus raíces con el rock setentero y sureño.

Jolly Jumper descargan  su espíritu eléctrico con su flamante nuevo álbum «303», directa que su sobresaliente predecesora «Girando el mundo» publicado hace 5 años. En este nuevo disco de apenas media hora, prensan todas sus influencias y en nueve temas cantados en castellano, hacen las delicias de los fans. Riffs con mucho groove, inspiración setentera y esa voz tan característica que nos transporta a la mejor época de Mountain, Free, Bad Company o unos Wishbone Ash más poperos

Tras su debut con aquel “Girando el mundo” (2012), disco producido por Santiago Campillo (M-Clan) Jolly Jumper ha cambiado de vocalista y ha reducido la sección de guitarra a un único componente, otorgando a su música mayor contundencia y crudeza. 

Jolly Jumper han colaborado en este disco con la ONG Proactiva Open Arms, con la cesión de las ventas de su canción Corazones naufragados, con la donación a Proactiva Open Arms, donación que se materializa por la descarga de su canción Corazones Naufragados, tema que narra la tragedia humana de los emigrantes y refugiados que se juegan la vida o la pierden tratando de llegar a Europa cada día. La banda ha creado una web en la que se puede descargar la canción, y cuyos beneficios van destinados a la ONG Proactiva Open Arms.

Escucha el nuevo disco de Jolly Jumper «303»:

Entrevista a Jolly Jumper:

7 años. Cambios en la formación. Más dureza en vuestro sonido. ¿Qué suponen todos estos cambios en vuestro nuevo disco titulado “303” publicado recientemente?

Supone una reinvención total. Al haber cambios de formación, con un cantante nuevo, un guitarra menos y sin teclados, tomamos la decisión de evolucionar. El primer disco estaba escrito y grabado en clave de rock and roll con aires sureños y blues, y en este nos apetecía experimentar. A lo largo de los años nuestra inquietudes creativas han evolucionado. La esencia de la banda está ahí, y de hecho mantenemos parte del repertorio del disco anterior.

-¿Cómo surgió la idea de colaborar con la ONG Proactiva Open Arms, y la de ceder las ventas generadas de vuestra nueva canción “Corazones naufragados”, a esta campaña solidaria?

Porque es un drama humano que nos duele especialmente y porque esta entidad está ubicada en nuestra ciudad. Nuestra canción es una expresión de rabia, de lo que sentimos hacia este horror para concienciar a la gente y evitar que se olvide. Queríamos dar un paso más para ayudar y más en un momento en el que los medios de comunicación ya no hacen apenas caso a este drama. Para algunos medios generalistas parece que este genocidio se ha borrado. Pero no. Sigue igual, cronificándose.

-Cada banda tiene su metodología y forma de trabajar ¿Cómo fue el proceso de creación de “303”?, ¿y qué hubieseis añadido o quitado viendo el resultado final?

Ha sido un proceso largo, pero tiene sus razones. En primer lugar el cambio de formación. Menos músicos y un cantante nuevo…Esto ha supuesto esa evolución y por el camino se iban escribiendo canciones, descartando…evolucionando…hasta que dimos con la tecla de lo que creíamos que debía ser ahora Jolly Jumper. Una vez llegado a ese punto, a ese nuevo sonido, gran parte de la composición ha sido online. El cantante, Jose vive en otra ciudad, por lo que traíamos ideas, se trabajan en el local con él y luego muchas se afinaban o completaban por internet, grabándonos en casa y ensamblando las ideas en forma de maqueta. La composición ha sido coral, sobre todo a partir de un riff de guitarra de Tarra. Respecto a las letras las traía un miembro, principalmente Jose, y entre todos se revisaban y modificaban. Realmente el mayor reto ha sido conocernos creativamente, acercar posturas musicales y encontrar ese punto claro que nos decía que así debía sonar Jolly Jumper.

Vivimos el  atentado terrorista de Barcelona de pleno. Actuábamos al día siguiente en les Festes de Gràcia. Sobre la solución, atacar a la raíz de este desastre, y eso pasa por decisiones políticas, como acabar con la connivencia de algunos países con los terroristas, que como se ha informado en muchos casos acaba en la venta de armas. A eso hay que sumar un esfuerzo de los países occidentales por erradicar cualquier muestra de xenofobia o islamofobia. Como dijo la gente en Barcelona, “no tenemos miedo”. Y esas muestras de odio son solo una expresión terrible y equivocada del miedo

 -Para muchas bandas, lo divertido de las giras es poner a rodar sus nuevas canciones factura aunque siempre exista cierto temor a la reacción del público ante un nuevo trabajo. Una de las ventajas del mecenazgo es sentir el apoyo de ese público antes de empezar un proyecto, ¿esto se traduce en una mayor seguridad en el directo o no tiene nada que ver?

