Gorillaz en vivo es Simplemente Espectacular

Va a sonar muy presuntuoso pero nunca vas a entender un concierto de Gorillaz hasta que lo hayas vivido.

Cuando el último disco de Gorillaz cayó en mis manos no entendí nada. Siete años esperando y ¿qué diablos era aquello? Gorillaz»Humanz»

Una noche se me ocurrió prometerle a mi hijo que le llevaría a ver el concierto que él quisiese. Para mi sorpresa contestó,totalmente convencido y como un resorte «pues yo, quiero ver a Gorillaz«. Y ahora ya lo entiendo todo, vaya bolazo.

Hay varios flashes que me vienen a la mente de la noche en que ofrecieron el show en el O2 Arena -este lunes 4 de Diciembre del 2017- que resumen a la perfección la propuesta única de Gorillaz.

Uno de ellos cuando vemos a Damon Albarn, con un keytar al cuello, y se va al fondo junto a su banda. En ese momento cede el protagonismo a un desconocido Peven Everett que canturrea, a ritmo de funk, “Strobelite”. Cuando la canción termina, emerge de nuevo hacia adelante desde la sombra con una sonrisa burlona en su rostro y los brazos en alto. Dicen que los buenos entrenadores son los que saben elegir bien a sus jugadores y sacar lo mejor de ellos.

gorillaz1

Damon es un maestro de ceremonias acojonante. El líder de Blur ha crecido y ha hecho de su proyecto paralelo algo incluso más grande. Las animaciones de Jamie Hewlett ya han perdido su protagonismo Son secundarias. Y Gorillaz ha llegado mucho más lejos de lo que todos imaginábamos. El ingenio y la creatividad musical de Albarn se han hecho inmensos.

Pero claro, hay cosas que no se pueden contar, que si no las sientes no puedes entenderlas. Es como cuando te pones al borde del Gran Cañón y quieres reflejar o plasmar lo que ves o sientes en una fotografía y no puedes conseguirlo. Gorillaz en directo, es otra cosa.

En “Hong Kong” se escucha lo que yo pensaba que era un sitar indio, y resulta que es un instrumento chino llamado Guzheng, sonó preciosa.

Aluciné cuando salen al escenario los “Hypnotic Brass Ensemble” una banda de jazz de Chicago, al estilo New Orleans, con trompetas y trombones, en “Sweepstakes” y “Broken”.

Otro momento -y es que es una de mis preferidas- es “On Melancholy Hill”.  La canción más dulce de Gorillaz, donde Damon logra lo que nunca pensé que podría, superar aquel “To the end” de Blur que bañó emocionalmente mi adolescencia. De hecho, me compré una bola de esas de discoteca y la instalé en mi casa sólo para escuchar una vez esa canción. Son el triunfo de la sencillez, una simplicidad pop apabullante que a mí me emociona como pocas cosas.

gorillaz5

Me llega otro flashback del concierto y recuerdo en el escenario a el Blur Graham Coxon y al Oasis Noel Gallagher (¡si se entera Liam!), ejecutando una enérgica “We got the power”.

«We got the power to be ringing the great bell out there above us, We got the power for that, We got the power to do that» Me giro y le digo a mi hijo que esto es histórico.

Recuerdo también a De la Soul acompañando en “Feel Good Inc” y las formidables réplicas de Damon en este tema. O a la telonera Little Simz gritar en “Garage Palace”. O a Mos Def en “Sweepstakes”. Y es que los invitados en este show de Londres lograron una jornada épica.

Albarn concibió el álbum en un escenario apocalíptico regido por Donald Trump. Y el álbum no cubrió mis expectativas. Quizá todo quede muy caótico o desequilibrado. Pero el show en vivo, esto ya es otro cantar, palabras mayores. Cuando el rapero de Long Beach, Vince Staples, se puso a ejecutar “Ascensión” !madre mía! Se cae el O2 Arena. Aquello es un bombardeo desenfrenado y Damon, otra vez sale desde la sombra sonriendo, ¡macho la que has liado!.

Gorillaz (We Got the Power) ft Noel Gallagher, Graham Coxon and Jeff Wootton perform at the O2 Arena London on 4 Dec. 2017. Photo by Mark Allan

Gorillaz es más grande que Blur. Su repertorio es más amplio, embriagador y contundente, y yo no me había dado cuenta de ello. Pero claro no era fácil para mí, que crecí con los primeros.

Damon está muy al tanto de la evolución de la música. Y ha saltado del Brit Pop a una música indefinible pero eminentemente moderna. Y por primera vez en mucho tiempo me rodeo en un concierto de gente de todas las edades, y no como siempre rodeado de puretas.

El show es una puta fiesta

-“¿Hay alguien por ahí?” gritaba, y desde el minuto uno, manejó a la audiencia entre el asombro y el éxtasis. Ejecutó 30 temas en dos horas. Su álbum “Demon Days” casi en su totalidad 9 temas, 8 del nuevo ”Humanz”, 5 de su álbum debut “Gorillaz”, y 6 del “Plastic Days”.

Es una puta pasada “Tomorrow comes today” o “Clint Eastwood” en vivo. “Stylo” o “Kids with guns” una delicia.

“Charger” donde una Pauline Black se presenta a lo Grace Jones, y su dance arrogante nos ofrece una voz maravillosa. CHA CHA CHA.

Pop, rock, RnB, hip hop, una fiesta de baile y sensaciones.

gorillaz4

Damon está feliz, sudado, exhausto y yo le doy las gracias.

Y también a mi hijo. Para llegar he pasado frío, pero tengo la sensación de haber sido testigo de algo verdaderamente extraordinario. El ecléctico Damon Albarn nunca será más para mí el cantante de Blur. Creador de uno de mis himnos ”Song 2” y sube varias posiciones en mi escalafón musical personal.

P.D. Ruego desde aquí a los organizadores de festivales y eventos en mi país, que desde la humildad pidan consejo y ayuda a los vecinos británicos de cómo se organiza un evento de estas características a todos los niveles. Porque estamos en otra división, y cuando uno se topa con un organigrama tan cuidado y perfecto, sale maravillado.

gorillaz2

 

 

 

Escrito por
More from José Fradejas

Cementerio Indie es lo nuevo de Airbag

Este disco es un cañón efervescente muy recomendable.
Leer Más