Eclipse nos lleva al rock angelino de los años ochenta

ECLIPSE nos lleva al rock angelino de los años ochenta. Lo que no tiene lugar a dudas es que el fenómeno ECLIPSE ha crecido y ya son una banda con identidad propia y que ha encontrado su senda para crecer hasta dónde quiera. Se ha quitado la carga de ser una banda que parecía tener la pretensión de emular a aquellas enorme que crecieron alrededor del rock y el hard rock a principios de los ochenta.

Por este motivo y por la gran aceptación que dejaron en el rockfest del año pasado en Barcelona, los suecos regresan a la ciudad condal esta vez encabezando un cartel por méritos propios. Para acompañar a los suecos, los encargados de abrir el espectáculo fueron los también hard rockers BIGFOOT.

Lo que más me sorprendió de los ingleses era su soltura encima del escenario. Su propuesta de hard rock de manual, fresco y directo gustó. Con largos guitarreos y una voz clara y potente la que atesora Antony Ellis. A parte de su voz, gran incitador y capaz de meter a los presentes dentro de su espectáculo incluso siendo unos desconocidos.

Grandes cambios de ritmo, movimientos de quererse y dejarse querer fueron la tónica de su actuación. Un grupo descarado que no desaprovecharon la oportunidad de ganar enteros y dar a conocer su propuesta a los presentes, que casi llenaban los tres cuartos de sala. El setlist elegido me gustó por lo pegadizo de sus temas. Estribillos largos, riffs como la que abrió y cerró la velada, “Tell me a Lie” y “The Fear” respectivamente. También a destacar “Run” de su álbum “Stone Soldiers” con ese comienzo rasgado y rápido.

Setlist
Tell Me A Lie.
Run
Uninvited
Freak Show.
Forever Alone.
Bitch Killer.
Blame It On The Dog.
The Fear.

Turno para ECLIPSE y la sala con una buena entrada. En total hubo unos 500 presentes lo que no me parece mal número para ser domingo y vuelta de puente. Y es que el Sr. Martensson y los suyos tienen mucha acogida y aceptación en Barcelona.

Arrancaron el show a las 21:00 con velocidad de “Vertigo” que así se llama el primer tema que interpretaron que también abre el trabajo que presentaban. “Monumentum” es el nombre de su nuevo álbum lanzado este mismo año. Sin duda salieron con ganas, con hambre de éxito y con sed de victoria y una actitud de ese calibre ejecutada con mágica maestría y coordinación no puede dar un fallido resultado.

Siguieron con “Bleed And Screem” y “The Storm” y sí, al tercer tema la gente ya coreaba el estribillo con ese ritmo como base y “this is an emergency screaming for help I feel im falling this is an emergency somewhere in the distance see you callin” resonando en la mediana de razzmatazz… Y primera muestra del gran hacer de Magnus Henriksson a las seis cuerdas.

Primer speech del frontman donde nos quería invitar a su fiesta haciéndonos creer que era sábado noche, porque de esa forma encararon el concierto, como una fiesta. Y con esta premisa sonaron sus temazos, porque esta banda cuenta sus temas como éxitos.
Como muestra “Wake Me Up”, la que puso la sala patas arriba, “Jaded” o la enorme balada sacada del doctorado de baladas “Hurt” también de su último lanzamiento, donde comenzó Erik solo y poco a poco fueron incorporándose el resto con su música.

Antes del enorme solo de batería, “To Mend A Broken Heart” la que respira el auténtico sonido ECLIPSE según palabras del propio cantante. Carmina Burana de fondo y Philip Crusner con las maderas en sus manos reinterpretando la ópera con maestría y el efecto rever exagerado para dar envergadura a su momento.

Seguro que inspirado en grandes bateristas como Mike Terrana o Bill Bruford ya que atesora la destreza de un músico clásico y la energía de un gran rockero. Siempre en contacto con el público, mostrando las baquetas o haciéndolas bailar entre sus dedos. ¡Lo que les faltaba a ECLIPSE para ser más enormes!

Momento de convertir el concierto en un juego de guitarras, acústica vs eléctrica, Erik vs Magnuss. Una colección de éxitos, un medley entre “Live Like I’m Dying”, “Wide Open” y “Caught in the Rush” donde Magnus nos deleitó, se regaló y hasta se podría decir que nos vaciló demostrando lo que se puede llegar a hacer con la guitarra. A medida que interpretaba el solo, se crecía hasta hacer empequeñecer la sala con esta gigantesca interpretación.

“The Downfall Of Eden” y “Black Rain” hicieron volver al resto de los integrantes que estuvieron ausentes en el pasaje guitarrero anterior y fue uno de los momentos álgidos de la noche a juzgar por los cánticos, coreos, bailes y saltos del público. Llegó el momento instrumental de la velada y es aquí donde se justifica el atender a un concierto. Estos puntos donde los guiones marcado por los discos desaparecen, los músicos conectan y se enchufan y aparecen esos largos y sorprendentes solos que arranca aplausos y vítores.

En este punto mi reflexión es que ésta relativamente joven banda, jugando a en el patio de los mayores con juguetes pensados para mayores no tiene límite de crecimiento dado que cada integrante es un maestro en su rol. Una voz envidiable, una guitarra afilada, un baterista desbocado y certero y un bajista preciso.

Momento para encarar la despedida donde nos regalaría cinco cortes que formarán parte de su top de canciones por mucho que pasen los años. Se trata de “Blood Enemies” y “Stand On Your Feet” que usaron para la falsa despedida, donde ni por nada queríamos que aquello finalizase.

Volvieron a las tablas para “I Don´t Wanna Say I´m Sorry” , “Never Look Back” y “Runaways” tres auténticos trallazos que elevó el concierto a un nivel superior. Supongo que nadie se marchó descontento e insatisfecho después del soberbio concierto. El público por haber asistido a una clase magistral de hard rock melódico que recuerda a aquellos años 80 cuando Skid Row, Pretty Maids y contemporáneos empezaban sus andadas y regalaban estos fresco y emotivos sonidos. Tampoco descontentos deberían haberse ido los artistas ya que recibieron todo el calor y agradecimiento del público. Tanto fue así que nos invitaron a la zona de «merch» para hacerse fotos, firmar y luego seguir la fiesta en los bares de los alrededores.

Setlist
Vertigo.
Bleed And Scream.
The Storm.
Wake Me Up
Jaded.
Hurt.
To Mend A Broken Heart.
Solo de Batería.
SOS.
Live Like I’m Dying
Battlegrounds
Wide Open.
The Downfall Of Eden.
Black Rain
Instrumental.
Blood Enemies.
Stand On Your Feet.

I Don´t Wanna Say I´m Sorry.
Never Look Back.
Runaways.

Etiquetas de la historia
, ,
More from Miguel Raga Terol Leer Más