Nosotros hemos prescindido del mecenazgo. Lo hemos pagado todo nosotros. Más que el mecenazgo, lo que ayuda son plataformas de streaming como Spotify o la difusión previa por redes del disco completo. Llegas a una ciudad y ves que de repente hay gente que conoce tal canción y es porque han estado investigando antes en casa. Esa es la auténtica revolución de la autopromoción de la música en un país en el que la difusión de música rock en las radios y televisiones es residual, y casi inexistente si ya hablamos de nuevas bandas.

 -¿Por qué “303” y por qué autoproducido?

303 son los kilómetros que separan a la banda, pues Jose vive en València y el resto de la banda en Barcelona. Y eso nos ha marcado en el día a día y la creación del disco. Respecto a la autoproducción, hay que decir que hubo ofertas de algunos sellos discográficos interesados en el disco, pero que finalmente no fructificaron por su parte o la nuestra. Así que quedaba la vía de la autoproducción, que además al final nos ha venido bien, ya que al estar en constante evolución y con una nueva propuesta hemos podido hacer lo que teníamos en la cabeza y ser los únicos que tomaban las decisiones en todo momento. Hoy en día ¿quién no se autoproduce? Pocas bandas…ya somos todos autónomos del rock o “emprendedores” como se le llama ahora.

-¿Cómo vivisteis el reciente atentado en Barcelona, Manchester o París? ¿Cómo creéis que estos problemas podrían ser resueltos?

Vivimos el de Barcelona de pleno. Actuábamos al día siguiente en les Festes de Gràcia. El día del atentado estábamos en el centro de la ciudad media ahora antes de que ocurriera. Empezábamos a ensayar cuando nos enteramos. Paramos y nos pegamos a los móviles, hablando con amigos y familiares. Se cancelaron los conciertos, una decisión que apoyamos. Había que respetar a las víctimas, y facilitar la seguridad, pues esos conciertos llenan decenas de calles al mismo tiempo. Sobre la solución, atacar a la raíz de este desastre, y eso pasa por decisiones políticas, como acabar con la connivencia de algunos países con los terroristas, que como se ha informado en muchos casos acaba en la venta de armas. A eso hay que sumar un esfuerzo de los países occidentales por erradicar cualquier muestra de xenofobia o islamofobia. Como dijo la gente en Barcelona, “no tenemos miedo”. Y esas muestras de odio son solo una expresión terrible y equivocada del miedo.

Entrevista a Jolly Jumper. Nuevo disco 303.

 -¿Qué va a ocurrir el próximo 1 de octubre en Cataluña y cómo veis todo este tinglado político montado?

Ocurrirá que haya urnas o no saldrá gente a la calle, porque hay muchísima gente en Cataluña que querrá expresarse pacíficamente de alguna forma. Y ocurrirá que el día 2 el asunto seguirá candente. Sobre cómo lo vemos, decir que es un asunto político que se está resolviendo sin política. La inteligencia, la reflexión y el debate serio está brillando por su ausencia entre la clase política y entre  muchísimos ciudadanos que tiran de cuñadismo y no profundizan en una cuestión tan compleja. Y además se ve muy diferente desde Cataluña y desde el resto de Estado español. Nuestro deseo es que el pueblo catalán pueda votar de manera pacífica y democrática, ya que las urnas es la única vía para solucionar esta situación, ya sea para un lado o para el otro.

 -¿Qué tipo de música escucháis mientras estáis en la carretera dentro de la furgoneta de gira, alguna buena canción, disco, banda que últimamente os haya llamado la atención?

Decir una banda o disco es muy complicado. Escuchamos tanto banda clásicas como las de hoy, aunque podríamos decir que siempre nos gusta descubrir o volver a escuchar esos discos antiguos, hace poco volvimos a engancharnos con “All Things Must Pass” de George Harrison y también descubrimos el “D&B Together” de Delaney&Bonnie, una super banda con poco éxito mediático que contó con gente como Eric Clapton, Gregg Allman o el mismo Harrison. Dicen las malas lenguas que fue Clapton quien copió el formato para crear “Derek and the Dominos” y hacer un disco con hits como “Layla”. Discos actuales la verdad que nos motiva lo último de QOTSA y en general todo lo que hace Rival Sons, aunque en general nos gusta más lo antiguo que lo actual…

Invitamos a vuestros lectores a quitarse prejuicios y poner el disco a todo volumen. Si les gusta, decirles que en directo somos aún mucho mejores

 -¿Cómo es hoy en día el mundo de la música?

Es una pregunta muy jodida. Gracias a internet tenemos acceso a más música que nunca. De cualquier género y parte del mundo. Puedes escuchar el último disco mediocre de un dinosaurio y a la vez una genialidad de una banda desconocida de un pueblo recóndito. Es apasionante, pero a la vez supone que hay tanta oferta que es más difícil captar la atención como artista de la gente. A ello se suma que la industria juega cada vez más a la especulación y se sube a tendencias ridículas para acaparar los likes de los teenagers en instagram. Nunca se valoró tanto el envoltorio como ahora. Por lo que respecta a los conciertos, se han atomizado en festivales que ofrecen una experiencia más bien integral de cultura, mercado, gastronomía, viaje…y el público cada vez más opta por eso y por las bandas tributo. Así que montarte una banda hoy en día supone una carrera de fondo y muchas ganas. Y si haces rock ya ni te cuento, porque hoy se lleva el rap, el trap, el indie discotequero. El rock empieza a ser una cosa de románticos, con un target cada vez más acotado. Cuando mueran las grandes glorias ya veremos.

 ¿Cual fue vuestro peor o mejor concierto? ¿Alguna anécdota en directo. Habéis tocado para menos de 5 personas?

 La verdad es que siempre tenemos una actitud muy positiva aunque las condiciones sean nefastas en algunos conciertos, por desgracia algo habitual en este país. Seguramente en la etapa de presentación de “Girando el mundo” hubo algún concierto que ni con buena voluntad podemos hablar bien de él, ya sea por un equipo deficiente o por el trato pésimo del promotor, nunca por el público ya que hemos dado conciertos para menos de cinco personas y han sido mucho más gratificantes que algunos con buena asistencia. El mejor concierto de esa época podemos decir que fue la presentación en Barcelona y Murcia con “sold-out” y de la etapa actual nuestras actuaciones en Monkey Week fueron muy gratificantes ya que presentamos algunas de las canciones de “303” y notamos una buena respuesta del público.

 -¿Qué os parecen todos estos programas televisivos a buscar talentos?

Una gran mentira. Un circo amañado.

 – Da igual si ha sido a las 7 de la mañana o a las 4 de la tarde, pero… ¿Cuál ha sido la primera canción que habéis tarareado o silbado hoy?

Jose, “Space Oddity” de Bowie. Tarra, “Anyhow” de Tedeschi Trucks Band. Miki, “Stuck in the middle with you” de Stealers Wheel.

La auténtica revolución en España es la auto promoción de la música en un país en el que la difusión de música rock en las radios y televisiones es residual, y casi inexistente si ya hablamos de nuevas bandas

 -¿Cuál creéis que es el elemento que describe la música de Jolly Jumper, o podríais definirla?

Riffs potentes sobre una base de blues con una pizca de mala leche y mucha melodía.

 -¿Cómo vais a planificar vuestra próxima gira?

En ello andamos, cuadrando la agenda. La idea es presentarlo en todas las ciudades de España que podamos.

 -Para finalizar, ¿Hay algo que os gustaría decir y que no os hayamos preguntado?, ¿os gustaría enviarle un mensaje a los lectores de Dirty Rock para animarlos a ver uno de los conciertos de Jolly Jumper?

Invitamos a vuestros lectores a quitarse prejuicios y poner el disco a todo volumen. Si les gusta, decirles que en directo somos aún mucho mejores.

Próximos conciertos de Jolly Jumper (más por confirmar):

  • 20 octubre en Valencia, Sala Peter Rock
  • Barcelona, pendiente de fecha y lugar en octubre

 

More from Carlos Pérez Báez

Gira de Willie Nile en mayo para presentar su disco homenaje a Bob Dylan

Gira de Willie Nile en mayo para presentar su disco homenaje a...
Leer Más